Conecta con nosotros

Nacional

Inclina la cerviz

Por Jaime Enríquez Sansón*  

Con esta expresión, a la cual el obispo le adicionó palabras como “sicambro valiente”, se refiere que Remigio bautizó a Clodoveo, el bravo rey franco, y con él a todos sus siervos. Clodoveo encarnó así a un pueblo que se acostó pagano y se levantó cristiano, sin mayor preparación, sin convicciones ni conocimiento de la nueva fe.

Publicado

en

Por Jaime Enríquez Sansón*  

Con esta expresión, a la cual el obispo le adicionó palabras como “sicambro valiente”, se refiere que Remigio bautizó a Clodoveo, el bravo rey franco, y con él a todos sus siervos. Clodoveo encarnó así a un pueblo que se acostó pagano y se levantó cristiano, sin mayor preparación, sin convicciones ni conocimiento de la nueva fe.

Esta sería tarea posterior: catequizar luego de bautizar, a la inversa de como se había hecho hasta entonces. Igual, igual a cuanto ocurre en la Colombia nuestra de cada día. Se reúnen los obispos, qué digo obispos, los pontífices de la fe en Santos o Santos en persona, y proceden a ordenar al pueblo que a través de esos sicambros valientes que son los honorables senadores y representantes, se bautice y acepte el nuevo credo: la ley de restitución a las víctimas, la ley de nuevos propietarios, la ley de exclusión de colombianos de la extrema pobreza, la ley de las regalías, en fin, todo cuanto el presidente en su bondad quiera darnos a los humildes ciudadanos del montón, estemos o no dentro del dígito de pobres a que nos quiere reducir, en el papel, el mismo señor presidente. Luego, de preferencia durante la inminente campaña para el congreso, vendrá la catequización de ciudadanos, el alud de información para convencernos en la nueva fe, el adoctrinamiento. Y habremos de inclinar la cerviz: “adora lo que has quemado y quema lo que has adorado” dizque agregó Remigio, el santo. Y estaremos a las puertas del cielo, valga decir en la misma felicidad terrenal: ¡el bien germina ya!

Y es que cuando se observa la forma como se adelantan los debates tanto en las respectivas comisiones como en las plenarias, llama la atención la conducta de los honorables senadores y representantes. Por varias razones. Por ejemplo, por su evidente mala educación. No han visto ni por asomo las recomendaciones de ese clásico que es la Urbanidad de Carreño: conversan entre sí, juegan con los teléfonos celulares o como se llamen los sofisticados aparatos que manejan; comen con los peores modales, sonríen, se pasan las manos por la cara, cabecean somnolientos, se levantan para distraer al presidente de turno, en fin, demuestran que les importa muy poco su compañero orador o el ministro invitado o el funcionario visitante. Cuando el tema a tratar es de suma trascendencia, se ven las sillas vacías, las curules abandonadas tal vez para adelantar la consulta o escuchar la propuesta oficial que decidirá el voto. Aunque este es un decir: se escuchan en los recintos los mejores discursos, cargados de razones unos, de sólidos argumentos otros, de irrebatible construcción los más. Se nota que el auditorio está convencido. El televidente o el asistente a las barras, no hallan contra argumentación válida o refutación útil. Entonces, se procede a votar. Se relajan aún más los honorables, se desperezan, se ríen abiertamente y votan. No era necesario hacerlo: la ley de bancadas, la disciplina de partido – que me suena muy similar a la disciplina para perros – no se hace esperar y la coalición gobiernista gana, la oposición pierde, y los discursos se archivan porque luego, una vez cumplida su misión, los honorables salen a celebrar, a reclamar los compromisos oficiales, dando la espalda al pueblo que los eligió.

Es que ya habían sido bautizados por el santo: inclinaron la cerviz estos sicambros – si que también sicambras – valientes, que acaban de quemar lo que adoraron y ahora adoran lo que antes quemaron. Se ha escrito una nueva página de la historia democrática en esta Colombia, la nuestra.

*Periodista y filósofo nariñense.

Pasto, abril 9 de 2012.

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER