Conecta con nosotros

Nacional

El gobierno de Santos es responsable de la quiebra de la caficultura

Declaración del Movimiento Nacional por la Defensa y la Dignidad de los Cafeteros Colombianos:

Nadie discute que la caficultura colombiana está en la peor crisis de la historia. La más baja producción en tres décadas y la caída de la cotización internacional, además de la revaluación del peso, se conjugan para causar una pérdida enorme a los caficultores tan grave que puede  ser el colapso de la actividad del café en el país. 

Publicado

en

Declaración del Movimiento Nacional por la Defensa y la Dignidad de los Cafeteros Colombianos:

Nadie discute que la caficultura colombiana está en la peor crisis de la historia. La más baja producción en tres décadas y la caída de la cotización internacional, además de la revaluación del peso, se conjugan para causar una pérdida enorme a los caficultores tan grave que puede  ser el colapso de la actividad del café en el país. 

Los caficultores se han movilizado y expresado en diversas formas su quiebra y se han dirigido al gobierno para demandar apoyo oficial. Reclaman un precio interno de sustentación,  rentable y remunerativo, que sea alivio para las deudas que los ahogan, respaldo para mejorar la tecnología y soporte para enfrentar la roya y la broca, entre otros problemas que padecen. La respuesta oficial ha sido indignante: entregar $28 mil millones para subsidiar con $2mil por arroba  -que no llegarán a todos los caficultores- cuando el precio de la carga esté por debajo de $650 mil, que apenas es el costo de producción; ofrecer un seguro de cosecha y pensión para quienes deseen jubilarse. Todos los cafeteros de Colombia rechazan estas medidas, saben que son una burla a las peticiones presentadas.

La crisis afecta a los productores sin distingo. Tanto el 95%  de ellos, minifundistas  que con menos de cinco hectáreas producen el 60% del café,  como el 5% restante, de medianos y empresarios que responde por el 40%, están al borde de la desaparición. La recolección de la presente cosecha, estimada en cuatro millones de sacos, se hará a pérdida.  Tan sólo el costo de la mano de obra está absorbiendo más de la mitad del precio de venta del producto.

Sabemos que el interés principal de la política del actual gobierno es la explotación de los recursos mineros, energéticos y el petróleo y que la agricultura y la industria han pasado a segundo plano, a pesar de que sufran las consecuencias conocidas cuando cualquier país se dedica a ese modelo económico, y a que la recomendación general es trasladar parte de la “riqueza” fruto de esas bonanzas a los sectores afectados. El gobierno de Juan Manuel Santos se niega a hacerlo.

Por lo pronto, los apuros del momento obligan a los cafeteros a coger la cosecha; sin embargo, la movilización continuará en tanto esté comprometida la sostenibilidad del café colombiano. De no resolverse la crítica situación, fijaremos la hora cero de un Paro Cívico Nacional Cafetero, llamando a la solidaridad de todas las fuerzas vivas de las regiones productoras, gobernadores y alcaldes, comerciantes, transportadores, organizaciones sociales, políticas y religiosas. 

¡Que el presidente Santos y la alta burocracia de la Federación, que comparte sus decisiones, digan si el interés es reducir el tamaño de la caficultura, de disminuirla a mínima expresión, o inclusive desaparecerla como renglón económico nacional!

Luis Guillermo Gaviria Osorno        Aurelio Suárez Montoya

Movimiento Nacional por la Defensa y la Dignidad de los Cafeteros Colombianos

Pereira, Octubre 27 de 2012.

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER