El presidente en ejercicio de Bolivia, Álvaro García Linera, insistió en la importancia de las empresas públicas para el crecimiento económico y social del país.

La existencia de empresas públicas son un elemento clave de la economía boliviana, junto con el mercado interno, redistribución de la riqueza y el proceso de industrialización de las materias primas, dijo García Linera antes de considerar al modelo de exitoso y sin contraparte.

Bolivia en plena crisis internacional mantiene un crecimiento de cinco por ciento, algo excepcional, pese a la caída de los precios del petróleo, la soya y los minerales, subrayó y precisó que de tener la nación una salida al océano Pacífico aumentaría la tasa de 6,5 a siete por ciento, similar al de las naciones asiáticas.

Las empresas públicas no asfixian a la economía boliviana, permiten el desarrollo y potencian la actividad privada, la pequeña producción agrícola y la empresarial, pero concentra en el estado los ejes clave como hidrocarburos, energía eléctrica, el litio y parte de los beneficios mineros estratégicos.

Con el fin de generar recursos económicos para industrializar el país, acabar con la pobreza y potenciar los sectores más vulnerables, y puso de ejemplo a las estatales Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos, Empresa Nacional de Telecomunicaciones, Boliviana de Aviación, Empresa Nacional de Electricidad o las mineras Colquiri y Vinto.

El vicemandatario emitió esas declaraciones durante la toma de posesión de la exministra Verónica Ramos como directora de la Oficina Técnica para el Fortalecimiento de la Empresa Pública.

Según García Linera, esa institución tiene la labor de hacer un seguimiento detallado del funcionamiento de las firmas públicas y para ello pidió a los gerentes y titulares de los diferentes ministerios que colaboren con inmediatez.

‘El trabajo de esta instancia pasa también por velar que el trabajo de las estatales se ejecute bajo los principios de transparencia, eficiencia, rentabilidad y buen trato, servicio, a la gente’, subrayó.

Por su parte, Ramos precisó que la entidad permitirá obtener una visión diferente y otorgará los elementos necesarios para fortalecer, garantizar su rentabilidad y desarrollar el desempeño de cada una.

Ramos desempeñó hasta el pasado 22 de enero las funciones de Ministra de Desarrollo Productivo y Economía Plural.