Conecta con nosotros

Titulares

Polo Democrático se solidariza con huelgas de trabajadores de Drummond y refinería de Cartagena

El Polo Democrático Alternativo a través de su presidenta Clara López Obregón expresó su voz de solidaridad y respaldo a los trabajadores tanto de las Drummond como de la refinería de Cartagena que entraron en huelga.

La dirigente política puso de presente que las trasnacionales estadounidenses Drummond y CBI se niegan a negociar con los dirigentes sindicales al tiempo que señaló que la inseguridad ocupacional y tercerización siguen siendo los problemas más críticos en esas empresas.

Publicado

en

El Polo Democrático Alternativo a través de su presidenta Clara López Obregón expresó su voz de solidaridad y respaldo a los trabajadores tanto de las Drummond como de la refinería de Cartagena que entraron en huelga.

La dirigente política puso de presente que las trasnacionales estadounidenses Drummond y CBI se niegan a negociar con los dirigentes sindicales al tiempo que señaló que la inseguridad ocupacional y tercerización siguen siendo los problemas más críticos en esas empresas.

Por su parte y consecuente con la línea de conducta trazada por el Polo, comprometido a fondo con las luchas sociales, el senador Jorge Enrique Robledo expresó igualmente su solidaridad con las huelgas que adelantan los trabajadores de CBI en la Refinería de Cartagena y los de Drummond en La Loma y El Descanso, Cesar.

Doce mil trabajadores, diez mil de ellos tercerizados, cumplen en paro una semana sin que la CBI, encargada de construir la refinería de Cartagena, haya accedido a comenzar negociaciones con la USO, a la que se empecina en no reconocer. Tampoco el gobierno ha propiciado salida alguna y, por el contrario, ha respondido militarizando las instalaciones y desalojando con el Esmad el área aledaña.

Liderados por el sindicato Sintramienergetica, los diez mil trabajadores de Drummond en el puerto de Santa Marta y en las minas La Loma y El Descanso, de El Paso, Becerril y Codazzi, salieron a la huelga el 23 de julio para presionar la solución al pliego de peticiones.

En ambos movimientos, la inseguridad ocupacional y la tercerización constituyen el eje de la masiva protesta. La situación se ha hecho crítica en las minas, donde más de ochocientos obreros padecen enfermedades profesionales no reconocidas ni por las ARL ni por el gobierno.

Tanto López Obregón como Robledo pidieron que en vez de mano militar, como parece ser lo usual en las más recientes protestas de la ciudadanía, el gobierno medie en ambos conflictos e inste a las dos empresas foráneas a cumplir la ley colombiana.

 

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER