Conecta con nosotros

Nacional

Polo: ante todo ser portador y agente de esperanza

Por Luis I. Sandoval M.

 

El Polo es una esperanza para Colombia. Su quehacer está en mostrar las razones y los caminos de esa esperanza. Una tarea ineludible al respecto es la de aproximar, articular, sumar, crear sinergia y abrir posibilidades al avance y a la victoria del país nacional. Para ello el Polo tiene que esforzarse en ver,

Publicado

en

Por Luis I. Sandoval M.

 

El Polo es una esperanza para Colombia. Su quehacer está en mostrar las razones y los caminos de esa esperanza. Una tarea ineludible al respecto es la de aproximar, articular, sumar, crear sinergia y abrir posibilidades al avance y a la victoria del país nacional. Para ello el Polo tiene que esforzarse en ver,

analizar y comprender la compleja realidad que es Colombia en todos los aspectos, incluido el de sus expresiones populares y movimientos sociales. El pueblo en su resistencia y en su lucha es una realidad compleja: lo es en la lucha por los derechos, en la lucha por la democracia, en la lucha por la paz, ninguna de estas luchas es sencilla. La lucha por la paz en el momento embrionario en que hoy está es preciso entenderla en las indecisiones y vacilaciones de los actores armados que saben que la guerra no va más, pero no saben como bajarse de ella. Hay que comprender las ambigüedades de la transición: cuando todavía no está en firme la decisión de abandonar las armas, no puede estar totalmente claro como se hace política. A la sociedad debe interesarle favorecer los procesos, las iniciativas, los movimientos mediante los cuales quienes hoy están en armas pueden hacer el tránsito al ejercicio de la política sin armas. Para ello se requiere sabiduría: no ser ingenuos, pero tampoco ser miopes. Se requiere capacidad de asombro y junto con ella capacidad de innovación: lo que está pasando hoy no es simplemente la repetición de lo que pasó ayer, la Marcha Patriótica no es la reedición de la UP. Hoy, armados y no armados podemos hacer uso de la imaginación instituyente y de la voluntad constituyente para crear una realidad política nueva en la cual nos reinsertemos todos. La paz no es que los armados dejen las armas e ingresen gozosos al inaceptable statu quo existente, la paz es la posibilidad de un nuevo comienzo para todos, un nuevo comienzo imperfecto pero perfectible, si no es así no habrá paz, la paz posible es la paz imperfecta. Por eso el Polo antes que nada tiene que, con mucha inteligencia y mucha paciencia, comprender y con base en la comprensión de las realidades complejas de hoy emprender iniciativas políticas acertivas y certeras. Estas sencillas observaciones permiten ver que el debate con el PC y con la Marcha Patriótica no es ante todo organicista, legal, de doble militancia, de previsión electoral, ni siquiera de imagen y percepción pública. El debate con ellos son las vías y el compromiso con la paz política para que las expectativas de hoy se hagan realidad y no se conviertan en una nueva frustración. El Polo siempre debe ser portador y agente de esperanza para el pueblo colombiano.

 

 

9 de agosto de 2012.

 

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER