Conecta con nosotros

Nacional

Ensayos y errores de la economía mundial

Por Eduardo Sarmiento Palacio  

Luego de un año y medio de crecimiento cercano al 1%, el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos anunció el programa Q3, que consiste en la compra masiva de títulos del tesoro e hipotecarios.

Publicado

en

Por Eduardo Sarmiento Palacio  

Luego de un año y medio de crecimiento cercano al 1%, el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos anunció el programa Q3, que consiste en la compra masiva de títulos del tesoro e hipotecarios.

En términos elementales, imprimirá dólares sin consideración para mantener la tasa de interés en cero.

El expediente se aparta del manejo convencional de la política monetaria orientado a influir el gasto privado por la vía de la tasa de interés. La baja de la tasa redunda en un mayor consumo de inversión, pero deja de operar cuando llega a cero y el público no recibe el crédito. En el desespero han procedido a remediar el obstáculo dirigiendo la liquidez para que los agentes adquieran acciones y activos fijos. Se apuesta que el alza de sus precios aumente la riqueza e induzca elevar el consumo. Es la típica política inequitativa para propiciar la producción y el empleo.

En las concepciones tradicionales se considera que la expansión monetaria tiene grandes multiplicadores que se difunden por toda la economía y no se sabe quién la recibe. El resultado es distinto bajo condiciones de tasas de interés cero, porque los multiplicadores son pequeños. Los beneficios recaen en el primer receptor. Así, los mayores beneficiarios del Q3 son los ingresos del capital, y como éstos tienen una capacidad reducida de gasto, la incidencia sobre el empleo y los ingresos laborales es marginal.

Lo anterior se observa en Colombia. Las políticas monetarias contribuyen a reactivar la demanda global y la producción, pero no afectan mayormente el mercado laboral. La razón es la misma. El impacto del dinero recae primordialmente en los ingresos del capital, lo que contribuye a ampliar la producción, pero no llega al empleo ni a los ingresos laborales.

El error está en la concepción que presupone que el mercado monetario opera en equilibrio. Se supone que el mal desempeño de las economías no es más que choques que se corrigen solos o con política monetaria. Se equivocan. Como se vio en los últimos dos años, el retiro de los estímulos monetarios y fiscales retornó las economías europeas a la recesión y la estadounidense al estancamiento.

La explicación está en la deficiencia de demanda efectiva, más concretamente, en la monumental discrepancia entre las rentas del capital y el trabajo ocasionada por la globalización. Los trabajadores no tienen los ingresos para adquirir los bienes que pueden producir, y como no hay demanda suficiente por bienes de consumo, los empresarios no encuentran las empresas y las inversiones en donde colocar sus elevadas utilidades. Semejante desajuste no se puede arreglar con acciones coyunturales y menos cuando amplían las desigualdades. Mientras que la solución de la economía mundial sea aumentar la liquidez a tasa de interés cero para que los agentes económicos especulen en las bolsas y eleven su riqueza en forma ficticia, la deficiencia estructural se mantendrá inmune.

En realidad, la explosión monetaria de Estados Unidos es una actitud desesperada sin base científica. Si bien puede aliviar el estancamiento, de ninguna manera va a corregir el desequilibrio que se origina en las enormes diferencias de ingresos y es la verdadera causa de la crisis. Por el contrario, lo agravará.

La alternativa es canalizar los recursos de emisión y los excedentes de ahorro para que los grupos laborales puedan adquirir los bienes que están en capacidad de producir. La solución no es muy distinta a la que hemos sugerido para Colombia. En cualquier caso, su viabilidad está condicionada a la intervención del Estado de las empresas, bien mediante regulaciones o subsidios, para crear empleos y mejorar las remuneraciones.

El Espectador, Bogotá, 30 de septiembre de 2012.

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER