Columnistas

Por Hugo Castillo Mesino

ÁGORA RAZÓN

El fenómeno de la corrupción se ha venido acentuando en muchos países del orbe. Destacándose Colombia como uno de los países de mayor corrupción en América Latina, siendo superado solo por Haití y Guatemala, según la calificación del Índice de Percepción de la Corrupción de la ONG Transparencia Internacional, divulgado en enero de este año. Situación extrema que preocupa a todos los nacionales y evidencia que la expresión de Miguel Nule, preso por corrupción en el conocido “Carrusel de la contratación” en Bogotá, que “la corrupción es un patrimonio nacional” se está convirtiendo en una realidad que desestabiliza el funcionamiento de las instituciones y la cacareada “democracia”. Si queda alguna duda es interesante consultar en los estrados judiciales y la prensa hablada y escrita el prontuario cotidiano del desborde de este delito. Fenómeno generalizado más allá de la frontera, pero que hoy salta a primer plano de atención a raíz del escándalo de sobornos de la firma brasilera Odebrecht no sólo en materia de contratación de obras de infraestructura sino también de financiamiento a campañas electorales a la Presidencia de la República. Y pensar que este suceso es solo el encendido de un ventilador más arrasador.

Leer más...

Por: Héctor Abad Faciolince

Con el oro podría escribirse uno de los capítulos más alucinantes de la interminable historia de la estupidez humana. Básicamente, el oro es un metal inútil. Resistente, brillante, sin duda, pero salvo una corona en las muelas, algunas cantidades mínimas en microcircuitos, y joyas que en realidad solo tienen la función de hacer alarde de riqueza, el oro no sirve para ningún otro fin que para ser atesorado en las cavas gigantescas de los bancos centrales del mundo. Si fuera útil de verdad, lo sacarían de allí y lo usarían en algo, pero pasa la vida guardado en lingotes apilados que duermen protegidos en bóvedas blindadas, secretas, custodiadas. Su valor no es real, sino simbólico.

Leer más...

Por Jose Arlex Arias

TRIBUNA LIBRE DE OPNIÓN

El informe general del Centro Nacional de Memoria Histórica: “¡Basta ya! Colombia: memorias de guerra y dignidad”, indica que: “al 31 de marzo del 2013… es posible afirmar que el conflicto armado colombiano ha provocado aproximadamente 220.000 muertos…, 25.007 desaparecidos…, 1.754 víctimas de violencia sexual…, 6.421 niños y adolescentes reclutados por grupos armados… y 4.744.046 personas desplazadas... En los asesinatos selectivos documentados entre 1981 y 2012, 16.346 acciones de asesinato selectivo produjeron 23.161 víctimas... Con respecto a las desapariciones forzadas... de acuerdo con las denuncias de las organizaciones de derechos humanos y de familiares de desaparecidos, habría 5.016 casos documentados”. Este es un informe de un documento oficial que retrata la grave situación en la protección del principal derecho humano, que es la vida. Digamos que esto sucedió al amparo de un conflicto armado.

Leer más...

Por: José Roberto Acosta

Para quienes se quejan de que el sector público no crea empresas, se les tienen dos llamativos ejemplos: la Financiera de Desarrollo Nacional y un banco en Suiza de propiedad de Ecopetrol.

Sobre este último emprendimiento de Ecopetrol, resulta paradójico que, mientras su junta directa decide vender Propilco y los pozos pequeños de petróleo, dizque para concentrarse en su negocio grande, al mismo tiempo destine sus limitados recursos para constituir un banco en Suiza. Riesgosa actividad bien alejada de su visión estratégica.

Leer más...

Por: Eduardo Sarmiento

El debate sobre el metro se remonta a mediados del siglo XX y se congeló con el éxito aparente de Transmilenio, que se presentaba como una alternativa que cumplía las mismas funciones a un costo menor. La fórmula le abrió espacio a la solución de transporte superficial, pero no prosperó. El deterioro creciente de la movilidad de la ciudad revivió el tema en 2008. En ese entonces, la administración distrital y el Gobierno acordaron propiciar el estudio central y definitivo para iniciar la obra. El trabajo fue realizado por la firma Sener de España, con la revisión y asistencia de la Universidad de los Andes y la Universidad Nacional.

Leer más...

Por: Leonidas Gómez

Piedecuesta, la capital cultural de Santander, es cuna de Pablus Gallinazo, el más grande novelista, compositor y cantante del género Protesta cuya vigencia después de casi 50 años lo ha convertido en una auténtica leyenda en vida.Lo bautizaron Gonzalo Navas Cadena, pero tan pronto tomó las riendas de su destino adoptó el nombre Pablus Gallinazo como estigmas de rebeldía contra el establecimiento.

Leer más...

Por Antonio Caballero

Para rescatar lo único presentable de su gobierno, que es la paz, a santos no le queda mucho tiempo. Esa sigue siendo su gran apuesta histórica. Si no la termina él no la va a terminar nadie.

El problema del presidente Juan Manuel Santos no es el de sus culpabilidades administrativas o inclusive penales en el asunto de las elecciones, que o bien no existen o bien han prescrito o bien no serán reconocidas por su juez natural, que es un Congreso dominado por él, amaestrado por su mermelada y compuesto

Leer más...

Por Daniel Coronell

El sistema de ingreso y registro de visitantes de la casa de nariño contiene información pública a la que puede acceder cualquier ciudadano. Varias veces he ejercido ese derecho para investigaciones periodísticas y he recibido la información completa. Pero esta vez no fue así.

Existen registros de 39 visitas de Roberto Prieto a la Casa de Nariño desde que Juan Manuel Santos es Presidente de la República. Los libros de seguridad de la sede presidencial –habitualmente bien llevados- dejan ver que existen considerables vacíos de información en las anotaciones sobre las reuniones del señor Prieto con altos funcionarios de Palacio. Algunas veces el registro no señala a que oficina se dirigió, o no deja constancia de la hora de salida, como si el señor Prieto hubiera llegado pero no hubiera salido nunca.

Leer más...

Por: Jaime Dussán 

Nota de entendimiento

Marzo 23 de 2017

Nunca antes como ahora los supuestos dirigentes  políticos  tradicionales , gobernantes y directivos de grupos y empresas económicas ya conocidas y denunciadas , habían generado tanto desprecio y rabia a la mayoría de los ciudadanos que los consideran corruptos, ampones, miserables, atrabiliarios y dictadores que en nombre de las supuestas mayorías se han encargado de destruir el país y sus gentes, haciendo uso indebido de la carta política, las leyes, los tratados, contratos y normas que las violan y las acomodan en favor de sus mezquinos intereses, enriqueciendo sus arcas ilícitamente y violando los elementales derecho  de las gentes de bien y provocando todo tipo de guerras, violencia  y artimañas propia de clases dominantes arrodillada al imperio que además es dictatorial y miserable contra la ciudadanía decente de la patria, que es mayoría. 

Leer más...

Subcategorías