Conecta con nosotros

Nacional

Continúa la rebeldía cafetera

En febrero de 2012, dirigentes cafeteros de seis departamentos se reunieron en Pereira para analizar la propuesta que, por esos días, hacían el Gobierno Nacional y la Federación de Cafeteros, consistente en aumentar la llamada contribución cafetera, de 6 a 12 centavos de dólar. Después de analizar la grave situación de la caficultura por circunstancias como la revaluación del peso, el prolongado invierno, la devastadora presencia de la roya y la broca, el negativo efecto que sobre los ingresos de los productores

Publicado

en

En febrero de 2012, dirigentes cafeteros de seis departamentos se reunieron en Pereira para analizar la propuesta que, por esos días, hacían el Gobierno Nacional y la Federación de Cafeteros, consistente en aumentar la llamada contribución cafetera, de 6 a 12 centavos de dólar. Después de analizar la grave situación de la caficultura por circunstancias como la revaluación del peso, el prolongado invierno, la devastadora presencia de la roya y la broca, el negativo efecto que sobre los ingresos de los productores causa la caída del precio internacional del grano en más del 43% y del precio interno en más del 50% y la merma en la producción y la productividad cafeteras ( se pasó de 12 millones de sacos en 2008 a 7 millones trescientos mil sacos en 2011) decidieron no sólo oponerse al alza en la contribución cafetera, sino constituir el Movimiento por la Defensa y la Dignidad de los Cafeteros Colombianos, para enfrentar la profunda crisis que atraviesa la caficultura nacional.

 
A partir de allí, se siguieron realizando reuniones y  encuentros, como el de Riosucio (Caldas), el  foro en el Congreso de la República, alentado por el senador Robledo y la gran Movilización Cafetera a Manizales, que contó con la presencia de 20.000 caficultores y el respaldo de varios senadores, representantes a la cámara, alcaldes, gobernadores, concejales, diputados, curas párrocos, pastores cristianos, comerciantes, transportadores y trabajadores.

 
En la Movilización Cafetera de Manizales se presentó un pliego de peticiones de los cafeteros y, ante las mínimas medidas tomadas por el Gobierno Nacional, se realizó la Jornada Nacional de Protesta del 9 de octubre y, luego, el Plantón Cafetero Nacional del 28 de noviembre, en Bogotá, durante la instalación del Congreso de la Federación.

Son bastantes las acciones democráticas y civilizadas realizadas en búsqueda de solución a los problemas de los caficultores; sin embargo, lo poco alcanzado hasta ahora  (el desmonte de la pretensión de  aumentar la contribución cafetera y la consecución de un  subsidio al precio interno de $6.000 por arroba, aunque no para todas las arrobas producidas) obliga a que continúe la rebeldía de los cafeteros. Por eso, el Movimiento por la Defensa y la Dignidad Cafetera acordó realizar un Paro Cívico Cafetero Nacional el próximo 25 de febrero. En éste, además de los productores y sus familias, podrán participar los sectores sociales golpeados por la crisis cafetera y demás agricultores afectados por la revaluación del peso, como los cacaoteros. También lo pueden hacer comerciantes y transportadores, que ven mermados sus ingresos por la “peladez” que azota los bolsillos de los habitantes de las zonas cafeteras.

Sitios de concentración:

 
Caldas, corregimiento de Irra (municipio de Quinchía).
Risaralda, Remolinos (municipio de Belén de Umbría) y La Marina (municipio de Santuario).

Norte del Tolima y Oriente de Caldas, en el municipio de Fresno.

 
Para más información, comunicarse con los siguientes celulares:
3104513923 –  3104594347 – 3147738728 – 3112285963 – 3137159256 – 3116464822

 
MOVIMIENTO POR LA DEFENSA Y LA DIGNIDAD DE LOS CAFETEROS COLOMBIANOS

1 de febrero de 2013

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER