Conecta con nosotros

Internacionales

El GDA más aliados de la SIP y de la CIA en América Latina

Por Alberto Maldonado S. / ALAI  

Nadie le hacía caso a la SIP (Sociedad Interamericana de Prensa). Por eso fue creado el Grupo de Diarios de América, que se identifica con las siglas de GDA. Según mi archivo personal, el GDA fue creado en 1994, en México, por la misma SIP. Figuran como promotores del GDA, los siguientes diarios: La Nación, de Argentina; O Globo, de Sao Paulo (Brasil), El Mercurio, de Santiago de Chile; El Tiempo de Bogotá, Colombia, La Nación, de Costa Rica;

Publicado

en

Por Alberto Maldonado S. / ALAI  

Nadie le hacía caso a la SIP (Sociedad Interamericana de Prensa). Por eso fue creado el Grupo de Diarios de América, que se identifica con las siglas de GDA. Según mi archivo personal, el GDA fue creado en 1994, en México, por la misma SIP. Figuran como promotores del GDA, los siguientes diarios: La Nación, de Argentina; O Globo, de Sao Paulo (Brasil), El Mercurio, de Santiago de Chile; El Tiempo de Bogotá, Colombia, La Nación, de Costa Rica;

los Comercio de Quito (Ecuador) y Lima (Perú) El Universal de México, el Nuevo Diario, de Puerto Rico, El País de Uruguay y El Nacional de Venezuela. Varios de estos periódicos fueron el soporte o estaban muy relacionados con las peores dictaduras del Plan Cóndor, que nació en Brasil y que, poco a poco, se trasladó a Chile, Argentina, Uruguay y otros países. De seguro, en estos años, habrá más de un diario que se ha unido a la SIP Tal el caso de Hoy de Quito y El Universo de Guayaquil. El Director de Hoy, señor Jaime Mantilla (a El Gringo) es el nuevo Presidente de la SIP-CIA.
 
El GDA fue concebido, entre otros, por el señor Marroquín, que era dueño (o condueño) de la mitad de los diarios de Guatemala; y aplicado por sus aliados y súbditos, que para eso están. Y, poco a poco, fue reemplazando a la vieja y corrompida SIP, que solo defendía a los que tenían periódicos; y nada para los periodistas, que en los últimos años fueron asesinados en más de 300. Solo México le quitó el record que exhibía la vecina Colombia. Y como la SIP-CIA se identificó con la CIA, a través del oficial Jules Dubois (que lleva su nombre en la casa que la SIP tiene y mantiene en Miami) entonces crearon el GDA, que son las siglas que reemplazó a la vieja SIP.
 
Desde entonces viene operando en todo el Continente Latinoamericano. Ahora, en vez de la desprestigiada SIP tiene lugar el GDA; y pasa ¿desapercibido? Hay ediciones de los diarios sipianos (de la SIP-CIA) que ocupan gran parte de las ediciones matutinas (o vespertinas, en algunos casos). Es decir, les sale muy barato reproducir lo que el GDA dice. Y dice lo que la mismísima SIP no diría. Por ejemplo, El Comercio de Quito, en su edición del domingo 30 de diciembre/2012, está plagado de sueltos del GDA. Presumen que la vieja y corrompida OEA, especialmente sus “relatorías” de libertad de prensa y de derechos humanos, se verán disminuidos si se aplican las reformas de la OEA; que Venezuela y Ecuador han planteado.
 
Según ese suelto del GDA, que viene de Costa Rica, la Comisión de los Derechos Humanos de la OEA y la Libertad de Expresión (cuya dueña es la señora o señorita Botero, de Colombia) se verán con sus muchas tareas en entredicho, o disminuidas, solo porque van a ganar menos, muchos menos que el resto de comisiones de la misma OEA. Es decir, según el GDA de Costa Rica, no hay nada que se parezca a ética o moral, en las citadas subcomisiones de la OEA. Hay un mero ajuste de salarios; y por eso corren peligro las tales subcomisiones de la propia OEA.
 
Por algo Chávez y los del grupo, crearon hace más de un año la CELAC, que es una OEA pero sin los Estados Unidos de Norteamérica y Canadá. Le han dado el visto bueno países de todos los sectores políticos, para que no se diga que solo los de tal tendencia la emprenden. Vieja tesis: que hay que hacer una OEA pero sin EE.UU. y sin Canadá. Por algo han aparecido los países del ALBA y del MERCOSUR, sin Paraguay, que acaba de meter un golazo con la destitución de Lugo. Pero el Obispo Lugo está de candidato a senador del Paraguay; en ese caso ¿qué van a hacer?
 
La gran verdad es que el GDA está reemplazando a la vieja y decrépita SIP-CIA. Y está ocupando su lugar. Solo que los medios comunicacionales “antiguos” (escritos) no saben qué hacer con lo que se les viene encima. Se están curando en salud; es decir, antes de morir. Y no va a ser por la decisión de un gobierno, tipo Correa. Lo mismo está sucediendo en la vieja Europa y en Estados Unidos de Norteamérica. Lo que sucede es que los medios impresos (diarios, semanarios, revistas) están tratando de subsistir en el mudo de hoy, gracias a su “enemigo mortal” (de otrora) la Internet. Hay menos gente que compra un diario de esos; prefiere aplastar uno o varios botones y ya los tiene. El fenómeno es universal.
 
Si mal no recuerdo (el Dr. Alois Alzheimer está, por ahora, lejos de uno) un “estudio” colombiano (no podía ser sino colombiano) determinaba, por a más b, que Venezuela y Ecuador eran el paso obligado de la droga hacia los mercados florecientes de Estados Unidos y de Europa. Era un “estudio” del GDA hecho (por lo menos así constaba) en Centro América. La culpa de que los gringuitos se droguen era de venezolanos y ecuatorianos. Si por ahí había una fuga, que le culpen a la Cristina de Argentina, o al Daniel, de Nicaragua. Los Estados Unidos, según ese “estudio” de la GDA (que los volvió a repetir tal cual el diario sipiano El Comercio de Quito) eran culpables,   los pobres venezolanos y los ecuatorianos. Los norteamericanos eran unas monjas de la caridad.
 
Pero la realidad dice que no. Que los norteamericanos siguen en la droga y que ese es el mercado sin parangón en la historia del narcotráfico. Los muertos los pone actualmente México. Y en Colombia no se quiebra un plato, eso que ahí los gringos tienen 7 bases militares; y el señor Álvaro Uribe Vélez tenía un carnet que lo acreditaba (en los viejos tiempos de Gobernador de Antioquia) como narcotraficante.
 
De dónde salió aquello de narcotraficante a las FARC y el ELN, si no tenían contactos en Estados Unidos como para hacer negocio. De lo que sé, el cuento viene de que las FARC (que controlan buena parte del territorio colombiano) se negaron a controlar la cosecha de la cocaína, porque decían que ese no era negocio de ellos. Quizá fue esa una declaración desafortunada; pero, en los hechos se ha demostrado que quienes tenían los contactos con los narcotraficantes norteamericanos eran; no podían ser sino, los amigos de los que combatían a los guerrilleros y desplazaban a los campesinos colombianos. Igual sucede con Afganistán, en donde el sembrío de la amapola (de la cual viene el opio) se ha duplicado desde que los gringos y sus tropas (mercenarios) ocuparon ese país, dizque para llevarles la “democracia y la libertad”.
 
Lo cierto es que el problema es mundial. Algunos países (Holanda, por ejemplo) hace rato que “oficializó” el uso o abuso de las drogas. ¿Y qué ha pasado? Nada digno de la comunicación neocapitalista. Como remedio al mal que padecemos (y por el que pagamos un ojo de la cara) se ha propuesto la oficialización de la droga; y no hay aún sino oídos sordos. Pero tarde o temprano, nuestros países, si quieren resolver el problema, tienen que llegar a la oficialización de la droga. ¿Qué cada quién se drogue si ese es su apetito? Pero que no lo haga a costilla de los demás.
 
Se dice (aclaro: no por parte de la SIP peor del GDA) que Ecuador, en la época de Mahuad (el de la crisis bancaria, cuyo superministro Lasso está de candidato presidencial) hizo la pases con el “chino” Fujimori, era porque tenía que dedicar sus fuerzas armadas al norte, a cuidar de la FARC y del ELN, ya que no lo podía hacer el Ministro de la Guerra de Colombia. Y así ha sido. La única manera de que el vecino del norte obtenga la paz, es que haga las paces en La Habana, Cuba. Y que el señor Santos gane un puesto como “santo” en el paraíso, después de que como Ministro de la Defensa hizo lo que hizo en Angostura (a 2 kms. en territorio ecuatoriano, en plena frontera con Colombia) es hacer la paz en su atormentada nación, devolver a todos los campesinos  colombianos sus tierras mal confiscadas por los “rastrojos” de hoy; y punto.

ALAI.

 

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER