Conecta con nosotros

Nacional

Como alcaldesa de Bogotá, Clara López resaltó labor de presidente Abbas por su lucha de constituir el Estado de Palestina y le expresó su solidaridad

Nuevamente el territorio palestino es objeto de la agresión criminal de Israel en su afán expansionista y el mundo viene siendo impactado por el ataque bélico sionista a la Franja de Gaza.

Hace más de un año, el 10 de octubre de 2011, el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas visitó Bogotá, y en su calidad de alcaldesa de la capital, la actual presidenta del Polo Democrático Alternativo, Clara López Obregón lo recibió en el Palacio Liévano y le hizo entrega en emotivo acto protocolario de las llaves de la ciudad.

Publicado

en

Nuevamente el territorio palestino es objeto de la agresión criminal de Israel en su afán expansionista y el mundo viene siendo impactado por el ataque bélico sionista a la Franja de Gaza.

Hace más de un año, el 10 de octubre de 2011, el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas visitó Bogotá, y en su calidad de alcaldesa de la capital, la actual presidenta del Polo Democrático Alternativo, Clara López Obregón lo recibió en el Palacio Liévano y le hizo entrega en emotivo acto protocolario de las llaves de la ciudad.

En esa oportunidad la entonces alcaldesa le manifestó que en la casa del gobierno de Bogotá se “lo acoge con mucho orgullo” al tiempo que “apoya y aplaude su histórica y titánica lucha para lograr constituir el Estado de Palestina”.

López Obregón dijo que entregarle las llaves de la ciudad es un acto de amistad y solidaridad con el pueblo palestino.

“Desde los siglos XII y XIII, cuando empezaron a formarse los estados nacionales, quedó claro que su establecimiento tenía como premisa básica la existencia de una Nación, entendida como un conglomerado humano con intereses, lengua, cultura, religión y propósitos comunes en un territorio compartido. Se dice que en Colombia tuvimos la conformación del Estado y que apenas ahora le estamos dando forma a la Nación, al decir del historiador David Bushnell, una Nación a pesar de sí misma”, agregó la entonces alcaldesa.

En nombre de los bogotanos, Clara López expresó una voz de aliento a “su pueblo y a todos los amigos de la causa del Estado palestino. Decirles con entusiasmo que cuentan con amigos solidarios que abogaremos porque Colombia los acompañe en su justa reclamación”.

Texto del discurso

Por considerar que constituye una voz de solidaridad con el pueblo palestino, reproducimos a continuación el discurso con el que la entonces alcaldesa de Bogotá, Clara López entregó las llaves de la ciudad a su presidente Mahmud Abbas.

Como Alcaldesa Mayor de Bogotá he querido aprovechar la visita del Presidente de la Autoridad Autónoma Palestina, Mahmoud Abbas, para entregarle las llaves de la ciudad en un acto de amistad y solidaridad con el pueblo palestino.

Desde los siglos XII y XIII, cuando empezaron a formarse los estados nacionales, quedó claro que su establecimiento tenía como premisa básica la existencia de una Nación, entendida como un conglomerado humano con intereses comunes, lengua, cultura, religión y propósitos compartidos en un territorio compartido. Se dice que en Colombia tuvimos la conformación del Estado y que apenas ahora le estamos dando forma a la Nación, al decir de David Bushnell, “una Nación a pesar de sí misma”.

Palestina, por el contrario, tiene una Nación milenaria, un territorio que es legado histórico, pero no tiene Estado. El reclamo de constituir un Estado palestino dejó de ser un grito aislado. Hoy, integrantes de la comunidad internacional de las más diversas culturas, regímenes políticos y creencias religiosas reclaman de las Naciones Unidas resolver la petición justa y legítima de reconocimiento del Estado palestino.

Muchos colombianos y colombianas nos identificamos con esa solicitud. Entendemos las dificultades y el estorbo de los roces bélicos permanentes, pero sabemos por experiencia propia que la vigencia de la injusticia es el germen de la violencia.
A nosotros nos alegra mucho que haya un proceso de acercamiento en que israelitas y palestinos comprenden que es necesaria la coexistencia pacífica, pero entendemos también que esta solo se logra cuando se respetan los límites y el territorio que constituyen cada Estado soberano.

Nosotros desde Bogotá, desde esta Alcaldía donde libramos la lucha por la inclusión social, política, étnica, religiosa y de géneros, queremos expresarle una voz de aliento a usted, Presidente Abbas, a su pueblo y a todos los amigos de la causa del Estado Palestino. Decirles con entusiasmo que cuentan con amigos solidarios que abogaremos porque Colombia los acompañe en su justa reclamación.

Ante nosotros hoy en Bogotá está un hombre que se atrevió a convencer a su pueblo de que el futuro puede y tiene que ser mejor. Su trabajo en la creación de un Estado palestino democrático e incluyente es lección para todos. Su perseverancia en tratar de sobreponer la tragedia del pasado, a Al Nakba como le dicen en árabe al éxodo palestino, tiene muchas lecciones para enseñarnos en nuestra propia búsqueda de la paz. Y su capacidad de buscar ese compendio de derechos inalienables para su pueblo, la libertad, la independencia y la autodeterminación, nos muestra que todos tenemos la obligación de luchar por nuestros principios.

Palestina es la tierra de los mensajes divinos, la que vio la ascensión del profeta Mahoma, la que inspiró a los profetas hebreos y la que vio nacer a Jesús. En Palestina nacen los derechos de la humanidad que tanto queremos defender en nuestra capital. Pero en esa tierra sagrada, ese primer derecho, ese derecho fundamental que toda sociedad necesita de base para progresar, el derecho a la autodeterminación de los pueblos, está por concretarse.

Como Alcaldesa de Bogotá le digo a esta honorable delegación del hermano pueblo de Palestina que muchos en esta ciudad los llevamos en nuestra alma. Tenemos muchos lazos de hermandad. Alfonso López Pumarejo, mi tío abuelo, quien fuera Presidente de la República, lideró la ponencia en las Naciones Unidas que en 1947 apoyaba la creación de un Estado palestino. A nuestro país llegaron miles de palestinos y árabes, algunos de sus descendientes se encuentran con nosotros hoy. Les tenemos mucho que agradecer, han contribuido a crear un país diverso.  Han forjado empresas, han sido pilares de grandes familias colombianas que en su sangre llevan la memoria de Al Nakba y la han usado para ayudar a corregir nuestros propios errores.  Esa comunidad árabe colombiana es fundamental en nuestra propia búsqueda de la paz.

En esta ocasión le quiero dar a usted señor presidente Mahmoud Abbas las llaves de Bogotá. Es un apoyo simbólico. En ese simbolismo se condensa la solidaridad del pueblo bogotano.

Nuestro país también está en conflicto. Un conflicto de muchos años que tenemos la obligación de resolver. Usted alguna vez dijo que la perdida de la esperanza es el enemigo más grande de la paz y que el desespero es el más poderoso aliado del extremismo. 

Estamos de acuerdo. Bogotá, esa ciudad de derechos que queremos construir, le abre sus puertas a usted y al pueblo palestino que usted representa.

Bogotá, 10 de octubre de 2011.

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER