Conecta con nosotros

Titulares

Polo Democrático evalúa posibilidad de solicitar misiones internacionales de verificación electoral, anuncia Clara López

Con motivo de la solicitud elevada a Naciones Unidas y a la OEA sobre la estigmatización de que ha sido objeto el senador Jorge Enrique Robledo y el Polo Democrático Alternativo por señalamiento irresponsables del Presidente de la República y su Ministro del Interior, este partido de oposición va a evaluar la posibilidad de solicitar  misiones  de observación electoral internacionales que coadyuven en la verificación de garantías necesarias, anunció la presidenta de esta colectividad de izquierda, Clara López Obregón, al instalar un encuentro nacional

Publicado

en

Con motivo de la solicitud elevada a Naciones Unidas y a la OEA sobre la estigmatización de que ha sido objeto el senador Jorge Enrique Robledo y el Polo Democrático Alternativo por señalamiento irresponsables del Presidente de la República y su Ministro del Interior, este partido de oposición va a evaluar la posibilidad de solicitar  misiones  de observación electoral internacionales que coadyuven en la verificación de garantías necesarias, anunció la presidenta de esta colectividad de izquierda, Clara López Obregón, al instalar un encuentro nacional

de dirigentes polistas que sesiona entre el jueves 25 y el sábado 27 de junio en Bogotá.

En su intervención en esta cumbre polista de los 32 departamentos y del Distrito Capital de Bogotá, la cual se lleva a cabo en el Hotel Astral, López Obregón hizo un detallado análisis del momento sociopolítico del país y de las perspectivas de su colectividad con miras a las elecciones del próximo año.

Dijo que no obstante “el viejo truco de siempre” de los gobiernos del tradicional bipartidismo, la estigmatización contra los opositores ya no funciona y expresó que toda “esa gente recia que exige sus derechos” a través de paros y protestas a lo largo y ancho del país, “tiene nuestra solidaridad y apoyo”.

López Obregón alzó la voz para enfatizar que “el Polo Democrático no está infiltrado en la lucha social”, por el contrario, recalcó, “el Polo y la lucha social son una misma cosa”.

Dijo que “cuando se gobierna se requiere construir capacidad para comprender la insatisfacción social para proceder a atender sus causas. No vale la salida fácil de inventarse enemigos cada vez que surge la inconformidad social”.

Fue reiterativa al señalar que “el Polo no es un partido que propicie o estimule la violencia en ninguna de sus formas, pero aclaramos a la vez en forma contundente, que el Polo si está comprometido con todas las luchas y todas las angustias del pueblo colombiano víctima del modelo económico excluyente en el que han embarcado al país”.

“Nosotros no necesitamos permiso para ejercer el control político y la oposición, pero si exigimos las garantías que toda democracia otorga a la oposición”, sostuvo la candidata presidencial del único partido de oposición en el país.

Debate sobre el modelo agrario

De otro lado, la presidenta del Polo Democrático dijo que llegó el momento propicio para abrir el debate nacional en torno del modelo agrario que requiere Colombia ante la crisis humanitaria que vive el sector rural del país.

“Cómo no comprender la radicalidad de los campesinos Catatumbo que han sido sometidos a genocidio: 60 masacres, 11.500 personas asesinadas y 14.000 desplazadas”, precisó López Obregón, quien además se mostró muy crítica de la denominada locomotora minera santista, de la que dijo que es insostenible por cuanto no se puede seguir entregando la riqueza a las transnacionales que lo único que dejan es miseria y violencia en el país.

Apartes del discurso

A continuación algunos apartes del discurso de la presidenta del Polo Democrático, Clara López Obregón ante el Encuentro nacional polista:

Apreciados y apreciadas colegas polistas delegados de los 33 Comités departamentales y del Distrito Capital.

Compañeros y compañeras del Comité Ejecutivo Nacional

Honorables senadores, representantes, concejales

Nos reunimos hoy en Bogotá, ocho meses después de nuestro III Congreso para tomarle el pulso al partido, debatir sobre la problemática regional y nuestra articulación a las luchas y movilizaciones sociales que son el fundamento y la vida misma de nuestro accionar político, así como afinar la estrategia a seguir en el debate que se avecina para elegir nuevo Congreso y Presidenta de la República. Que sabias fueron las decisiones del Congreso. 750 delegados elegidos democráticamente en discusión fraterna señalaron el camino de nuestra actividad organizativa, programática y estratégica. En todo el país avanza la restructuración de vida partidaria ordenada en la reforma estatutaria que democratizó  las responsabilidades de dirección con la creación de secretarías y vicepresidencias y estimuló la ampliación de la estructura partidaria a municipios, comunas y veredas.

Articulación con luchas sociales

A partir de esa nueva organización partidaria hemos salido a abrazar las luchas populares y las movilizaciones sociales, desde la defensa del Ranchería y la solidaridad con la huelga de Sintracarbón en la Guajira hasta las vilipendiadas movilizaciones de los cafeteros, mineros, campesinos y empresarios del campo y la ciudad, todos por igual, golpeados por las desaconsejadas políticas del libre comercio de los TLCs, y la falta de apoyo estatal a la industria, el agro y las actividades económicas arrasadas por las importaciones y el favorecimiento oficial a los grandes capitales nacionales y extranjeros.

No señor Presidente. La protesta no necesita agitadores profesionales sino soluciones. El viejo truco de siempre, la estigmatización ya no funciona. Esa gente recia que exige sus derechos tiene nuestra solidaridad y apoyo. El Polo no está infiltrado en la lucha social. ¡El Polo y la lucha social son una misma cosa!

El Polo ratifica su vocación de partido civilista y pacífico pero comprometido con las causas sociales y sus protestas y movilizaciones. Rechazamos la polarización, y la estigmatización de las protestas sociales como mecanismo para deslegitimarlas. Un consejo no pedido pero que surgió de la experiencia en la Alcaldía de Bogotá. Cuando se gobierna se requiere construir capacidad para comprender la insatisfacción social para proceder a atender sus causas. No vale la salida fácil de inventarse enemigos cada vez que surge la inconformidad social.

Mensaje al Gobierno Nacional: “Somos oposición y exigimos garantías democráticas”

Siguiendo el mandato del III Congreso de continuar en el ejercicio de la oposición, nuestras bancadas parlamentarias se han distinguido, han sobresalido y han sido reconocidas por la calidad, consecuencia política y firmeza del control político como único partido de oposición al Gobierno de Juan Manuel Santos.  Desde esta cumbre polista queremos enviarle un mensaje al Gobierno Nacional: Nosotros no necesitamos permiso para ejercer el control político y la oposición, pero si exigimos las garantías que toda democracia otorga a la oposición. El Polo no está en la tarea de aplaudir al Gobierno sino de exigir y qué manera de exigir.

Nuestros parlamentarios en el Senado y la Cámara de Representantes han sido catalogados como los mejores, la y los más combativos, la y los más consecuentes. No es gratuito que el mismo Presidente de la República haya acudido a la provocación pública contra nuestra bancada y nuestro partido, mostrándonos, tanto a los parlamentarios encabezados por el senador Jorge Enrique Robledo, como al partido, al PDA, como promotores de los paros y comprometidos con la violencia.
Al señor Presidente y todos los enemigos del pueblo colombiano les decimos con mucha seriedad, con mucha decisión y lo reiteramos, el Polo no es un partido que propicie o estimule la violencia en ninguna de sus formas, pero le aclaramos a la vez en forma contundente, que el Polo si está comprometido con todas las luchas y todas las angustias del pueblo colombiano víctima del modelo económico excluyente en el que han embarcado al país. Y lo ratificamos desde esta cumbre polista. Y por eso compañeros y compañeras, les invito a que nos pongamos de pié a homenajear al Partido, a sus parlamentarios y a su dirigencia.

A Jorge Enrique Robledo y Wilson Arias que han provocado la renuncia del Embajador de Colombia en Washington con una investigación seria, documentada y minuciosa que busca defender las tierras de la reforma agraria en la altillanura oriental; a Alexander López por su defensa infatigable de los trabajadores a quienes les han sido negados sus derechos por multinacionales ávidas de nuestro petróleo; a Alba Luz Pinilla por la Ley Esperanza que obliga a incorporar la salud mental en los planes de salud; a Mauricio Ospina por su defensa de una reforma a la salud que garantice el derecho y no la ganancia; a Iván Cepeda por la defensa del proceso de paz. Todos han figurado en los primeros puestos como los mejores parlamentarios de Colombia y todos merecen el reconocimiento partidario.

Garantías

Pero si bien descollamos en materia de control político y en el respaldo a la movilización social, el ejercicio de la oposición todavía no se acepta como elemento fundamental de la democracia. Por ejemplo, es difícil valorar como democrático un proceso electoral regido por un CNE donde no hay un solo miembro de la oposición. Compañeros y compañeras: debemos colocar un ojo avizor desde ya a las garantías electorales en las regiones, tanto las que debe garantizar la organización electoral, como las de comportamiento de las autoridades en todos los niveles y, en particular, lo relativo a la seguridad de dirigentes y militantes. Con motivo de la solicitud elevada a Naciones Unidas y a la OEA sobre la estigmatización de que ha sido objeto el senador Robledo y el Polo Democrático por señalamiento irresponsables del Presidente de la República y su Ministro del Interior, el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de nuestro partido va evaluar la posibilidad de solicitar  misiones  de observación electoral internacionales que coadyuven en verificar las garantías necesarias.

Convergencia

El III Congreso también nos entregó un mandato de convergencia democrática de cara al proceso de paz y las elecciones del año entrante. Esta Presidencia, impulsada por el CNE, ha estado comprometida con la concreción de ese mandato, pero debo decirles con franqueza que no sido fácil. He llegado a pensar que algunos de nuestros potenciales aliados incluso sueñan con la disolución del Polo y plantean como condición para unirnos la de renunciar a la personería jurídica de nuestro partido para irnos todos con firmas. ¿Creen ustedes que esa puede ser una base seria para la convergencia?

Con todo, hemos hecho y haremos lo que esté a nuestro alcance para concretar la convergencia democrática que nos permita disputarle con éxito la Presidencia a Juan Manuel Santos y la candidata que finalmente escoja el uribismo.  Al mismo tiempo, el establecimiento debe tener claro que el Polo no va a ser furgón de cola del régimen de las élites. Queremos un matrimonio programático que coloque en el centro la necesidad de construir una Colombia incluyente, soberana, verdaderamente democrática y en paz; y no un ayuntamiento limitado a satisfacer los apetitos personales de quienes quieren convivir a medias, en camas separadas.

Proyecto de Ley

Ratificamos por ello en esta cumbre polista, las razones que nos llevaron a no apoyar el proyecto de ley que autorizaría coaliciones entre los llamados partidos minoritarios para obtener el umbral en las elecciones de marzo del año entrante. En primer lugar, porque cambiar las reglas de juego, así en gracia de discusión lo beneficien a uno, riñe con caros principios democráticos, entre ellos el que exige “reglas ciertas para resultados inciertos”. ¿Acaso quienes plantean esa modificación de las reglas electorales a cuatro meses de la inscripción de listas han meditado el precedente que se crearía? Con suerte en un trámite exprés, sólo en la víspera del cierre de inscripción de listas se conocería su contenido y alcance, después de haber pasado por el Congreso dónde se sabe que entra pero no que sale, el control previo de la Corte Constitucional y el desarrollo de otro articulito. Este confiere facultades extraordinarias al Presidente de la República para que determine lo relativo a las personerías jurídicas de los partidos involucrados. ¿Le entregarían ustedes esa facultad sobre la personería jurídica del Polo al Presidente Santos o a cualquier gobierno? Eso pensé. ¡Ni soñarlo!

Las alianzas regionales

En las regiones, la esencia de nuestra política de alianzas es la de ser amplios, flexibles, generosos, para darle cabida a múltiples expresiones en nuestras listas. Yo diría que la integración de las listas del PDA va a ser tan amplia, flexible y generosa como lo requieren las exigencias de transformación de nuestras regiones. Pero ojo, que no se confunda amplitud con permisividad. Ni narcotraficantes, ni paramilitares, ni corruptos caben en nuestras listas. Es necesario que se incorporen a ellas los y las más destacadas dirigentes y líderes sociales, no solamente polistas sino amigos y afines. En esta tarea necesitamos construir dinámicas regionales del partido, autónomas pero articuladas al centro de tal suerte que podemos reforzarnos mutuamente.

A pesar de grandes obstáculos y dificultades, debo registrar que el Polo viene recibiendo el respaldo generoso de muchos y desde distintas vertientes. La valentía y la consecuencia política es reconocida y fuente de apoyo como lo es la claridad y consistencia de nuestros planteamientos con el Ideario fundacional y las necesidades sociales. Al Polo lo que le interesa es potenciar la capacidad de transformación para una Colombia incluyente, soberana, verdaderamente democrática y en paz. Y en esa tarea estamos. Aquí estamos mostrando el papel de un partido de oposición en una democracia: Ese papel no puede ser contemporizar con el establecimiento ni orientado a conquistar los medios siendo alta voz de los mensajes que necesita emitir el Gobierno, sino ratificando nuestros principios. Por ello continuaremos llamando a la convergencia democrática y trabajando por ella, convergencia por la base y convergencia por la cúpula.

Proceso de paz

Otro mandato estructurante del debate electoral emitido por nuestro III Congreso fue el del apoyo a las conversaciones de paz de La Habana. La semana pasada, finalmente el Gobierno Nacional accedió a darle un informe al Partido sobre el avance de las negociaciones. Recibimos la visita del alto comisando Sergio Jaramillo y del Ministro del Interior Carrillo. Paz y garantías fueron el meollo de la discusión. Reiteramos nuestro respaldo al proceso pero también nuestro rechazo a la posición de torpedo permanente al mismo en que representa el expresidente Uribe y el movimiento que encabeza.

Ayer se presentó oficialmente el informe de Memoria Histórica: Basta Ya. La verdad, sin duda es una forma esencial de reparación. Por ello, desde 2008, siendo Secretaria de Gobierno de Bogotá impulsé, no sin dificultades ante un Concejo de mayoría uribista, un proyecto que hoy es una realidad en la Capital de la República, el Centro Memoria Paz y Reconciliación. La torre central contiene la tierra recolectada por las víctimas y su familiares y amigos de todas las violencias del país que se ven resumidas en sus ventanas que reflejan estadísticamente los muertos desde la Independencia, las guerras civiles del siglo XIX, la Guerra de los Mil Días, La Violencia con mayúsculas de 1948 al 58 y esta violencia más reciente de conflicto armado y desplazamiento y despojo paramilitar.

El documento presentado es estremecedor. 220.000 muertos en los 58 años transcurridos entre 1958 y 2012. Se trata de la consolidación de una verdad parcial. Umaña Luna, Guzman y Fals Borda calcularon 300.000 muertos víctimas de la guerra intestina entre los dos partidos tradicionales y su estela de despojo de tierras que nunca falta, 1948 y 1958 Nos están debiendo la memoria histórica de la violencia interpartidista

Quiero enviar desde  este encuentro un mensaje al Gobierno y las Farc. Tradicionalmente se han utilizado los procesos de negociación como mecanismos para acrecentar las posiciones de poder. Colombia no está para estratagemas. No queremos otros 220 o 300 mil muertos más. Deben hacer un compromiso para no utilizar la Mesa de La Habana para conquistar concesiones para cada parte sino para el país en su conjunto.

Quiero de igual forma valorar las primeras de las recomendaciones que ayudarían a avanzar en La Habana:

  1. Que el Presidente de la República y los funcionarios reconozcan la responsabilidad del Estado por las violaciones a los derechos humanos vinculados al conflicto
  2. Que los grupos armados reconozcan la misma responsabilidad, pidan perdón y contribuyan al esclarecimiento de la verdad y la transición.

Mensaje final

Señor Presidente debe estar notificado, si en la víspera de unas elecciones a las cuales seguramente irá como candidato a la reeelcción asume esa actitud contra un contradictor, qué podemos esperar de la campaña como tal. Por ello convoco al Presidente y a todos los candidatos a una confrontación política civilizada. El. mensaje para campaña electoral sería “serénese, señor Presidente, que la oposición llegue a ser gobierno, fortalece la democracia.”

Lamentamos defraudar a nuestros detractores, tanto los explícitos como los solapados. El Polo Democrático nació en la democracia colombiana para quedarse. Hay Polo para rato.

Hasta el último de nuestros militantes y simpatizantes debe estar consciente que tenemos que poner lo mejor de nuestro esfuerzo para jugar el papel histórico que demanda el país de nosotros.

Este es el momento del fortalecimiento democracia. No es el momento de la centro derecha dubitativa, insegura, taciturna, miope de la Unidad Nacional, ni de la extrema derecha que gobernó durante 8 años y produjo la crisis humanitaria que todavía nos estremece. Es el momento de la izquierda, es nuestro momento compañeros.

Eso significa que estamos ante una coyuntura histórica en la cual las elecciones parlamentarias definen la suerte de la campaña presidencial. Si queremos jugar el papel que nos demanda el país, tenemos que emplearnos a fondo y con toda en las elecciones del Congreso, a manera de primarias, para ir por el Gobierno en las elecciones presidenciales.  Nuestra meta es llegar a la segunda vuelta, porque en ese escenario seremos gobierno.

Bogotá.

 

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER