Conecta con nosotros

Nacional

“Endurecen a trabajadores condiciones de pago de impuesto de renta”

Por José Arlex Arias Arias  

El titulo de este artículo, no es mío, es del periódico El Tiempo, en su edición virtual del pasado domingo siete de octubre, el cual desnuda de cuerpo entero el principio fundamental de la nueva Reforma Tributaria que, como todas las que le han antecedido, no son decisiones autónomas del Gobierno Nacional,

Publicado

en

Por José Arlex Arias Arias  

El titulo de este artículo, no es mío, es del periódico El Tiempo, en su edición virtual del pasado domingo siete de octubre, el cual desnuda de cuerpo entero el principio fundamental de la nueva Reforma Tributaria que, como todas las que le han antecedido, no son decisiones autónomas del Gobierno Nacional,

sino que hacen parte de la implementación de los acuerdos con la banca multilateral. El año pasado estuvo aquí en Colombia una comisión del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial que le dijeron al gobierno de Juan Manuel Santos que debía proceder a implementar una nueva Reforma Tributaria.

 

Para quienes hemos venido estudiando el modelo de desarrollo imperante en nuestro país, no podemos sorprendernos que se apruebe esta Reforma Tributaria y continúe la cascada impositiva contra la población. La razón es sencilla: el eje principal del modelo es el Libre Comercio; una de sus herramientas de globalización es la apertura de los mercados internos, para ello se impulsan zonas de integración o en su defecto Tratados de Libre Comercio, para asegurar el ingreso de producción extranjera al país. Dichos Tratados tienen como base esencial la rebaja o eliminación gradual de los aranceles que Colombia cobraba, generando un desbalance en los recursos fiscales de la Nación, cuantificado en varios billones de pesos anuales.

El modelo utiliza una segunda herramienta, igual de demoledora contra la Nación, resumida en la cacareada –por Uribe y Santos- “Confianza Inversionista”, según ella la llegada de la Inversión Extranjera Directa –IED- le resolverá a los colombianos el estado de bienestar social, bajo una forma de generación de empleo. Entonces le entregan a estas empresas extranjeras, es posible que se beneficien unas cuantas colombianas, nuevas gabelas establecidas en diferentes normas que les aseguran: exclusiones y exenciones por largos períodos de años sobre los impuestos que le deben pagar al país. Allí nace una especie de paraíso fiscal para estos empresarios, conocido como la “seguridad jurídica”, mediante la cual se dictan normas que bajo el lema de “Confianza Inversionista” les garantiza, además de la rebaja de impuestos, todo tipo de privilegios cuantificados también en varios billones de pesos al año.

Sumadas las rebajas o eliminación de aranceles con estas últimas de la “Confianza Inversionista” a la IED, nos da la razón por la cual se va a implementar esta Reforma Tributaria y por qué con certeza un diario como El Tiempo, asevera que “Endurecen a trabajadores condiciones de pago de impuesto de renta”. Pero es que no es solo el impuesto de renta que endurecen, sino que es toda una cascada contra todos los trabajadores y la clase media colombiana, la cual sigue en vía de extinción, puesto que cada día la empobrecen. Según cálculos de los analistas con la sola rebaja del impuesto de renta a las empresas del 33 al 25 por ciento se reduce el ingreso del Estado en 8 billones de pesos. Lógico, este tiene que ser compensado creando o aumentando los impuestos a la población, que además tendrá que aportar cerca de 857 mil millones de pesos anuales adicionales en el IVA, en un país donde hay inmensas capas de población que por falta de ingresos dejan de consumir alguna comida diaria, menos ahora que hasta el popular almuerzo “corrientazo” quedará grabado con impuestos, llegando la situación  al empleado común y corriente.

En el transcurso del debate en el Congreso de la Republica habrá posibilidad de opinar con cifras sobre el duro impacto de la Reforma. Su sola presentación le quita el maquillaje al jugador de póker asentado en el Solio de Bolívar y a su Unidad Nacional, pero además alerta a las organizaciones políticas y sociales sobre sus nefastas consecuencias. ¡Mientras a las multinacionales les regalan el país, a los trabajadores les cobran IVA hasta en un “corrientazo”.

arlexariasarias@hotmail.com

16 de octubre de 2012.

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER