Conecta con nosotros

Internacionales

Países europeos deben reconocer “vergonzosas causas” del agravio a Evo Morales: editorial de El Tiempo

Pese a que la “gran prensa” colombiana minimizó con clara intencionalidad política el agravio de algunos países europeos al presidente boliviano Evo Morales al no permitirle sobrevolar su espacio aéreo por claras instrucciones del gobierno norteamericano por considerar que en su avión iba el extécnico de la CIA, Edward Snowden, el diario El Tiempo, principal vocero del establecimiento y propiedad del banquero Luis Carlos Sarmiento Angulo, en editorial de este 5 de julio, reconoció la gravedad del hecho.

Publicado

en

Pese a que la “gran prensa” colombiana minimizó con clara intencionalidad política el agravio de algunos países europeos al presidente boliviano Evo Morales al no permitirle sobrevolar su espacio aéreo por claras instrucciones del gobierno norteamericano por considerar que en su avión iba el extécnico de la CIA, Edward Snowden, el diario El Tiempo, principal vocero del establecimiento y propiedad del banquero Luis Carlos Sarmiento Angulo, en editorial de este 5 de julio, reconoció la gravedad del hecho.

Con el título “Un episodio que no puede repetirse”, el editorialista del periódico del principal banquero colombiano sostiene:

En un error de cálculo, cuatro países de la Unión Europea le cerraron su espacio aéreo a la aeronave presidencial de Bolivia. Son tan justificados los reclamos del gobierno boliviano como la reunión de presidentes de Unasur, de la que ayer fue anfitrión.

El pasado 2 de julio y durante un poco más de trece horas, el avión de Evo Morales, el controversial presidente de Bolivia, fue una especie de paria por cielo europeo, debido a que había declarado unos días antes que debatiría en su país la posibilidad de darle asilo al espía delator de los Estados Unidos: al muy buscado Edward Snowden. Y, en un error de cálculo, que no solo prueba la torpeza de los vigilantes, sino que, de paso, demuestra que en el primer mundo se sigue mirando por encima del hombro y con condescendencia a los “exóticos” suramericanos, cuatro países de la Unión Europea: Italia, Francia, Portugal y España, le cerraron su espacio aéreo a la aeronave presidencial de Bolivia, que viajaba desde Moscú hasta La Paz.

Sin lugar a dudas, estaban temerosos de ganarse un desembarco del hombre que el gobierno norteamericano busca con encono. Ante tal situación, el piloto argumentó problemas técnicos para, finalmente, aterrizar en Viena.

De inmediato, el vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, salió al mundo a decir que Evo Morales había sido “secuestrado por el imperialismo”. Y no le faltaba razón. Morales, por lo menos técnicamente, había sido retenido por obra de un puñado de países, que se estaban comportando, punto por punto, como aquellas naciones que los teóricos de la conspiración han venido llamando “imperialistas” desde hace tanto tiempo. Son tan justificados los reclamos del gobierno boliviano como la reunión de presidentes de Unasur, de la que ayer fue anfitrión.

A esta cita de urgencia no pudo asistir el presidente Santos, quien acertó al expresar el respaldo y la solidaridad del gobierno colombiano. El mandatario calificó lo sucedido de “inaudito” y declaró: “Nos solidarizamos con Evo Morales”. A su vez, invitó a los países de América Latina y de la Unión Europea a hacer todo lo posible para evitar una crisis diplomática.

Les corresponde, pues, a las naciones del mundo actuar pronto. Si se reconocen las vergonzosas causas de lo ocurrido y no se olvida que esta primera semana de julio del 2013 sucedió algo que no puede pasar, la comunidad internacional tendrá que darse por bien servida.

El Tiempo, Bogotá.

 

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER