Conecta con nosotros

Nacional

Vientos de unidad contra el neoliberalismo

Por José Arlex Arias Arias  

Cuando fue elegido Juan Manuel Santos como Presidente, una de las contradicciones en el seno de las organizaciones sociales era la posición a asumir frente a su programa de Gobierno. La discusión pasó porque el expresidente Uribe logró unificar en su contra toda una variopinta de expresiones

Publicado

en

Por José Arlex Arias Arias  

Cuando fue elegido Juan Manuel Santos como Presidente, una de las contradicciones en el seno de las organizaciones sociales era la posición a asumir frente a su programa de Gobierno. La discusión pasó porque el expresidente Uribe logró unificar en su contra toda una variopinta de expresiones

políticas, sociales y personalidades. Por el contrario, Santos sacó de esa oposición –mediante cooptación a su Unidad Nacional– a liberales, verdes, progresistas, analistas y columnistas, que en el fondo defienden las tesis económicas y sociales de Uribe y Santos, pero discrepaban en el proceder. El tiempo le da la razón a quienes sostienen que el verdadero problema de la Nación es el modelo neoliberal –forma que toma el imperialismo norteamericano– impulsado por todos los gobiernos desde la última década del siglo pasado.

A pesar de los esfuerzos mediáticos del gobierno por mostrar un país en “prosperidad democrática”, los hechos son tozudos. Dice Eduardo Sarmiento en Confidencial Colombia: “Las Locomotoras de Santos no arrancan después de tres años de gobierno”, luego de hacer un análisis del papel de las cinco Locomotoras: Minería, Agricultura, Infraestructura, Medio Ambiente e Innovación. La propuesta es tan deficiente que Santos olvidó –si no es así, conspiró– la Locomotora Industrial, hasta el punto que sus áulicos de la ANDI quedaron convertidos en Asociación Nacional de Importadores, porque de la Industria Nacional no queda nada. Expresa el analista que la Minería Transnacional por la cual se la jugó Santos “ha resultado insatisfactoria, en parte porque no tiene las características naturales de una Locomotora.  Lo que ganó con la minería, lo perdió con la industria y la agricultura, que sí tienen características de liderazgo”. Se refiere a que una Locomotora es la que mueve los demás vagones como empleo digno, desarrollo, crecimiento, distribución de la riqueza, etc.
Si las Locomotoras no funcionan o se despeñan, como la agricultura, infraestructura, medio ambiente e innovación, los vagones quedan inmóviles. Eso es lo que pasa con la salud, educación, empleo digno, necesidades básicas insatisfechas, seguridad social y ciudadana, etc., con el agravante que se fueron a pique: cafeteros, arroceros, cacaoteros, paperos, paneleros y hacen fila los ganaderos. Son estos hechos los que han permitido el crecimiento de una amplia unidad por la defensa de la soberanía económica en donde confluyen organizaciones sociales y personalidades democráticas, trabajadores y productores pequeños, medianos y grandes.

Se conformó “El Coordinador Nacional de la protesta del 19 de agosto y paros indefinidos”. Su proclama expresa: “Con la aprobación de la Agenda Legislativa  en el Congreso, el actual Gobierno ha posicionado políticas antiobreras y antipopulares, que coartan y limitan derechos, privatizan instituciones, entregan nuestros recursos naturales a las transnacionales, promueven la extranjerización de la tierra, acaban con la producción nacional a través de los Tratados de Libre Comercio, encarecen los precios de la canasta familiar y elevan los precios de combustibles, profundizando así la actual crisis económica, social, ambiental y política que ellos mismos no reconocen”. Allí se unifican los sectores agropecuario, salud y  transporte, centrales obreras, indígenas, desplazados, estudiantes, maestros, pensionados, pequeña minería y artesanal y quienes tienen conflictos. ¡Avanza la unidad del pueblo!

Cartagena, 20 de agosto de 2013.

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER