Conecta con nosotros

Nacional

Se organizan pequeños mineros de Boyacá

Por Pedro Pablo Salas   

Que son ustedes le pregunto un investigador de la Universidad Central de Bogotá a los asistentes. Los mineros respondieron: antes éramos campesinos pero nos quebramos, con la minería, ahora damos sustento a nuestras familias, ¿Cuántos años llevan en la actividad?, un joven minero le respondió, en la familia mi abuelo nos dejó la mina, la continuo mi papá, ahora la ejerzo yo, son 70 años en el oficio.

Esta es la realidad de hombres curtidos,

Publicado

en

Por Pedro Pablo Salas   

Que son ustedes le pregunto un investigador de la Universidad Central de Bogotá a los asistentes. Los mineros respondieron: antes éramos campesinos pero nos quebramos, con la minería, ahora damos sustento a nuestras familias, ¿Cuántos años llevan en la actividad?, un joven minero le respondió, en la familia mi abuelo nos dejó la mina, la continuo mi papá, ahora la ejerzo yo, son 70 años en el oficio.

Esta es la realidad de hombres curtidos, que asisten a las asambleas donde se organiza la movilización del 1 de agosto y en las cuales se debate la ley 685 de 2001, que no se hizo para el pequeño minero, ni sirvió para legalizar la minería de hecho o tradicional, que por costumbre han desarrollado miles de familias en el altiplano cundiboyacense, con minería de socavón. Todo lo contrario con los nuevos decretos del Ministerio de minas, se les desconoce de tajo su condición y bajo la ley 1382 y el decreto 2715 de 2010, la autoridad minera, les niega la legalización de títulos, por el contrario ha servido para desconocer la minería tradicional colocándolos en la condición de ilegales, y por tanto llevándolos a la justicia penal ordinaria, es decir desconocidos en su propio territorio y pos sus mismas autoridades, ya que son los Acaldes los que ejecutan la orden policiva por decisión de los mismos jueces en los pueblos donde se ejecutan los amparos administrativos para el cierre de las minas y poner en arresto a los infractores.

Por ello el alcalde de Samacá, afirmó fríamente a los asistentes: “yo tengo que cumplir la ley porque a los alcaldes nos delegaron estas diligencias de cierre, lo cual los concurrentes no aceptan porque previamente se tienen que agotar una serie de visitas, peritajes, demostración del daño ambiental, trámite en cursos de títulos y licencias etc. que no se han tenido en cuanta como sucedió esta semana en el intento de cierre de 30 minas en Guacheta Cundinamarca pero que gracias a la resistencia de las miles de personas, la juez termino por desistir de la diligencia, al igual que el intento de cierre que se desarrolló en Samaca y que contó con nutrida presencia de la comunidad minera”.

Las verdades salieron a flote en la asamblea, se demostró que los grandes explotadores del carbón en Samacá le están tumbando las regalías al Estado, y al Municipio disfrazándose en cooperativas , caso Cooprocarbón Samaca, de la cual hacen parte sociedades comerciales, ejemplo la potentada MILPA que paga por tonelada la suma de $1605 pesos, cuando el pequeño minero cumpliendo la norma paga $14.800 por explotar la misma tonelada, un hecho tan irregular que se mezcla como sucede en otros municipios donde hay presencia de empresas poderosas o multinacionales, y sus autoridades son cooptadas o fueron puesto en cargos de elección para defender sus intereses, de estas es el caso del presidente del concejo de Samaca, Jorge Enrique Sierra, que es el gerente de Cooprocarbon, y como autoridad desconoce a los pequeños mineros, de allí que en varios municipios de Boyacá, se estén modificando los esquemas de ordenamiento territorial, para ponerlos al servicio de intereses de multinacionales.

Integrándose a la Federación Nacional de Pequeños Mineros, y a las jornadas como el Foro minero que se desarrollará en Tunja el 1 de agosto y otras acciones de protesta encaminadas a que el trámite de la nueva reforma al Código de Minas que debatirá el desprestigiado Congreso el próximo 20 de julio, incluya la minería tradicional. Resistir al ministro Mauricio Cárdenas, dueño de la locomotora minera en su sueño de declarar a Boyacá, Cundinamarca y Santander, territorios libre de pequeños mineros tradicionales, para que esta forma pueda invertir los $US2.000 en el tren del Carare, y sacar los cerca de 8.000 mil millones de toneladas de carbón térmico por multinacionales, donde están puesto todo los interés de estos grandes capitales.

*Concejal de Tunja por el Polo Democrático Alternativo

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER