Eduardo Sarmiento

Por Eduardo Sarmiento Palacio  

En el debate público de Bogotá aparece una ciudad antes y después de Mockus y Peñalosa. Se dice que luego del 2003 la ciudad decayó en todos los aspectos. Infortunadamente, el análisis de las dos ciudades no se ha realizado objetivamente y se ha caído en los señalamientos personales.

En el debate público de Bogotá aparece una ciudad antes y después de Mockus y Peñalosa. Se dice que luego del 2003 la ciudad decayó en todos los aspectos. Infortunadamente, el análisis de las dos ciudades no se ha realizado objetivamente y se ha caído en los señalamientos personales.

Leer más...

Por Eduardo Sarmiento Palacio  

En los últimos días han surgido rumores de diversa índole sobre las recomendaciones de la comisión tributaria y de su inclusión en una nueva reforma.

Las iniciativas giran en torno a la elevación del IVA, el aumento de las cotizaciones de la salud y la reducción de las pensiones. La tributación indirecta, la privatización de la salud y el traslado de las pensiones a los fondos privados constituyen las reformas neoliberales más radicales para fortalecer la estructura fiscal mediante estímulos al capital.

Leer más...

Por Eduardo Sarmiento Palacio  

El país no ha reaccionado ante la nueva realidad de la economía. Las prioridades nacionales siguen comprometidas en grandes inversiones petroleras y los proyectos viales. Por lo demás, las autoridades económicas insisten en la inflación objetivo, el tipo de cambio flotante, los TLC, y las privatizaciones. No se avizora la adopción de políticas que actúen en la raíz de la dolencia.

No se ha reconocido que el deterioro de la economía colombiana al igual que el de América Latina proviene de la aplicación de los principios del libre mercado en un país pleno en recursos naturales.

Leer más...

Por Eduardo Sarmiento Palacio  
 
El Gobierno y los centros de estudio afines se equivocaron reiteradamente en la evolución de la balanza de pagos. Sin ambages, proclamaban a viva voz que el país estaba blindado a las perturbaciones foráneas, en particular, sostenían que el enorme faltante y la revaluación eran la consecuencia de la confianza de los inversionistas en el desempeño de la economía. No advirtieron que el déficit en cuenta corriente provenía de la estructura económica que propicia exportaciones de mucha menor complejidad que las importaciones y se concentra en la minería que genera una alta factura de divisas, y hoy en día se denomina enfermedad holandesa.

Leer más...

Por Eduardo Sarmiento Palacio  

Las cifras de cuentas nacionales reveladas por el DANE dejan al descubierto una gran fragilidad. La economía carece de sectores que la impulsen, no genera empleos de calidad y carga con el fardo del cuantioso desbalance comercial. La explicación no está en el contexto internacional ni en las naciones vecinas, sino en la estructura económica conformada durante dos décadas.

El crecimiento económico viene descendiendo en forma sistemática. En un año pasó de una tendencia de 5% a otra de menos de 3%. No se trata de un fenómeno pasajero. El problema está más en la información desagregada que la global.

Leer más...

Por Eduardo Sarmiento Palacio  

Los resultados del Censo Agrícola confirman la fragilidad de los diagnósticos que sirvieron de base para los planes de desarrollo, la apertura del sector, las negociaciones comerciales y la asignación de recursos.

La información no es muy distinta a la que se conocía. De entrada se encuentra que el área cultivada es muy inferior a la disponible, el sector está descomedidamente concentrado, la productividad de las pequeñas explotaciones es mayor que la de las grandes y el área destinada a cultivos transitorios ha caído en forma acentuada.

Leer más...

Por Eduardo Sarmiento Palacio  

La semana pasada propuse intervenir el mercado cambiario para detener el desbordamiento del dólar.

La recomendación se encuentra ante el mito predominante en los círculos gubernamentales de que la devaluación reduce el déficit en cuenta corriente y recupera la actividad productiva.

Leer más...

Por Eduardo Sarmiento Palacio  

La desaceleración de la economía china ha creado una gran inestabilidad mundial.  No obstante que su evolución estaba anunciada y obedece a cambios estructurales que parecían conocerse, genera grandes sorpresas. La devaluación del yuan ocasionó una caída de las bolsas que se asemejan a los episodios que antecedieron la crisis de 2008.

La economía china opera dentro de un modelo similar al aplicado por Japón y los Tigres Asiáticos. En virtud de su elevada tasa de ahorro y el avance industrial, China logró orientar la producción hacia la exportación de bienes industriales y la producción de bienes de capital y materias primas complejas.

Leer más...