Conecta con nosotros

Titulares

En Colombia no ha habido voluntad política para resolver problema agrario, Clara López en Cali ante Congreso de Estudiantes de Economía

Ante un selecto auditorio de estudiantes y docentes universitarios de Cali, la candidata presidencial del Polo Democrático Alternativo, Clara López Obregón habló sobre reforma agraria y paz, haciendo un recuento histórico de lo que ha sucedido en Colombia en materia de propiedad de la tierra.

López Obregón fue una de las invitadas especiales a disertar en el marco del XXVIII Congreso Nacional de Estudiantes de Economía que se realizó en la Universidad Javeriana de Cali entre el 2 y el 4 de octubre.

Publicado

en

Ante un selecto auditorio de estudiantes y docentes universitarios de Cali, la candidata presidencial del Polo Democrático Alternativo, Clara López Obregón habló sobre reforma agraria y paz, haciendo un recuento histórico de lo que ha sucedido en Colombia en materia de propiedad de la tierra.

López Obregón fue una de las invitadas especiales a disertar en el marco del XXVIII Congreso Nacional de Estudiantes de Economía que se realizó en la Universidad Javeriana de Cali entre el 2 y el 4 de octubre.

Ante un auditorio de más de 700 personas entre estudiantes y profesores, la dirigente del Polo comentó un dato anecdótico y es que precisamente su tesis de grado de economista de la Universidad de Harvard versó sobre un caso de reforma agraria en el Valle del Cauca, concretamente en la hacienda La Bertha de Jamundí, en la que se implementó un proyecto de asociación comunitaria campesina con fines de explotación comercial.

Relató que los intentos de reforma agraria en Colombia tienen como antecedentes procesos de redistribución de tierra que se llevaron a cabo en países como Japón, Taiwán y los propios Estados Unidos, donde se titularon amplias extensiones en zonas como el medio oeste americano a las que les dieron tratamiento de baldíos para entregárselos a indígenas cuyos ancestros fueron despojados por el colonizador europeo.

En el caso colombiano, recordó la aspirante presidencial, el inicial experimento de reforma agraria se dio durante el primer gobierno de Alfonso López Pumarejo (1934-38) cuando mediante una enmienda constitucional y su instrumento de desarrollo, la Ley 200 de 1936, se introdujo la tesis de la función social de la propiedad de sustento cristiano y no socialista como muchos creen.

Sin embargo vendría la etapa de la “pausa” a la “Revolución en marcha” de López Pumarejo que frenó los intentos reformistas, la cual además fue proseguida por la de la violencia bipartidista entre 1948 y 1958 que, como lo sostienen autores como Orlando Fals Borda, Eduardo Umaña Luna y Germán Guzmán Campos en su investigación sobre este periodo de desangre en el país, estuvo imbricado por el conflicto de posesión y propiedad de la tierra.

Posteriormente, recordó López Obregón en su conferencia, vino el pacto político del Frente Nacional en cuyo primer gobierno, el de Alberto Lleras Camargo, se quiso ejecutar una reforma agraria integral mediante la Ley 135 de 1961 que contemplaba elementos para desarrollar asociaciones campesinas, explotaciones agrícolas comerciales, acceso al crédito y a asistencia técnica.

En este contexto se dio el caso de la hacienda La Bertha en Jamundí que infortunadamente se frustró por un fallo de la Corte Suprema de Justicia que reversó la reforma agraria. Luego vino el Pacto de Chicoral en 1971 durante el gobierno de Misael Pastrana Borrero suscrito entre el gran empresariado agrícola, los gremios y los partidos tradicionales que enterró todo intento de reforma agraria en Colombia.

Diez años después, se lamentó López Obregón, el país entró en una segunda y gran oleada de violencia que ha dejado como saldo 220 mil muertos, cinco millones de desplazados y seis millones 600 mil hectáreas despojadas. Ello refleja, dijo, que en Colombia no ha habido voluntad política para resolver el problema agrario. En buena medida porque las leyes son tan reales como es el deseo de los factores de poder.


Proceso de paz y consenso por construir

En medio de esta cruda realidad se viene desarrollando el proceso de paz de La Habana entre el gobierno y las Farc, sostuvo la candidata presidencial del Polo. Si bien reiteró que esta colectividad de izquierda respalda decididamente la negociación política para encontrarle una solución al conflicto armado, los acuerdos a que se lleguen son incompletos hasta que no se incorpore a la sociedad civil.

La perspectiva de solución al conflicto interno, agregó López Obregón, depende de un nuevo consenso social y político que hay que construirlo y dentro del cual el tema agrario será de importancia superlativa. En ese sentido, señaló, hay que garantizar el acceso a la tierra dentro del concepto social y ecológico de la propiedad, elevando la vida del campesino para que pueda hacer uso digno de todos los bienes como educación, salud, cultura, seguridad.

Sobre el desarrollo de las negociaciones en Cuba, la líder política alertó del riesgo que corre el proceso de paz por cuanto el gobierno de Santos lo ha vinculado al cronograma de sus necesidades y a sus cálculos electorales lo cual podría dar al traste.

Invitó a las dos partes a no pararse de la mesa hasta lograr el acuerdo que tanto esperan los colombianos y si es necesario, agregó, que la negociación continúe durante la época electoral. De lo contrario, enfatizó, no quedará sino el exterminio, por ello la alternativa es negociar en función del colectivo social.

Puntualizó que si alcanza la Presidencia de Colombia buscará el consenso con todos los sectores para aclimatar la paz y construir una sociedad más justa e incluyente.

Cali.

 

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER