Conecta con nosotros

Nacional

“La solución a la crisis económica no es técnica sino política”: Pierre Salama

Por Fernando Arellano Ortiz 
Buenos Aires  

Señalando en forma categórica que la solución a la actual crisis capitalista no es técnica sino política, el economista francés Pierre Salama dijo que la misma es estructural y se manifiesta en que hoy es de tipo regional como la que debe enfrentar Europa y posiblemente mañana le corresponda afrontarla a América Latina.

En desarrollo del  VI Encuentro Internacional de Economía Política y Derechos Humanos realizado por la Universidad Popular Madres de Plaza de Mayo

Publicado

en

Por Fernando Arellano Ortiz 
Buenos Aires  

Señalando en forma categórica que la solución a la actual crisis capitalista no es técnica sino política, el economista francés Pierre Salama dijo que la misma es estructural y se manifiesta en que hoy es de tipo regional como la que debe enfrentar Europa y posiblemente mañana le corresponda afrontarla a América Latina.

En desarrollo del  VI Encuentro Internacional de Economía Política y Derechos Humanos realizado por la Universidad Popular Madres de Plaza de Mayo de Buenos Aires, este doctor en economía caracterizó la actual crisis como de la financiarización, es decir, el desplazamiento del capitalismo productivo al capitalismo financiero, del beneficio a la renta, del empresario al rentista inversor.

En los países europeos “el déficit presupuestario se justificó en que se debía ayudar a los bancos, para evitar una crisis peor. El déficit aumenta con la creación de bonos del Estado”, explicó.

Profesor emérito de la Universidad de París IX, director científico del Grupo de Investigación del Estado, la Internacionalización Tecnológica y el Desarrollo (GREITD), Salama señaló en la capital argentina que los bancos han utilizado ese dinero para especular mediante préstamos  a los países más frágiles, en el caso de Europa, por ejemplo, Grecia.

Sobre América Latina dijo que “se ve desaceleración de la economía porque las exportaciones de productos manufacturados han disminuido. El crecimiento que registraron algunos países es consecuencia de las políticas keynesianas que adoptaron. Hoy, el desafío no viene de Estados Unidos, sino de China. Una crisis estructural significa, necesariamente, un cambio en las reglas del juego. ¿Qué va a hacer América Latina? ¿En lugar de venderle materias primas a Europa y Estados Unidos se las venderá a China? Se trataría de cambiar el centro, pero seguir siendo periferia”.

Ante los retos de crecimiento económico de Latinoamérica, el economista francés considera que es necesario pensar en un proteccionismo “no de manera nacionalista, sino regional”.

Para ello, dijo, se debe contar tanto con un banco público como con una política industrial a nivel de la región.

Explicó que si bien la teoría de la dependencia en su vertiente marxista fue muy buena porque daba una visión coherente de lo que ocurría en el mundo entre las décadas del 60 y 80, hoy el análisis debe ser diferente, pues “estamos frente a otro mundo”.

“En mi opinión debemos abandonar el concepto de centro y periferia. ¿Dónde está el centro? ¿Dónde la periferia? Debemos construir nuevos conceptos, porque las formas de dominación han cambiado”, puntualizó el analista económico.

El riesgo de la zona euro

Para Salama la zona euro estuvo a punto de desaparecer por las crisis de Grecia, España e Italia. En su concepto, hay dos crisis: la del sistema financiero, que se inició hace unos cuatro años, y una segunda, que se alimenta de la primera y ante la cual la única respuesta que encuentran los gobiernos es de carácter fiscal, explicó.

“Cuando uno es chico es fácil morir, cuando uno es más grande la cosa es más difícil. Con esto quiero decir, si el sistema de la zona euro explota es todo el sistema financiero internacional que estalla. Miren la estrategia de Néstor Kirchner: impuso un determinado tratamiento de la deuda externa; intercambió bonos por títulos que apenas valían la mitad. Y por eso es que fue marginado de los mercados financieros. Ese fue uno de los secretos del crecimiento que tuvo Argentina. Y en mi opinión, tuvo totalmente razón de hacerlo. En cambio, en Grecia recibieron planes de austeridad cada vez más fuertes. Hay muchos intereses de todos lados, muchas reticencias en los bancos, que prefieren jugar la carta de la peor situación. Creo que estamos frente a un gran cambio del funcionamiento en Europa. Hay que mirar la propuesta de François Hollande, de que los países puedan pedir plata al 1% cuando España pide créditos al 6 por ciento. Es una idea que puede avanzar hoy”.

Sin embargo, considera que los ajustes que se están aplicando en Europa por gobiernos de derecha sólo harán que la región se precipite hacia una recesión cada vez más profunda.

Frente a este deprimente panorama, Salama insiste en que la única salida es política, y dependerá en gran medida “de la posibilidad de éxito que tengan los movimientos sociales para oponerse a Bruselas y al FMI”.

“Los movimientos sociales que se registran en Europa pueden constituirse en fuerzas políticas que impulsen un cambio a favor de los trabajadores. Sin embargo, hay un riesgo: que la ultraderecha capitalice el descontento social”, señaló.


Profesión de economista se ha prostituido

Sobre la responsabilidad de la ciencia económica predominante en la actual crisis financiera, el economista  francés se fue lanza en ristre contra sus colegas a los que calificó de “prostitutas”.

“La responsabilidad –dijo- es de los que tienen más fuerza. Los economistas son como las prostitutas, es decir, dicen lo que quieren escuchar sus dueños. Lamento decirlo de un modo tan brutal, pero desde un punto de vista social muchos de los economistas son impostores. Nos aprovechamos del desconocimiento de los ciudadanos para aparecer como una ‘ciencia’ económica que dice que hay una única solución para distintos tipos de problemas”.

“En lo que a mí concierne, – prosiguió- me escandaliza que muchos de mis colegas economistas se presenten como profesores cuando en realidad son representantes de entidades bancarias. No son los economistas quienes deciden, son sirvientes o prostitutas que sirven a los intereses de otros, como  bancos, gobiernos o instituciones financieras diversas. Suena brutal, lo sé, pero ya es tiempo de decir la verdad sobre este tema”.

Buenos Aires, octubre de 2012.

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER