Conecta con nosotros

Internacionales

La Troika confisca en Chipre los ahorros de la clase trabajadora

Con nocturnidad y alevosía, así es cómo la Troika (FMI, BCE y CE) y los gobiernos neoliberales confiscan los ahorros de la clase trabajadora y se establece un corralito. Ahora el turno es para la isla de Chipre.

El pasado sábado 16 de marzo Chipre se ha despertado con la noticia de que parte de los ahorros de los trabajadores y trabajadoras serán utilizados para salvar a la banca privada. De nuevo muchos rescatando a unos pocos.

De por medio está la llamada Troika, conformada por la Comisión Europea (CE),

Publicado

en

Con nocturnidad y alevosía, así es cómo la Troika (FMI, BCE y CE) y los gobiernos neoliberales confiscan los ahorros de la clase trabajadora y se establece un corralito. Ahora el turno es para la isla de Chipre.

El pasado sábado 16 de marzo Chipre se ha despertado con la noticia de que parte de los ahorros de los trabajadores y trabajadoras serán utilizados para salvar a la banca privada. De nuevo muchos rescatando a unos pocos.

De por medio está la llamada Troika, conformada por la Comisión Europea (CE),

el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Central Europeo (BCE), que usa la deuda de los países para extorsionar y someter a los pueblos. Tras usar este mecanismo con Grecia, Portugal, Irlanda y España, ahora lo hace con Chipre, pero está vez se traspasa una línea que hasta hoy no se había hecho: tocar directamente los ahorros de los trabajadores, un hecho que desde el estallido de esta crisis capitalista no tenía antecedentes en Europa.

Dicen los dirigentes de la Troika que el caso de Chipre es muy específico. También decían que Irlanda no era Grecia, que Portugal no era Irlanda y que España no era ninguna de las anteriores y al final las cuatro han acabado bajo su yugo, con drásticas medidas que afectan de lleno al pueblo.

Después de confiscar parte de los ahorros de los y las chipriotas y establecer un corralito en el país, muchos ciudadanos de otros países piensan ahora qué es lo que puede pasar con sus depósitos.

La credibilidad de los políticos de la UE está bajo cero. Rompieron la promesa de que el dinero de los depositantes no se tocaría jamás, que estaba plenamente a salvo.

La fórmula que ha aplicado la Troika es que el Estado de Chipre asuma parte del préstamo como garante, unos 10.000 millones de euros, y el resto, directamente a cargo de la clase trabajadora, subidas de impuestos y confiscación directa de los ahorros.

Así, los ciudadanos ven como se acaba de imponer un impuesto extraordinario del 9,9% sobre los depósitos de más de 100.000 euros y uno de 6,75% para los de menos de 100.000 euros.

Obviamente esta medida ha generado pánico entre los ahorradores. Desde el pasado sábado se generaron colas para retirar dinero de los bancos.

 

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER