Conecta con nosotros

Titulares

Robledo y Arias anuncian más denuncias sobre acaparamiento de terrenos baldíos

Derrotado el tapen-tapen de la Casa de Nariño. La ley de tierras que intenta Santos tramitar merece ser llamada Ley Urrutia.

El senador Jorge Robledo y el representante Wilson Arias, del Polo Democrático Alternativo, celebraron la renuncia del embajador de Colombia en Washington, Carlos Urrutia Valenzuela, al tiempo que anunciaron que continuarán las investigaciones de otras firmas de abogados que habrían incurrido en prácticas similares a las que ellos denuncian sobre Brigard & Urrutia.

Publicado

en

Derrotado el tapen-tapen de la Casa de Nariño. La ley de tierras que intenta Santos tramitar merece ser llamada Ley Urrutia.

El senador Jorge Robledo y el representante Wilson Arias, del Polo Democrático Alternativo, celebraron la renuncia del embajador de Colombia en Washington, Carlos Urrutia Valenzuela, al tiempo que anunciaron que continuarán las investigaciones de otras firmas de abogados que habrían incurrido en prácticas similares a las que ellos denuncian sobre Brigard & Urrutia.

 

La renuncia de Carlos Urrutia, embajador en Washington, es un enorme triunfo para Colombia, afirmó el senador Jorge Enrique Robledo, en rueda de prensa con Wilson Arias, porque el empeño de Santos en sostenerlo empeoraba la imagen del país ante el mundo. Fue el debate con argumentos adelantado por el Polo lo que acabó sacando la verdad a la luz.

“Realmente la presencia del embajador Urrutia en Washington le estaba haciendo un daño inmenso al país”, declaró Robledo. Luego explicó que estas denuncias, en las que están involucradas tanto una transnacional como Cargill y el embajador colombiano, venían siendo registradas por periódicos como el Wall Street Journal y la Revista Time.

Estos dos congresistas del Polo venían pidiéndole explicaciones al embajador Urrutia por su participación en la estructuración legal para la compra de terrenos baldíos que realizaron empresas como Rio Paila Castilla y Cargill, bajo el asesoramiento del buffet del que hacía parte: Brigard & Urrutia.

El embajador, quien por algún tiempo decidió guardar silencio, le contestó al representante Wilson Arias el pasado 7 de julio; en esa comunicación explicó que su firma no había tenido vínculos con Cargill y que por el asesoramiento a Riopaila no se había cobrado honorarios. De inmediato, esos argumentos fueron controvertidos con unas facturas presentadas por el representante del Polo, que daban cuenta de pagos que realizó Ríopaila a la firma Brigad & Urrutia que suman 194 millones de pesos.

Robledo también celebró que tanto el presidente Santos como el embajador Urrutia hayan entrado en razón y señaló que éste es un triunfo para el país, producto del debate democrático: “Lo que hicimos con el representante Wilson Arias fue adelantar un debate de fondo con razones y argumentos que se fueron volviendo demoledores, hasta que al doctor Santos y al doctor Urrutia les quedó imposible sostenerse”. También dijo que estos hechos contribuyeron a abrir un debate sobre el modelo agrario en Colombia.

A su turno, el representante Wilson Arias anunció que habrá más denuncias que involucran a otras firmas de abogados que –dice– han incurrido en prácticas similares: “No pierdan de vista que no es solamente Brigard & Urrutia, en el último debate señalé que hay un cartel de bufetes de abogados y de auditoras; con nombres propios señalé que otros bufetes de abogados de importantísima resonancia nacional y regional han venido participando”. Luego rechazó la estigmatización de la que han sido víctimas el Polo Democrático y el senador Robledo, por cuenta de estas denuncias.

“Vamos a presentar nuevas pruebas que comprometen no solamente esta actuación, sino la de un altísimo sector privado, la clase empresarial colombiana. Esperen pruebas documentales y grabaciones que hablan de cómo la corrupción emana de todos los costados de este proceso”, anunció Arias.

La “Ley Urrutia”

El senador Robledo insistió en que en este momento se está redactando un proyecto de ley que tiene el apoyo del gobierno nacional para legalizar acciones como las de Brigard & Urrutia.

Según explicó Robledo, esta ley “apunta a legalizar todas las ilegalidades en las que denunciamos el papel de Carlos Urrutia”.

“La actitud de presidente Santos, de ‘braviar’, de pasar por encima de las cosas para imponernos esa ley de blanqueo de todas estas ilegalidades nos parece absolutamente indebida”, declaró el senador.

 

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER