Conecta con nosotros

Titulares

Clara López postulada candidata presidencial en el III Congreso Nacional del Polo Democrático Alternativo

La presidenta del Polo Democrático Alternativo, Clara López Obregón fue postulada candidata presidencial por el III Congreso Nacional de esta colectividad de izquierda, tras el anuncio hecho por el senador Jorge Enrique Robledo, en su discurso en desarrollo del acto de instalación de este evento político, en el sentido de que declina su aspiración a la jefatura del Estado.

“Me gustaría ser candidato presidencial del mejor partido de la Republica. Pero también esta Clara López Obregón,

Publicado

en

La presidenta del Polo Democrático Alternativo, Clara López Obregón fue postulada candidata presidencial por el III Congreso Nacional de esta colectividad de izquierda, tras el anuncio hecho por el senador Jorge Enrique Robledo, en su discurso en desarrollo del acto de instalación de este evento político, en el sentido de que declina su aspiración a la jefatura del Estado.

“Me gustaría ser candidato presidencial del mejor partido de la Republica. Pero también esta Clara López Obregón,

yo creo que Clara seria una excelente candidata y la mejor presidenta que ha tenido el país. Clara es baluarte de este partido”, afirmó Robledo.

Dijo, además, que él jugará el rol que le disponga el partido y anunció que respaldará con entusiasmo y energía la alternativa presidencial de López Obregón.

Ovación

Tras las palabras de Robledo, se sometió tal postulación al Congreso polista. El cual ovacionó a la dirigente política.

López Obregón agradeció muy emocionada, aceptando el nuevo reto político.

Respaldo de Carlos Gaviria

Por su parte, el exmagistrado Carlos Gaviria Díaz destacó las calidades humanas y profesionales de López Obregón y dijo que con esta candidatura presidencial el Polo Democrático va a llegar a buen puerto en las elecciones de 2014.

Gaviria Díaz llamó a rodear la nueva alternativa presidencial del Polo para garantizarle al país el cambio de rumbo con miras a lograr que en Colombia por fin haya verdadera democracia.

Saludo del Foro de Sao Paulo

Entre tanto, en representación del Foro de Sao Paulo, la organización continental que reúne a los partidos de izquierda, su secretario ejecutivo Valter Pomar dio un efusivo saludo a la militancia y dirigencia del Polo Democrático.

Pomar destacó los avances de la izquierda en América Latina y dijo que espera que el Polo se convierta en verdadera opción de poder en Colombia para revertir el modelo neoliberal y el apego a los dictámenes de Washington.

Hacia una gran confluencia nacional

Al llevar el uso de la palabra López Obregón en la instalación del III Congreso Nacional del Polo que deliberará hasta este sábado 10 de noviembre, no solo agradeció la confianza depositada en ella por la militancia y dirigencia polistas al proclamarla como candidata presidencial, sino que, además, hizo un análisis de la coyuntura nacional y esbozó los retos de este partido en el corto y mediano plazo para consolidarse con alternativa real de poder

El Congreso del Polo, dijo, “va a sentar las bases para superar la crisis, recuperar confianza y contribuir a proyectar las fuerzas políticas y sociales capaces de llegar al Gobierno y producir los cambios que requiere la sociedad colombiana.  Vamos a corregir nuestros errores, vamos a estrechar nuestras relaciones. Vamos construir la tolerancia y a convertir el respeto en herramienta aglutinadora. Vamos a superar las contradicciones estériles para forjar unidos el partido de los cambios revolucionarios”.

Agregó que en ese propósito se empeñara en “reunir una gran confluencia nacional, alrededor de una gran coalición democrática capaz de reconducir el desarrollo nacional por la senda de la soberanía nacional en todas sus expresiones: soberanía territorial, soberanía económica, soberanía política, soberanía militar y soberanía cultural”.

Se trata, explicó, de cambiar el modelo económico neoliberal que desde la década del 90 rige a Colombia con los resultados de inequidad social y exclusión de sobra conocidos

“Frente a esa crisis que es recurrente han salido las opiniones sesgadas de que puede ser superada dentro del mismo modelo y con los mismos remedios  que han fracasado una y otra vez: recorte del gasto público social, reducción de impuestos a los ricos, condescendencia con el mal manejo de los recursos de la salud  y liquidación del control financiero”, señaló López Obregón.

Esbozó las reformas inaplazables que requiere Colombia si quiere transitar por la senda democrática. Sostuvo que es prioritario comenzar por dar garantías a todos los sectores del espectro político por lo que es inaplazable la adopción del Estatuto de la Oposición que posibilite el acceso justo a los medios de comunicación. Igualmente, añadió, hay que garantizar las movilizaciones de la lucha social y  sindical, reversando la penalización de la protesta social. Dijo también que hay que hacer cumplir el mandato constitucional del sistema tributario progresivo que ha sido uno de los principales fracasos de la Constitución de 1991, al lado de la prioridad del gasto público social.

Se refirió al proyecto de reforma tributaria presentado por el gobierno del presidente Santos al Congreso y sostuvo que el mismo está lleno de “gabelas al capital” presentadas mediante “ciencia ficción de la equidad y el empleo”.

Calificó esta reforma tributaria de “engañosa” y explicó que “solamente pone a pagar a título de progresividad a la clase media que los escandaliza por devengar 4 o 6 millones de pesos mensuales, cuando los grandes ingresos por concepto de rentas del capital que ascienden a 400, a 4.000 o hasta 40 mil millones de pesos mensuales siguen excluidas del impuesto sobre la renta y tributan cero pesitos. Ese 1% que recibe el 20% del ingreso nacional, no paga impuestos”
Sobre el proceso de paz, López Obregón dijo que para el Polo este tema “siempre ha sido un propósito estratégico”.

“Para nosotros está claro que el logro de la paz no se satisface solamente con el silencio de los fusiles. Como también reza nuestro Ideario de Unidad, Nuestra principal política de paz serán las profundas reformas democráticas de las estructuras de exclusión social, política y económica que han originado y perpetuado el conflicto, acompañadas de “la superación y desmonte definitivo del paramilitarismo”, puntualizó la líder y flamante candidata presidencial del Polo Democrático Alternativo.

Texto del discurso

A continuación el texto completo del discurso pronunciado por López Obregón:

Nos reunimos hoy en nuestro Tercer Congreso, 750 delegados y delegadas elegidos popularmente, en consulta que superó una vez más los pronósticos derrotistas de nuestros contradictores, dentro y fuera del partido. Los 160.000 votos depositados en 1.067 municipios, en medio de la crisis que hemos vivido constituyen  una demostración de la resistencia de nuestra militancia y de la decisión inquebrantable de superarla. De eso se trata este Congreso. De darle un nuevo rumbo a nuestro Partido, de debatir nuestro futuro, de corregir nuestros errores y de constatar si hemos sido capaces de aprender a sortear nuestras dificultades; sin poner en peligro la supervivencia misma de nuestro proyecto político, que supera incluso los linderos propios de nuestra colectividad.

A superar la crisis partidaria

No hay mejor confesión que la propia conducta. A través de ella podemos seguir la genealogía, de los éxitos, de las importantes batallas libradas, de las dificultades y de momentos de  crisis del Polo en sus cortos siete años de existencia. Al Polo llegó gente convencida de que la sola unidad haría posible un triunfo fulminante. Otros, consumidos por veleidades inmediatistas y protagónicas, vinieron solamente por los honores y las curules. En el primer round, tiraron la toalla y se olvidaron que eran de izquierda, que habían sido elegidos por el Polo y asumieron sus cargos de elección popular como un botín personal, a espaldas de los superiores intereses del Partido. Algunos se envanecieron con los éxitos del Partido y los interpretaron como propios, olvidando que en la tarea revolucionaria priman las decisiones colectivas sobre las individuales. La indisciplina carcomió la fidelidad partidaria y la salida de predilección fue hacer tolda aparte convirtiendo los cargos en conquistas y privilegios personales. De esa inconsecuencia moral y política son muestra las experiencias vividas en Bogotá y Nariño y en no pocos casos de congresistas, diputados y concejales.

Nuestros enemigos jurados percibieron nuestras dificultades internas, trazaron planes para postrar nuestra organización y deshacerse de uno de los principales obstáculos que tienen para perpetuarse en el poder. Pero no pudieron. Este Congreso es la prueba de que el Polo Vive y aprende. Que no se equivoquen. Este Congreso va a sentar las bases para superar la crisis, recuperar confianza y contribuir a proyectar las fuerzas políticas y sociales capaces de llegar al Gobierno y producir los cambios que requiere la sociedad colombiana.  Vamos a corregir nuestros errores, vamos a estrechar nuestras relaciones. Vamos construir la tolerancia y a convertir el respeto en herramienta aglutinadora. Vamos a superar las contradicciones estériles para forjar unidos el partido de los cambios revolucionarios.

Partido que discute pero no de charlatanes

Tenemos la gran tarea de construir un partido que merezca la confianza del pueblo colombiano. Ya tenemos demostración palpable de eso. Jorge Enrique Robledo ha sido seleccionado como el mejor senador de la República en una encuesta entre 1.800 forjadores de opinión en Colombia. Iván Cepeda aparece en esa misma encuesta como el mejor Representante a la Cámara. Con todo, insisten en identificar al Polo con el escándalo alrededor de la Alcaldía de Bogotá, cuando, modestia aparte, en los seis meses que me correspondieron como alcaldesa, demostramos que un equipo del Polo, con el programa del Polo, si puede gobernar y gobernar bien. En ese empeño conseguimos algo muy caro para los polistas: derrotar la privatización de la ETB.

Y qué no decir del edificio moral que representa Carlos Gaviria, como paradigma de inteligencia, temperancia y rectitud del polista cabal. “Unidos somos más que uno” resuena todavía el lema de la candidatura presidencial más exitosa que haya tenido hasta ahora la izquierda colombiana. Nuestra bancada parlamentaria representa e interpreta los intereses del pueblo y la piedra en el zapato del régimen. Sus debates impiden que la unanimidad reine en Colombia y que los intereses populares se queden sin voz. Quiero  aprovechar para  rendir homenaje de reconocimiento a la única bancada del Congreso que votó negativamente la fallida y repudiada contrarreforma de la justicia en todas sus etapas

Quiero invitar a los y las polistas a reconocer la voz de Jorge Robledo en contra del monopolio extractivo de las telecomunicaciones y la voracidad de la locomotora minera, de Alexander López en defensa de mas madres comunitarias y las empresas de servicios públicos, de Wilson Arias contra la extranjerización de la tierra, de Alba Luz Pinilla a favor del derecho a no pasar hambre y del matrimonio gay, de Iván Cepeda por las víctimas y de Mauricio Ospina por el derecho fundamental a la salud; entre tantos debates que han llevado a Roy Barreras, Presidente del Senado que adquirió reciente notoriedad por haber propuesto la eliminación de la tutela en salud, a repartir milimétricamente la palabra en busca de acallar el valeroso y consecuente control político de la oposición.

También los invito a reconocer el trabajo de nuestros dirigentes regionales de Santander, en defensa del Páramo de Santurbán; del Huila frente a la Represa del Quimbo y de la Guajira que hoy celebra haber derrotado el desvío del Río Rancherías por parte del Cerrejón, entre tantos otros que lideran las luchas y movilizaciones sociales en defensa de  los derechos de las comunidades y sus territorios.

La oposición que hemos declarado no ha sido ideada para oponerse por oponerse. Existe para proponer, para explicar por qué no podemos aceptar tantas cosas que contrarían los intereses populares y nacionales, y cómo se pueden hacer de una manera distinta. No podemos olvidar que la oposición es la responsabilidad más grande en una democracia y como la única oposición en Colombia somos la única alternativa para un país que sigue sin respuestas a muchos de sus problemas.

Apoyo al proceso de paz

Coincide la realización de este Congreso con el panorama alentador del inicio de los diálogos entre el Gobierno y las FARC con el objetivo explícito de ponerle fin al conflicto armado colombiano. Como el único partido que consigna en su Ideario la tesis de que “la solución del conflicto armado interno en Colombia debe ser política y no militar,” hemos saludado y brindado nuestro apoyo a  la mesa de diálogo y buscamos promover la más amplia base social de apoyo para que avance y llegue a los acuerdos necesarios que permitan ponerle fin al enfrentamiento armado.

Bien sabemos que esos acuerdos, de pactarse,  no significarán la  solución de los problemas y las necesidades más acuciantes  del pueblo colombiano. Para nosotros está claro que el logro de la paz no se satisface solamente con el silencio de los fusiles. Como también reza nuestro Ideario de Unidad, “Nuestra principal política de paz serán las profundas reformas democráticas de las estructuras de exclusión social, política y económica” que han originado y perpetuado el conflicto, acompañadas de “la superación y desmonte definitivo del paramilitarismo, tanto en sus estructuras armadas como de sus redes de apoyo económico, actividades criminales, presiones y chantajes políticos y sociales y control ilícito de territorios” y de la voluntad política real para poner en marcha “un marco legal de verdad y justicia que recupere la verdad histórica, reivindique la memoria, supere la impunidad, garantice una reparación económica, política, cultural y moral a las víctimas y reconozca la responsabilidad estatal cuando fuere pertinente.”

Sigue vigente la declaración de nuestro Ideario: “Nos oponemos a la guerra y al ejercicio de la violencia como instrumento de acción política. Reconocemos la naturaleza política de la insurgencia colombiana, pero consideramos que hoy la vía de la transformación es la lucha de masas democrática y pacífica…. Nos oponemos a la concepción de la ‘lucha antiterrorista’ que los gobiernos norteamericano y colombiano utilizan como pretexto para recurrir a métodos absolutistas y perseguir las expresiones de la lucha popular que se oponen a la política imperante.”

Hoy  la paz parece estar de moda. Para nosotros siempre ha sido un propósito estratégico.

Reformas democráticas  inaplazables

Pero para corregir los dados cargados a los que nos enfrentamos en la lucha electoral, llegó el momento de exigir con fuerza que se adopte el Estatuto de la Oposición ordenado por la Constituyente de 1991 y que se elimine el control homogéneo de los partidos de gobierno de la totalidad del aparato electoral. En la vilipendiada democracia venezolana, la oposición cuenta con uno de los cinco integrantes del Consejo Nacional Electoral, que representa el V poder, el Poder Electoral.  En cambio, en la mal ponderada democracia colombiana, la Mesa de Unidad Nacional, que recoge a los partidos de gobierno que operan en la práctica como un partido único, tiene monopolizado el Consejo Nacional Electoral, dirigen hegemónicamente el poder electoral, los órganos de control, las altas cortes y los hilos del poder económico que de manera impúdica y con ribetes totalitarios monopolizan y controlan  los medios de comunicación y  por su intermedio las campañas electorales.

El acceso a los medios de comunicación tiene que ser punto central de un estatuto de la oposición democrático. ¿Cómo generar una deliberación pública pluralista cuando las ideas  alternativas son sofocadas por la “fijación de agenda” de quienes detentan el poder que monopolizan por igual los cortes comerciales, los contenidos de las telenovelas y los noticieros emitidos, todos por vía de las ondas del espectro electromagnético que pertenece a todos y todas las colombianas? Con una reglamentación legal seria y pluralista, como lo ordena la Constitución, que garantice la expresión directa en esos mismos medios – en el llamado mercado de las ideas- de aquellas posiciones diferentes, contrarias, alternativas.

Lo mismo debe decirse de las garantías para realizar las movilizaciones de la lucha social y  sindical. Debe reversarse la penalización de la protesta y superar la prohibición de la huelga en los servicios públicos esenciales. La declaratoria de ilegalidad va en contra de los derechos de negociación colectiva que ha recortado los derechos de los empleados de la rama judicial, de los hospitales y hasta de la Fuerza Pública a la que también le deben la nivelación de la Ley 5ª de 1992.

En términos más generales tenemos que evolucionar hacia una democracia con el campo de juego más nivelado. A eso apunta el mandato constitucional del sistema tributario progresivo que ha sido uno de los principales fracasos de la Constitución de 1991, al lado de la prioridad del gasto público social. Con esas dos instituciones se busca corregir en alguna medida los resultados desiguales del mercado y de las dotaciones iniciales generadas por nuestra historia de concentración de la riqueza y del ingreso que nos tiene con un índice de concentración del 0,56 en materia de ingresos y de 0,88 en propiedad de la tierra, ambos los más desiguales del mundo.

El Gobierno, con el Presidente y el Ministro de Hacienda a la cabeza, ha lanzado la consigna publicitaria de que están presentando una reforma tributaria de la equidad y del empleo. Desde nuestras variadas trincheras de los debates congresionales, los twiterazos francotes de 180 caracteres, los artículos de 600 palabras y las declaraciones de prensa, los polistas hemos rechazado alarmados este nuevo zarpazo al lenguaje y al fisco nacional. Nuestra posición se ahoga en medio de las loas y las cadenas nacionales del Presidente, con gráficos engañosos.

Cómo hace de falta el derecho que en otras latitudes permite a la oposición controvertir en tiempo igual la presentación de las políticas oficiales. Ese derecho obvio de controversia a los pronunciamientos presidenciales, hace parte de nuestra propuesta de Estatuto de Oposición, pero solo ha recibido evasivas dilatorias. Sin el derecho a controvertir al Presidente por los mismos medios, ¿cómo mostrar que las propuestas  oficiales no dicen  la verdad?
La reforma tributaria solamente pone a pagar a título de progresividad a la clase media que los escandaliza por devengar 4 o 6 millones de pesos mensuales, cuando los grandes ingresos por concepto de rentas del capital que ascienden a 400, a 4.000 o hasta 40 mil millones de pesos mensuales siguen excluidas del impuesto sobre la renta y tributan cero pesitos. Ese 1% que recibe el 20% del ingreso nacional, no paga impuestos y quién sabe si no sería el anuncio de ponerle impuesto sobre la renta a los dividendos lo que motivó el retiro del anterior Ministro de Hacienda, hasta su salida considerado Ministro estrella.

Al engaño de falsa progresividad, se suma la ciencia ficción de la generación de empleo con la eliminación de la parafiscalidad que no es un tributo a la nómina sino un mecanismo de intervención del Estado para equiparar las cargas de la reproducción social del trabajo. Con ella el Estado interviene para propiciar la financiación compartida de la formación y el cuidado de los hijos, de las cuales se benefician por igual capital y trabajo. La eliminación de la contribución al SENA y al ICBF le rebaja ocho billones de pesos a la carga tributaria empresarial. La compensación del ingreso fiscal viene por cuenta del impuesto regresivo por excelencia, el IVA,  que ahora gravará la medicina prepagada, los arriendos, el corrientazo, entre otros consumos populares y necesarios. Y el creciente déficit, pues los bolsillos de la clase media y de la trabajadora no alcanzan a aportar el nuevo faltante. Con ello se aumenta la deuda pública que termina por imponer una reducción adicional al gasto público social.

Abaratar el trabajo solo contribuye a acentuar el empobrecimiento y la desigualdad y no a la generación de empleo. Ya se intentó con la Ley de flexibilización laboral de 2002 y no se produjo el empleo anunciado. La tan mentada ley del primer empleo y de formalización laboral del Ministro Pardo  ha resultado otro fracaso. De los 350.000 nuevos empleados proyectados para el cuatrenio, las exenciones tributarias y la reducción de los parafiscales que ahora quieren generalizar disque para generar empleo, solo ha creado 30.000.

Gabelas al capital con la ciencia ficción de la equidad y el empleo, no solamente son engañosas sino mala política. Pero como en el cuento del escorpión, es de su naturaleza clavarle la ponzoña al sapito que confiando en sus promesas acepta cargarlo acuestas para atravesar el río. Es de la naturaleza del neoliberalismo norteamericano, europeo y criollo andar de crisis en crisis, poniendo a los más débiles a pagar los platos de rotos de la desregulación, de la privatización, de los privilegios tributarios, reducción de salarios y del aumento del gasto militar. El modelo neoliberal hace agua en todas partes y las fórmulas para sacar la economía a flote no podrán ser las mismas recetas que crearon la crisis. A quién se le ocurre intentar superar la crisis del modelo neoliberal con las mismas recetas neoliberales? Con una tasa del 25,8% de paro, España ha perdido en esta crisis la totalidad de lo conquistado durante los 30 años de la era posfranquista. No cabe la menor duda. El modelo fracasó y es tiempo de darle paso a la alternativa que proponemos.

Modelo alternativo y soberano de desarrollo

Efectivamente, se reúne este Congreso cuando la crisis económica mundial empieza a golpear muestras puertas y asoma su cabeza en Colombia con la intervención de Interbolsa, el aumento del  desempleo –en el solo mes de septiembre se perdieron 600.000 puestos de trabajo y la ralentización del crecimiento industrial, como replica ineludible de la incapacidad del modelo neoliberal a nivel global. Frente a esa crisis que es recurrente han salido las opiniones sesgadas de que puede ser superada dentro del mismo modelo y con los mismos remedios  que han fracasado una y otra vez: Recorte del gasto público social, reducción de impuestos a los ricos, condescendencia con el mal manejo de los recursos de la salud  y liquidación del control financiero.

Necesitamos reunir una gran confluencia nacional, alrededor de una gran coalición democrática, amplia, en donde encontremos campo común con los progresistas, los verdes que se desprendan del Pacto Nacional, el Partido Comunista, la Marcha Patriótica, el centro independiente y sectores avanzados del liberalismo, capaz de reconducir el desarrollo nacional por la senda de la soberanía nacional en todas sus expresiones: soberanía territorial, soberanía económica, soberanía política, soberanía militar y soberanía cultural. ¿Qué diremos a nuestros hijos cuando como en Paraguay el 25% de la tierra arable esté en manos extranjeras y las empresas de monocultivos exporten alimentos, poniendo en jaque la soberanía alimentaria? O cuando hayamos feriado los recursos del subsuelo sin redimir a las comunidades de los territorios mineros después de destruir sus ecosistemas? 

La UNIDAD de todas las fuerzas democráticas, es la táctica correcta que nos puede conducir a la victoria.-  UNIDAD  para conquistar la PAZ.- UNIDAD  para conquistar la DEMOCRACIA.- Unidad para lograr la SOBERANIA NACIONAL.
LA UNIDAD  ES EL CAMINO DE LA VICTORIA.
LA PAZ Y LA DEMOCRACIA el preámbulo de los cambios revolucionarios!!
LA SOBERANIA  el requisito para superar la dependencia y el atraso.
UNIDAD, PAZ, DEMOCRACIA y SOBERANIA es el lema y la consigna de nuestro Tercer Congreso!!
Yo quisiera que aquí hiciéramos un juramento de que vamos a trabajar y decir los que pensamos y hacer lo que decimos. Firmeza que debe ostentar todo el partido.
¡VIVA EL POLO DEMOCRÁTICO ALTERNATIVO!
¡ARRIBA LA ESPERANZA QUE EL FUTURO NOS PERTENECE!

Bogotá.

 

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER