Conecta con nosotros

Titulares

“El país del que habla Santos solo existe para él”: Jorge Enrique Robledo

Por César Muñoz Vargas / El Heraldo

Cuando el presidente Juan Manuel Santos acusó al senador Jorge Enrique Robledo de promover la violencia en los paros, fueron inmediatas las reacciones de distintos sectores respaldando al parlamentario e incluso un contradictor natural como Álvaro Uribe Vélez —tal vez por estrategia del ajedrez político— salió en su defensa.

Con trece años en el Congreso como representante de la izquierda democrática, la del senador Robledo es una de las voces más respetadas del Legislativo.

Publicado

en

Por César Muñoz Vargas / El Heraldo

Cuando el presidente Juan Manuel Santos acusó al senador Jorge Enrique Robledo de promover la violencia en los paros, fueron inmediatas las reacciones de distintos sectores respaldando al parlamentario e incluso un contradictor natural como Álvaro Uribe Vélez —tal vez por estrategia del ajedrez político— salió en su defensa.

Con trece años en el Congreso como representante de la izquierda democrática, la del senador Robledo es una de las voces más respetadas del Legislativo.

Un diálogo con el hombre que reconoce respaldar la protesta ciudadana, siempre y cuando sea pacífica, civilizada y democrática. Robledo habló con El Heraldo de paros, de paz y, por supuesto, del escándalo del exembajador Urrutia.

¿Qué piensa del apoyo que le dio Uribe vía Twitter?

Uribe dice tres cosas que son ciertas: que tiene grandes diferencias conmigo, que Santos es el responsable en buena medida de los paros porque los ha manejado mal y que yo no incito la violencia.

Algunos analistas creen que el presidente ha volcado en usted la figura del opositor para restar protagonismo a los uribistas de cara a las elecciones del 2014. 

Caben todas las interpretaciones. La mía es que Santos me calumnia para intentar tapar el fracaso del gobierno. El manejo de los paros y la protesta ciudadana es catastrófico y a mí me utiliza como chivo expiatorio y cortina de humo.

Dijo usted que sus desacuerdos políticos no los convertiría en asuntos de baranda, ¿no denunciará?

Aunque la calumnia es descarada, pues ni Santos ni Carrillo mostraron una sola prueba, yo quedaría como un bobo demandando a Santos ante la ‘Comisión de Absoluciones’. En cuanto a Carrillo, merece que lo denuncie ante la Fiscalía, pero no me gusta convertir la política en procesos judiciales.

¿Hay diferencias entre el gobierno de Santos y el de Uribe?

En términos económicos Santos I es Uribe III. De cien cosas, Uribe tiene 99 coincidencias con Santos y una diferencia. Nosotros con Santos tenemos una coincidencia y 99 diferencias.

Después de escuchar a Santos, el pasado 20 de julio, creería uno que vivimos en el paraíso…

El presidente Santos es un histrión, él es diestro en el arte de impostar y se la pasa pintando una realidad que no existe. Bueno, el país maravilloso existe para él, para los Urrutia y las trasnacionales.

¿Hay algo que haya hecho bien el presidente Santos?

Tiene un acierto que es adelantar el proceso de paz, y como Santos siempre estuvo en contra de eso, es bueno que haya cambiado. Él es de esas personas que solo acierta cuando rectifica.

¿No es contradictoria la actitud de Santos cuando afirma que se la juega por la paz y al mismo tiempo manifiesta orgullo por su hijo soldado?

Eso no deja de ser paradójico, pero eso sí, tengamos la certeza de que el hijo de Santos no va a estar en la primera fila.

Algunos creen que para que prospere el proceso de paz se requiere la reelección de Santos, ¿qué opina?

Yo no creo, el Polo no va a caer en lo que nos tienen hace cuántos años: aquí se eligen y se reeligen hablando de la guerra y la paz, mientras gobiernan de la peor manera.

¿Por qué los cafeteros anuncian otra vez paro?

Está demostrado que se les incumplió. El gobierno dice que se ha pagado el subsidio, según lo acordado en el paro pasado, a 250 mil familias, pero la aritmética dice que son 560 mil las que viven de sembrar café. Se ha descargado en los cafeteros la incapacidad del gobierno para controlar ciertos fraudes que pueden aparecer en el proceso.

¿Pueden venir más paros?

Otros sectores están incómodos por el incumplimiento. En agosto Santos va a meter a Colombia en un TLC con la Unión Europea y eso es como determinar el fusilamiento de 200 mil familias de productores de leche. No nos sorprendamos si el día de mañana vemos a los lecheros apostados en las carreteras protestando.

Apropósito de ese TLC, Santos anunció 1400 millones de consumidores para los productos colombianos. Esos son los cuentos de Santos. Ahí están las cifras, cuánto nos prometieron que iba a garantizar el TLC con Estados Unidos. Hay que esforzarse para coger a Santos en una verdad. Él juega con el adagio que dice que una mentira repetida mil veces termina pareciéndose a una verdad.

¿Los paros son infiltrados?

No es una novedad. Lo que es inaceptable es que nos digan que no hay paro minero o cafetero sino que es paro de las Farc. Eso es un insulto a los ciudadanos que reclaman. Yo soy de zona cafetera, conozco el tema y sé que fue apoyado por los campesinos, los empresarios, los curas, los alcaldes, por todo el mundo. Hay malestar. La resistencia y la desobediencia civil son elementos constitutivos de la democracia.

¿Con qué se la jugará el Polo en esta legislatura?

Cuando se es minoría, la labor principal es hacer control político. Esta vez voy a presentar un proyecto que tiene que ver con las condiciones laborales de la gran minería, que son horribles. La del carbón es de alto riesgo y destruye el organismo de los trabajadores.

¿Cómo se las arregla el Polo para sacar adelante un proyecto?

Es casi imposible. A nosotros no nos cuadran con mermelada y ellos son la mayoría. En el Congreso usted presenta un proyecto bien bueno y se lo tumban en 15 minutos, y si es malo, también en 15 minutos se lo aprueban. Porque los que deciden qué es bueno y qué es malo son Santos y sus compadres. Así funciona la cosa.

“Con la ‘Ley Urrutia’ se pretende legalizar la ilegalidad de baldíos”

El representante Wilson Arias y el senador Jorge Enrique Robledo Castillo vienen denunciando desde el 2002 las irregularidades en las tierras de la altillanura. Según la Ley 160/94 —explica Robledo— cuando a un campesino se le escritura un baldío, ese campesino puede vender dentro de las políticas de reforma agraria, pero lo que no se debe hacer es comprar más de una propiedad para acumular y extenderse.

Lo que hizo Urrutia a través de su firma de abogados fue orientar a sus clientes para infringir la ley, recomendándoles crear una serie de Sociedades Anónimas Simplificadas (SAS) para que cada una comprara un predio con el límite legal permitido, y después, “a las escondidas”, sumar todas esas compras para hacerlas aparecer como una acción legal. Bajo esa figura, Riopaila Castilla creó el proyecto Veracruz en una extensión de más de 40 mil hectáreas, mientras que Cargill se hizo a 50 mil.

Según Robledo, con la Ley Agropecuaria que está proponiendo Santos y que el senador denomina como ‘Ley Urrutia’, lo que se pretende es “legalizar las ilegalidades”.

A juicio del congresista, este es el tercer intento del Ejecutivo por violar la Ley 160/94. La primera fue con el Plan de Desarrollo que se hundió porque el Polo Democrático lo demandó ante la Corte Constitucional y la segunda es la Ley 164 del 2012 que, dice el senador tolimense, “por ahí está viva” y es de donde se deriva el escándalo que vincula a Carlos Urrutia quien, por el peso de las denuncias, renunció a la embajada en Washington.

Este es un tema vox populi que ha sido revelado también por María Teresa Ronderos y La Silla Vacía, medio que refirió los intentos del anterior gobierno de reformar la Ley 160 del 94.

Los debates del Polo

La semana próxima, en plenaria del Senado, se explicará al ministro de Agricultura cómo Carlos Urrutia organizó la violación de la ley en el caso Riopaila Castilla y Cargill. La comisión Quinta aprobó la citación de varios ministros para tratar el caso Cerromatoso, por favorecer a las transnacionales. Pronto se debatirá sobre la pésima calidad del servicio que prestan Electricaribe y Energía Social. A final de semestre, Robledo adelantará un debate sobre las cien mil viviendas gratis. “Contaremos verdades ocultas”, puntualizó.

El Heraldo, Barranquilla.

 

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER