Eduardo Sarmiento

Por Eduardo Sarmiento Palacio  

La economía colombiana se ha visto asediada por un déficit en cuenta corriente que ha llegado a un valor crítico. Parte de la explicación está en los TLC que les dan menor acceso a las exportaciones colombianas que a las de los países socios.

En las teorías convencionales, ideadas por David Ricardo en el siglo XIX, se considera que cada país produce y exporta un bien. Los beneficios del comercio internacional están en adquirir en el exterior los productos de menor ventaja comparativa.

Leer más...

Por Eduardo Sarmiento Palacio  

Luego de las recomendaciones de la OCDE, el ministro de Hacienda reveló un nuevo estudio del BID sobre la reforma del sistema pensional.

Lamentablemente, las decisiones del país sobre este tema tan neurálgico provienen de los organismos internacionales que las presentan como consensos mundiales.

Leer más...

Por Eduardo Sarmiento Palacio  

La Cumbre de las Américas se realizó en un momento de estancamiento de América Latina. El desempeño de la región es inferior al de hace 50 años. Así lo ilustran las cifras del BID y la Cepal sobre la evolución de la región, que le hicieron una mala jugada al presidente del BID. En el discurso inaugural reveló que la región no había registrado ningún avance en la productividad en los últimos 20 años. Dicho en otros términos, los trabajadores no disponen de los medios que permitan aumentar la producción y obtener remuneraciones adecuadas.

Leer más...

Por Eduardo Sarmiento Palacio  

En los reportes mundiales América Latina aparece como la región de peor desempeño del globo. La economía colombiana encabeza la lista de los países más vulnerables por el abultado déficit en cuenta corriente de la balanza de pagos.

En varias oportunidades, señalé que América Latina, y en particular Colombia, está asediada por la enfermedad holandesa, que no es otra cosa que el fracaso del principio de la ventaja comparativa en países dotados de recursos naturales.

Leer más...

Por Eduardo Sarmiento Palacio  

El ministro de Hacienda presentó la venta del 58% de las acciones de Isagén como el intercambio de un activo que ya se realizó y se mantendrá en el país inmodificado por otro representado en las nuevas carreteras que de otra manera no se construirían.

La privatización le significa al país un regalo que, empleado de cualquier manera en la infraestructura, le significa una ganancia. La realidad es distinta. Si la empresa se vende a un inversionista extranjero, las utilidades se desplazarían al exterior y resultarían superiores a los beneficios generados por las carreteras.

Leer más...

Por Eduardo Sarmiento Palacio  

El DANE reveló cifras de pobreza y distribución del ingreso correspondiente a 2014. Como de costumbre, el informe revela reducciones notables de la pobreza, sin variaciones mayores del coeficiente de la distribución del ingreso de Gini, que se consolida en 0,54.

Asimismo, se presenta una reducción de la pobreza de 2 puntos porcentuales, que sería equivalente a un aumento del ingreso de 7% de las personas en los estratos más bajos. Esta cifra supera con creces el aumento del salario real, y desde luego del salario mínimo, y es menos de la mitad del incremento del ingreso per cápita.

Leer más...

Por Eduardo Sarmiento Palacio  

La economía, que crecía 6,4% en el primer trimestre de 2014, y tal como se predijo al principio de añoLa enorme diferencia entre el promedio de 4,6%, que ha sido resaltado en los medios de comunicación, y la cifra del cuarto trimestre dejan en evidencia el acelerado deterioro de la economía colombiana.

En el cuarto trimestre la minería descendió 3%, la industria bajó 0,3%, la agricultura creció 0,9% y la construcción 5%. Este balance deja al descubierto el fracaso del plan de desarrollo de las locomotoras.

Leer más...

Por Eduardo Sarmiento Palacio  

La economía ha entrado en un estado crítico. El tipo de cambio se devaluó 20% en dos meses, en enero las exportaciones cayeron 40%, en febrero la inflación regresó a índices mensuales de 1% y el desempleo de 10%, el salario real desciende y la producción industrial y las ventas del comercio se desploman.

Este panorama es la consecuencia de un déficit en cuenta corriente que se gestó durante 10 años, primero por la quintuplicación de las importaciones, y ahora por la caída del 50% de los precios del petróleo.

Leer más...