-La Comisión Interamericana de Derechos Humanos debe conocer que pese a las medidas cautelares que ellos emitieron para el pueblo Wayúu, el año pasado se incrementaron en un 137,8% las muertes por desnutrición en La Guajira.

Por: Oficina de Prensa, Senador Alexander López

El presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Senado, Alexander López Maya, viajo a Washington, para denunciar ante el Congreso, Organizaciones de Derechos Humanos y los medios de comunicación norteamericano, como el Gobierno Colombiano ha incumplido las medidas cautelares emitidas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para proteger la vida y la integridad personal de los niños y niñas y de los adolescentes de las comunidades de Uribia, Manaure, Riohacha y Maicao del pueblo Wayúu del departamento de la Guajira y continua la muerte de los infantes por desnutrición en esa región de Colombia.

El senador Alexander López, la senadora Sofia Gaviria, la directora de la Oficina Jurídica de la Universidad Jorge Tadeo Lozano Carolina Sáchica y el abogado Javier Rojas Uriana representante legal de la Asociación Shipia Wayúu, estarán presentes mañana en el foro organizado por WOLA en la que se realizará proyección del documental del periodista Gonzalo Guillen "El río que se robaron". Documental que muestra la difícil situación de los Wayúu, la comunidad que ha perdido a más de 7.000 indígenas desde que el gobierno colombiano drenó el río Ranchería, la única fuente de agua potable de la comunidad. La comunidad vive por debajo de la línea de pobreza y lucha por sobrevivir en medio de la sequía y el hambre.

El presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Senado, Alexander López Maya aseguró que según el seguimiento que ha realizado la Asociación Shipia Wayúu, en la Guajira durante el año pasado aumentaron las muertes por desnutrición en un 137,8 % respecto al año 2015 y en cuanto a las cifras de 2014 el incremento fue del 83,3 %. Las cifras son evidentes, el Gobierno Colombiano en cabeza del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar está dejando morir por desnutrición a los niños en La Guajira.

El senador López Maya dijo “De acuerdo con las cifras entregadas por el Instituto Nacional de Salud diariamente entre 27 y 28 niños acuden a los centros médicos colombianos por presentar desnutrición aguda y el caso más preocupante lo registra La Guajira, que en los primeros días del mes de marzo de 2.017, lleva 185 menores de cinco años, con desnutrición aguda”.

“Como si la situación no fuera critica, el ICBF en lugar de incrementar los recursos para el programa de Cobertura de la Estrategia de Recuperación Nutricional los ha disminuido, de 278 mil 276 millones invertidos en el año 2014, la cifra se redujo en el 2.015 a 122 mil millones 476 pesos y el año pasado la inversión bajo a 81 mil  41 millones de peso, esta situación critica que vive el pueblo Wayúu no la podemos ocultar es necesario que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos conozca la realidad y nos ayude a resolver esta crisis humanitaria que se vive en la Guajira”, dijo el senador Alexander López Maya. 

El presidente de la Comisión de Derechos Humanos, agregó que socializará en Washington el caso de la muerte de la indígena María Cristina Pushaina, quien murió en Riohacha el pasado 28 de febrero, pese a que en la Audiencia de la Comisión de Derechos Humanos del Senado realizada el 23 de febrero de este año en el Congreso de Colombia, presento ante los funcionarios del ICBF, el Ministerio Publico y órganos de control, la denuncia y queja del grave estado de salud de la mujer Wayuu de 28 años de edad y sus tres hijos menores, como consecuencia del avanzado estado de desnutrición.

 “La señora María Cristina Pushaina estuvo vinculada al Desarrollo Infantil en Medio Familiar, Programa oficial del ICBF para la protección de madres lactantes desde el 17 de febrero hasta el 25 de agosto de 2016 en calidad de beneficiaria lactante de dicho programa, al igual que su hijo Wilmer José Pushaina y fue retirada de este programa lo que finalmente desencadenó el ciclo de abandono y desprotección que la llevó a la muerte. Por eso presente denuncie penal contra la directora del ICBF, Cristina Plazas por su presunta grave responsabilidad en los hechos de la muerte de María Cristina Pushiana y las lesiones irreparables graves a la integridad física y moral del niño Wilmer José Pushaina”, dijo finalmente el presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Senado, Alexander López Maya.