Representante a la Cámara por Bogotá, del PDA, Alirio Uribe Muñoz, formuló queja disciplinaria en contra del Ministro de Defensa, para que sea investigado por la Procuraduría por sus expresiones en contra de líderes sociales y defensores de derechos humanos, efectuadas el pasado 14 de diciembre, en un medio de comunicación nacional.

Según manifestó el Representante, el Ministro de Defensa, presuntamente pudo incurrir en las prohibiciones contenidas en los numerales 1 y 23 del artículo 35 de la ley 734 de 2002  o código disciplinario único, así como en lo establecido por el artículo 2 de la directiva 002 de 2017 de la Procuraduría General de la Nación 

A su juicio, “Es muy preocupante que se afirme que la muerte de los defensores de derechos humanos, es producto de “líos de faldas”, estas declaraciones son muy desafortunadas porque desconocen la obligación del Estado, contenida, en la Declaración de los defensores de los derechos humanos, según la cual debe proteger a los defensores de derechos humanos frente a toda discriminación negativa de hecho o de derecho, así como la exhortación que la Procuraduría General de la Nación, en la directiva 002 de 2017 les hace a los servidores públicos para que, en cumplimiento de sus funciones, respeten las actividades de los defensores de derechos humanos”

Uribe Muñoz igualmente recordó en el marco de la queja disciplinaria, el incremento en los homicidios a defensores de derechos humanos, líderes y lideresas sociales, denunciados por prestigiosos centros de estudios e investigaciones, como el CERAC, INDEPAZ, Programa Somos defensores, así como los realizados por movimientos sociales y políticos como Marcha Patriótica o Cumbre Agraria e incluso agencias internacionales como OACNUDH, entre otros.

“Es importante destacar que, al mes de mayo del presente año, se han reportado aproximadamente 51 asesinatos de defensores de derechos humanos, cifra que ha ido en aumento, sin que, a la fecha, se hallan tomado medidas concretas de garantías de protección para los mismos”, manifestó el Representante a la Cámara. 

Finalmente agregó que “Estas expresiones irrespetuosas y descalificantes a los asesinatos de defensores de derechos humanos, líderes y líderezas sociales, no solo estigmatizan sino que ponen en riesgo las vidas de los que hoy se atreven a denunciar algún tipo de amenaza o vulneración”