Conecta con nosotros

Nacional

Las crisis del capitalismo se dan en una parte del mundo para beneficio de otra parte: Óscar Ugarteche

Por Carlos Bedoya   

Para el reputado economista e investigador peruano Ósar Ugarteche, llegará el momento en que la crisis global va a sentirse muy fuerte en los países en vías de desarrollo como los de América Latina, por lo que  recomienda promover el mercado interno, mejorando salarios, formalizando el empleo y desarrollando políticas industriales para enfrentar el sacudón económico que se aproxima.

Publicado

en

Por Carlos Bedoya   

Para el reputado economista e investigador peruano Ósar Ugarteche, llegará el momento en que la crisis global va a sentirse muy fuerte en los países en vías de desarrollo como los de América Latina, por lo que  recomienda promover el mercado interno, mejorando salarios, formalizando el empleo y desarrollando políticas industriales para enfrentar el sacudón económico que se aproxima.

“Estamos aprendiendo que las crisis generales no existen, son crisis en una parte del mundo para beneficio de otra parte del mundo, y ahora estamos siendo los beneficiarios de este desastre con nuestra tasa de crecimiento en el hemisferio sur. Pero nos va a tocar cuando ellos comiencen a mejorar. No hay tal cosa como que la crisis afecta a todos por igual. Mentira. Afecta a algunos y después afecta a otros”, explica.

Ugarteche es actualmente tutor de doctorados de Economía y Filosofía e Historia en México y Alemania. Igualmente es el presidente de la Agencia Latinoamericana de Información (ALAI) y coordinador del Observatorio Económico de América Latina (OBELA). Ha incursionado en literatura y tiene en su haber una novela: “Babilonia la Grande”.

Doctor en economía e investigador principal en temas económicos de la Universidad Nacional Autónoma de México, analiza en esta entrevista la coyuntura económica mundial.

– Estamos entrando al quinto año de la crisis global, ¿Quién tiene la culpa de todo esto?

– El capitalismo. El capitalismo viene con crisis, viene con dinámica económica, con ciclos económicos, con subidas y bajadas. Y lo que precipita la bajada es el proceso de financiarización de la economía.

– ¿Cómo defines esta financiarización?

– Suele ser la última etapa del crecimiento sólido. Cuando se comienza a financiarizar la economía es porque la rentabilidad comienza a bajar en el sector real y se necesita obtener rentabilidad ficticia. Y de ahí viene lo financiero.

– ¿Y cómo describes la financiarización actual?

– Lo que tenemos ahora es un auge de lo financiero desregulado. Esta vez, a diferencia de los años treinta, ha sido mucho más grande, mucho más profundo, pero está también mucho mejor manejado. No hay depresión económica.

– ¿Qué hay entonces?

– Financiarización y crecimiento cero.

– Pero hay quienes dicen que la culpa de todo este despelote es el Estado de Bienestar…

– Ese es el discurso ideológico de la derecha financiera.

– ¿Para qué?

– Para concentrar el ingreso en el sector financiero. El objetivo del discurso ideológico que dice que la culpa de esto la tienen los Estados grandes, es privatizar los servicios públicos, la salud, la Educación, el agua, en fin, todos los bienes públicos. Y en ese proceso de privatización hacer más ganancias. Pero si se ve desde el punto de vista de la lucha de clases, como lo ha dicho Warren Buffett (no Carlos Marx, sino Buffet uno de los hombres más ricos del mundo): “ésta es la guerra de clases y nosotros la estamos ganando. Y no debería de ser así”.

– O sea que hay tremenda guerra ideológica por ver quién sale ganando con la crisis…

– Los que están saliendo parados de esto son los bancos, porque si se bajan los salarios para rescatar bancos (que es el caso de Europa), entonces, en la lucha de clases pierden los trabajadores y ganan los banqueros.

– Pero se está generando una crisis social…

– Enorme. Pero eso no les importa porque lo resuelven con el ejército en la calle. Con la militarización de la relación social, que es lo que está pasando.

– Aunque los bancos no pueden tapar el sol con un dedo. A los 15 más grandes del mundo les acaban de bajar la calificación de riesgo.

– Lo que es sensacional. ¿Cómo es que de esto ganan unos pocos, y ahora resulta que esos pocos, que son treinta bancos, la mitad son rebajados de categoría? A la mitad de ellos que eran “generales”, los han hecho “coroneles”, les han quitado sus galones. Esta gran banca es la que maneja los gobiernos, maneja el gobierno de los Estados Unidos. El capital financiero es el que maneja a los Estados y hace que las leyes sean para su beneficio y que los salarios bajen, y que no se les cobre impuestos. Ahora esos bancos son los afectados por la pérdida de la calificación de riesgo. Me parece notable.

– ¿Y qué significa eso?

– Que de los treinta bancos que administran el mundo, a la mitad les va a subir su costo del dinero y por tanto van a perder rentabilidad.

– ¿Van a quebrar?

– No.

– ¿Pero algún impacto tendrá también para la gente de a pie?

– Sí, el encarecimiento del crédito. Se le sube el precio al consumo. Las tarjetas de crédito subirán de precio.

– ¿Y para el caso de Europa?

– Hay 5 ó 6 bancos europeos afectados con esta medida, el Deutsche Bank, dos bancos franceses, y otros. Lo que se va a tener es que la gran banca europea, que se había diferenciado de la banca española, griega, irlandesa y portuguesa, ahora va a perder rentabilidad. Eso cambia la forma de la crisis europea porque se fortalece el sector financiero que no está siendo afectado por la baja en su calificación, que no es el español pequeño, es por ejemplo el español grande como el BBVA y el Santander. Ellos no están siendo afectados por esta medida. Tampoco el sector financiero italiano grande y una parte del francés. Se va a producir una posición diferenciada entre bancos que están con mejor perfil y mejor rentabilidad, mejor perspectiva y más prestigio; y otros que pierden rentabilidad y pierden prestigio y se les elevan los costos del crédito. Vamos a ver un desplazamiento de cuentas de un tipo de bancos a otros. Va a cambiar el perfil de la crisis.

– ¿Hacia dónde va la crisis?

– Estamos entrando en la tercera crisis bancaria. Se ha iniciado la tercera crisis bancaria y la décima etapa de la crisis, con esta medida de Moody´s.

– Mucha gente dice que el Euro se cae, ¿es cierto?

– El Euro no se cae nada. ¿A dónde se va a caer? El Euro se caería si hubiera alguna economía grande sólida. Y no hay tal cosa. Lo que hay son economías emergentes sólidas. El Euro va a mantenerse, y al mismo tiempo se fortalecerán el Renminbi, el Real, el Rublo, la Rupia, el Peso chileno y seguramente el Sol peruano. Vamos a ver el fortalecimiento de monedas que hasta poco no eran fuertes.

– ¿Es fortalecimiento de éstas o el debilitamiento de la grandes? Porque no es que les convenga a estas economías apreciar su moneda, pues sus exportaciones pierden competitividad…

– Sí claro, es el vaso medio lleno, medio vacío. Si bajan los unos, suben los otros. El proceso de fortalecimiento de nuevas monedas, es el espejo del debilitamiento de las otras. Pero el Euro va a seguir allí. Son los ingleses y los estadounidenses los que quieren que el Euro desaparezca.

– Cuando se comparan las cifras de deuda de Estados Unidos, Japón, Inglaterra y Europa nos damos cuenta que están en lo mismo, ¿por qué entonces solo se le pone al Euro contra la pared, y no al dólar, ni a la libra, ni al yen?

– Sí pues. Al dólar no se le pone contra la pared porque pueden imprimir todos los dólares que quieran. Del yen, que está hasta muy mal, nadie habla. Y eso que se ha apreciado en relación al euro y al dólar porque la gente sale de las monedas más frágiles y va a las más duras, y el yen es durísimo a pesar de la deuda de 200 por ciento del producto de Japón y de que no crece hace años.

– ¿Y cómo va a afectar a los países en desarrollo, la crisis europea?

– Todo va a depender de qué pase con las tasas de interés. Porque los precios de las materias primas dependen de la tasa de interés. Se mantienen altos si la tasa es baja. Mientras las tasas sigan abajo, yo no me preocuparía mucho. El asunto es que no van a seguir abajo para siempre.

– ¿Y cuándo subirán?

– El día que alguien perciba que hay un poco más de inflación en Europa o en Estados Unidos.

– ¿Y eso se ve cercano?

– No, a dos años más por lo menos.

– ¿Qué significa fortalecer el mercado interno en términos concretos?

– Mejora los salarios y formalizar el empleo.

– ¿Es el punto número uno?

– Es el punto del uno al nueve.

– ¿Y el diez son las políticas industriales?

– Sí, las políticas productivas.

– ¿Y la infraestructura, la calificación y la tecnología?

– Lo acompañan pero si no tienes una activación de la demanda, la infraestructura no te sirve para nada.

 

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER