Conecta con nosotros

Internacionales

Se agrava situación en Egipto: más de 200 muertos en el asalto policial contra la oposición en El Cairo

Egipto decreta el estado emergencia en todo el país en una jornada sangrienta El intento de desmantelamiento de las acampadas a favor del depuesto presidente Morsi ha provocado disturbios con decenas de muertos.

Una violenta jornada de represión policial vive desde el miércoles 14 de agosto la capital egipcia, El Cairo, luego que las fuerzas de seguridad del Gobierno de facto atacaran los campamentos de protesta que mantiene levantados los seguidores del presidente depuesto, Mohamed Mursi, generando

Publicado

en

Egipto decreta el estado emergencia en todo el país en una jornada sangrienta El intento de desmantelamiento de las acampadas a favor del depuesto presidente Morsi ha provocado disturbios con decenas de muertos.

Una violenta jornada de represión policial vive desde el miércoles 14 de agosto la capital egipcia, El Cairo, luego que las fuerzas de seguridad del Gobierno de facto atacaran los campamentos de protesta que mantiene levantados los seguidores del presidente depuesto, Mohamed Mursi, generando

fuertes enfrentamientos y la muerte de decenas de civiles y varios policías.

Hasta el momento existe disparidad en las cifras de fallecidos y lesionados que se han dado a conocer, puesto que no coinciden las versiones de las autoridades con las de los Hermanos Musulmanes, fuerza política de Mursi y principal impulsor de las protestas de calle.

Por un lado, la televisión egipcia sostiene que, de acuerdo con las autoridades de facto, al menos 15 personas han muerto, entre ellas dos policías, y otras 11 han resultado heridas, producto del desalojo forzoso de los dos campamentos de los islamistas, en la mezquita de Rabaa al-Adawia y la plaza de Al-Nahda.

En tanto, los Hermanos Musulmanes denunciaron ante agencias internacionales son al menos 200 las personas que han perdido la vida este miércoles, mientras más de dos mil habrían resultado heridas.

La Agencia Francesa de Prensa (AFP) reseñó que su corresponsal en El Cairo contó 15 cuerpos en una morgue improvisada del campamento de Rabaa al Adawiya y afirmó que muchos parecían haber fallecido por heridas de bala. Por su parte, el Ministerio del Interior indicó que dos miembros de las fuerzas de seguridad perecieron en los enfrentamientos.

Tras el anuncio, el portavoz de los Hermanos Musulmanes, Gehad al Haddad, indicó en su cuenta en la red social Twitter que son “más de 100 muertos y dos mil heridos”, aunque no se ha podido corroborar esta información.

De igual manera, Al Haddad llamó a tomar masivamente las calles para no permitir nuevas masacres e insistir en retomar el hilo constitucional del país con la restitución de Mursi en la presidencia.

“Esto no es un intento de dispersión, sino una sangrienta tentativa de aplastar todas las voces de oposición al golpe militar”, escribió en Twitter el líder islamista.

Durante los últimos días, el Ministerio había amenazada públicamente con desplegar una operación policial para desmantelar las acampadas de protesta. Numerosos helicópteros sobrevuelan el centro de El Cairo llamando a los manifestantes a dispersarse, mientras que los manifestantes queman neumáticos para bloquear el avance de las fuerzas de seguridad.

Los enfrentamientos de este miércoles comenzaron en horas de la mañana, cuando las fuerzas de seguridad rodearon los campamentos y lanzaron gases lacrimógenos, generando escenas de caos, con personas corriendo en todas las direcciones.

Por otro lado, testigos presentes cerca de ambos puntos denunciaron que oyeron detonaciones de armas de fuego, sin poder precisar su procedencia. La televisión mostró un hospital improvisado, al que iban llegando numerosos heridos por los choques armados.

Violencia generalizada

Un día atrás, el martes 13 de agosto, partidarios y adversarios de Mursi protagonizaron violentos enfrentamientos que dejaron al menos un muerto y diez heridos, según fuentes oficiales. En general, la violencia ya ha dejado más de 250 muertos desde el pasado tres de julio, cuando el Ejército destituyó arbitrariamente al presidente Mursi.

Desde entonces, Mursi se halla arrestado y esta semana la justicia prolongó por quince días más su detención, para investigar denuncias sobre su eventual colaboración con el movimiento palestino Hamas.

Los Hermanos Musulmanes, movimiento ilegalizado en 1954, fue reprimido por los sucesivos gobiernos, pero volvió a actuar legalmente tras el derrocamiento de Hosni Mubarak en febrero de 2011, ganando luego los comicios legislativos y presidenciales de ese mismo año, cuando Mursi se convirtió en el primer presidente electo democráticamente.

Todavía reina la confusión y, mientras se suceden los enfrentamientos entre los agentes y los seguidores del expresidente, las fuerzas de seguridad han cortado las calles aledañas a unas concentraciones que se han quedado sin manifestantes. Unos 200 personas han sido detenidas, incluido el veterano dirigente de los Hermanos Musulmanes Mohamed el Beltagy, informa Reuters, y los servicios de tren que conectan la capital egipcia con el resto del país han sido suspendidos hasta nuevo aviso, ante el temor del Gobierno a que los islamistas reciban refuerzos. Según Al Jazeera, el Banco Central de Egipto ha ordenado el cierre de todos los bancos a mediodía (hora local, misma hora española). Según la agencia estatal Mena, en la localidad de Sahag, en el centro de Egipto, los manifestantes pro Morsi han quemado una iglesia. Otras protestas se están desarrollando en otras ciudades.

 

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER