Conecta con nosotros

Nacional

Conferencia Ideológica del PDA: ¿Para qué?

Por Luis I. Sandoval M.

No se convoca una Conferencia Ideológica para hablar de lugares comunes, ni para que sigan intactos los problemas partidarios. La idea de la Conferencia y la decisión de realizarla no surgieron en circunstancias normales y tranquilas (febrero 2011) sino porque el partido estaba apremiado por los problemas de la administración de Samuel Moreno en Bogotá y porque enfrentaba una ola de agudas críticas internas y externas.

Publicado

en

Por Luis I. Sandoval M.

No se convoca una Conferencia Ideológica para hablar de lugares comunes, ni para que sigan intactos los problemas partidarios. La idea de la Conferencia y la decisión de realizarla no surgieron en circunstancias normales y tranquilas (febrero 2011) sino porque el partido estaba apremiado por los problemas de la administración de Samuel Moreno en Bogotá y porque enfrentaba una ola de agudas críticas internas y externas.

La Conferencia tiene que dar razón de las circunstancias de origen. La primera tarea es examinar la trayectoria partidaria y propiciar una “rendición de cuentas autocrítica” (Carlos Gaviria). La disposición a rectificar debe conducir a un acto explícito y público de rectificación, demostrativo de que en realidad se asume responsabilidad política por hechos que nunca debieron suceder.

La segunda tarea de la CI es la reafirmación de los acuerdos fundantes del Polo actualizándolos y relanzándolos como una posibilidad atrayente para las fuerzas sociales y políticas del espectro alternativo. A pesar de los reveses sufridos -morales, orgánicos y electorales- el Polo sigue siendo una propuesta sin igual en el paisaje político: la democracia radical civilista, o sea, el propósito de profundizar la democracia por medios de lucha civil lo cual es una necesidad estructural ante la incapacidad de las élites tradicionales y la inviabilidad de la insurgencia armada.

El proyecto político del Polo contenido en el Ideario de Unidad está plenamente vigente. No obstante, ajustes importantes han sido sugeridos a través de los debates adelantados en preparación de la Conferencia. Una idea se destaca: la de construir en un texto adicional al Ideario una propuesta de gobierno y de programa democráticos. En mi concepto esa formulación es necesaria y podría tener tres ejes estructurantes fácilmente perceptibles por la ciudadanía: la paz política, los derechos sociales y la integración latinoamericana.

El proyecto político no puede desligarse del sujeto político. Si el Polo aspira a transformar a Colombia, además de señalar claramente los objetivos del cambio, debe señalar también las fuerzas gestoras del mismo y la estrategia para aproximarlas y articularlas. Aquí está quizá la novedad que marque con sello inconfundible esta Conferencia: la identificación de un sujeto plural que aglutine resistencias sociales, iniciativas políticas por el cambio y pensamiento crítico.

Una gran convergencia que articule partidos, movimientos y personas decididas a hacer realidad una democracia profunda es la mayor necesidad política de Colombia hoy. Solo el Polo puede levantar esa bandera con fuerza histórica y posibilidad política, solo la rectificación de sus errores la torna creíble.

El impulso y la sabiduría para hacer avanzar la fuerza plural alternativa y su proyecto de nación tiene que provenir del interior del Polo, del exterior no vendrá. En este terreno radica uno de los problemas más sensibles del partido: la vivencia de su propia pluralidad y el ejercicio de la democracia partidaria.

El Polo, hay que reconocerlo con entereza, mantiene una práctica de pluralidad hostil y no de pluralidad amigable. Reciente monografía de doctorado de un colombiano en Flacso del Ecuador se refiere a integrantes del Polo como enemigos íntimos y analiza el tránsito experimentado de un faccionalismo cooperativo inicial a un faccionalismo degenerativo que hoy predomina.

Aquí otro tema clave en la CI: el carácter del Polo. Definir si de verdad es un partido o si solo puede ser una coalición que emplea la envoltura jurídica de partido para superar los problemas de umbral que ninguna fuerza solucionaría por sí misma. La Conferencia puede ser el escenario de un debate serio sobre tópicos como los aquí enunciados. Así se constituirá en preparación invaluable del III Congreso partidario…. y el Polo tendrá futuro.

lucho_sando@yahoo.es

Junio 27 de 2012.

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER