La misma que se refleja en la administración de Enrique Peñalosa  quien busca depurar todas las alcaldías locales como si ese fuera el problema.

Dicha crisis comenzó desde el año pasado, luego de que la Personería revelara una serie de irregularidades en los procesos de contratación de las alcaldías locales e hizo pública la indagación preliminar hacia algunos funcionarios.

El Edil señala que se puede tratar también de una estrategia para que se nombren alcaldes encargados el resto del periodo administrativo y así quitarle competencia a las localidades.

Además, aclara que lo más importante es mejorar la gestión local y resalta que Peñalosa también debe responder ya que los alcaldes locales  fueron nombrados por él.