Polo Democrático Alternativo

Se abre pasó privatización de playa Tierrabomba en Cartagena

E-mail Imprimir PDF

Por José Arlex Arias Arias


Los colombianos tenemos una contradicción antagónica con el sistema económico que nos ha impuesto Estados Unidos a través de la banca y los organismos multilaterales. Ese modelo neoliberal, aplicable tanto a nivel nacional como territorial convirtió a las sociedades cartagenera y bolivarense en “conejillos de indias” en cuyo laboratorio estrenaron todas las fórmulas que llevaron a enriquecer a pequeños y selectos grupos, convertidos en potentados económicos, en detrimento de las mayorías y del patrimonio público. 


Esos dirigentes: entregaron Puertos de Colombia; privatizaron el astillero Conastil; adjudicaron Alcalis, emblema de la explotación de sal; a palo molieron a los trabajadores para concesionar a los españoles las Empresas Públicas Distritales, cuyas ganancias van a Aguas de Barcelona, que lleva ¡12 años! tratando de construir un Emisario Submarino; privatizaron el servicio de energía a través de Electrocosta, hoy Electricaribe; cerraron los hospitales: Universitario, San Pablo, Clínica de Leones y varios en otros municipios para entregarlos en concesión; cedieron la industria licorera de Bolívar. Como si esto fuera poco, Cartagena fue la primera que permitió la instalación de cinco peajes urbanos para estructurar un negocio llamado “Corredor de Acceso Rápido”, maquillaje a unas vías convertidas en el “Corredor de la Muerte”. Por último concesionan los megacolegios y finiquitan el negocio que les armaron a unos cuantos amigos alrededor del famoso Transcaribe, que lleva ¡seis años! en construcción.


Metieron el cuento que el sector privado es más eficiente y menos corrupto que el público, como si para que exista un corrupto público no se necesitara de un corrupto privado; estos dirigentes no observan el ejemplo de los antioqueños, que no permitieron privatizar a EPM, que hoy presta servicios de agua, luz, teléfono, gas, internet, televisión, etc., y cuyas utilidades anuales cercanas a un billón de pesos van a parar a la población. Mientras tanto Cartagena y Bolívar al quedarse sin ingresos recurren a vender el resto del patrimonio; ahí tiene origen la propuesta del Plan de Desarrollo Distrital de enajenar a Tierrabomba en $500 mil millones y el proyecto de acuerdo que discute el Concejo Distrital con el eufemístico objetivo “Por medio del cual se reglamentan las actividades…, que podrán adelantarse en las franjas de playas,  ubicadas en el Distrito de Cartagena…”


Al analizar la exposición de motivos de la alcaldesa Judith Pinedo, en consonancia con el proyecto, encontramos que su filosofía, justificada en una reorganización que todos compartimos, es más con el objetivo de entregarlas en concesión o privatizarlas que cualquier otra cosa. Dicen los documentos que una “licencia de  ocupación del espacio público para la localización de equipamiento es la autorización para ocupar una zona de cesión pública o de uso público con edificaciones destinadas al equipamiento comunal público”. Agrega que “los municipios y distritos determinarán el máximo porcentaje de las áreas públicas que pueden ser ocupadas con equipamientos. En ese mismo sentido el sector privado también puede tramitar licencias de intervención del espacio público y de ocupación temporal de playas marítimas y terrenos de bajamar, sin perjuicio de las concesiones, permisos o autorizaciones cuyo otorgamiento le corresponda a la Dirección General Marítima –Dimar– o al Instituto Nacional de Concesiones –INCO-; …en materia de Playas corresponden al Alcalde Mayor o su delegado: Otorgar los permisos para la ocupación de playas, con fines  turísticos, culturales  y  artísticos  o  recreativos…el aprovechamiento del  bien de uso público, en este caso de las playas marítimas, esto es la facultad de otorgar concesiones, las cuales deben sujetarse al Plan de Ordenamiento Territorial”. ¡Esa es la verdadera intención del proyecto de la alcaldesa!


Jamás se podría estar en desacuerdo con el orden y la organización en nuestras playas, pero no debemos olvidar que el gran anhelo de los operadores turísticos es tener “nuestra playa”, de hecho algunos se las apropiaron y no permiten el tránsito de nadie por ellas, mientras tanto, con el cantautor Emilio José, a quien le rapté el titulo de este escrito “La playa está dormida y en su silencio”, pregunto: ¿dónde se encuentran las fuerzas vivas de la ciudad para defender este patrimonio nacional? 



La Verdad, Cartagena, 28 de marzo de 2011


 

Suscripción Polonoticias




En profundidad

El derecho a la ciudad y la revolución urbana anti-capitalista, según David Harvey

El derecho a la ciudad y la revolución urbana anti-capitalista, según David Harvey

Por Lina Magalhães / Democracia Socialista   Entrevista con el geógrafo y teórico social inglés David Harvey en la ciudad de Quito, ciudad a la que está vinculado como catedrático visitante y directivo del Centro de Derecho al Territorio (Cenedet) del Instituto de Altos Estudios Nacionales del Ecuador (IAEN). Lina Magalhães: ¿Para usted, cuál es el elemento central del concepto Derecho a la Ciudad? David Harvey: Es el derecho de hacer la ciudad de la manera que queremos/deseamos. El no tener alrededor

Leer más
Ciudad, urbanismo y clases sociales, en la óptica del urbanista catalán Jordi Borja

Ciudad, urbanismo y clases sociales, en la óptica del urbanista catalán Jordi Borja

En la década de los 80 se inició la “contrarreforma” conservadora. Progresivamente se devaluaron las Humanidades, se fragmentaron las disciplinas académicas, se caricaturizaron los métodos y técnicas de las “ciencias duras”, se controlaron las tesis y los proyectos de investigación, se compraron a las autoridades académicas, se crearon sistemas de censura como las revistas indexadas. La universidad como fuente de progreso humano se redujo a mínimos. Descargar archivo PDF del ensayo de Jordi Borja

Leer más
Desafíos de la nueva arquitectura financiera en América del Sur

Desafíos de la nueva arquitectura financiera en América del Sur

Por Bojikian Calixtre y Silva Barros   El Banco del Sur es la herramienta principal con que cuenta la Unasur para disminuir las asimetrías y aumentar la densidad económica de la región. El rol de Brasil y las políticas necesarias para una inserción no subordinada de América del Sur en el escenario internacional. La intención de construir una nueva arquitectura financiera regional en América del sur, en el marco de la Unión de Naciones Suramericanas, Unasur, cobró impulso después de la crisis que comenzó en 2008 y ha recibido el firme apoyo de los gobiernos y la población

Leer más
La lógica turbulenta del capital

La lógica turbulenta del capital

Esteban Mercatante / Revista Ideas de Izquierda   En el principio, fue la crisis. Allí inicia Diecisiete contradicciones y el fin del capitalismo1, de David Harvey. Su premisa es que el capitalismo no sobrevivirá tal como era –si es que lo hace– después de las ondas expansivas que sigue produciendo la quiebra de Lehman Brothers en 2008. En el curso de las crisis, “las inestabilidades del capitalismo son confrontadas, rediseñadas y reconfiguradas para crear una nueva versión de lo que hace al capitalismo”. Las crisis también alteran de forma profunda las ideas, instituciones y relaciones entre clases. Lo peculiar de la crisis

Leer más

Insumos para el debate

¿Estrés petrolero en Colombia?
Crisis e imperialismo
Thomas Piketty y las desigualdades socio-económicas
La paz es el camino
Los medios de comunicación y las guerras imperiales


Usted está en: Inicio Nacional Se abre pasó privatización de playa Tierrabomba en Cartagena