Un discurso de unidad, invitando a la convergencia de propósitos y a la optimización de la organización partidista para alcanzar los grandes propósitos que se ha trazado el Polo Democrático Alternativo para transformar a Colombia, pronunció el senador Jorge Enrique Robledo, durante la instalación del IV Congreso Nacional de esta colectividad de izquierda.

Robledo fue enfático en señalar que de este Congreso, el Polo tiene que salir no solamente compacto en su unidad y organización sino con un propósito de miras: ser la fuerza definitiva y decisoria para gobernar a Colombia en 2018.

“La victoria del Polo para gobernar a Colombia comienza con la elección de Clara López a la Alcaldía de Bogotá”, dijo el congresista más votado en el país en las elecciones parlamentarias de 2014.

Destacó como el gran acierto del Polo el estar al frente de la movilización social en el territorio nacional acompañando todas las luchas ciudadanas, al tiempo que enfatizó en que la unidad de este partido que se consolida en este su IV Congreso Nacional, “es el referente de lo que hay que hacer para cambiar a Colombia”.

Robledo aludió también al ascenso político que ha venido teniendo el Polo Democrático a raíz de las elecciones parlamentarias y presidenciales del año pasado, así como el buen resultado de su consulta interna el pasado 19 de abril para la designación de los delegados al Congreso Nacional.

“Logramos superar las dificultades. Superamos el umbral en las elecciones a Congreso de la República y alcanzamos una votación excelente a la Presidencia de la República”, subrayó.



Estos aciertos, señaló el congresista, se deben a las decisiones del Comité Ejecutivo Nacional del partido, al denodado trabajo de la militancia polista y a la labor de Clara López al frente de la Presidencia de la colectividad.

Anunció que para el 2018 el Polo Democrático logrará “construir una gran unidad que derrote a cualquiera que sea la opción presidencial que los ‘juanmanueles’ presenten”.

“Podemos ganar con una gran convergencia democrática como nunca nadie la ha logrado en la historia de Colombia”, recalcó Robledo.

Dijo que la transformación del país que va a liderar el Polo desde el gobierno nacional será única, no se copiarán modelos foráneos, pues la misma dependerá solamente de las realidades socioeconómicas particulares de Colombia. Señaló igualmente que no obstante la confusión que buscan generar los adversarios, el Polo no está ni por estatizar la economía, no obstante reconoce el papel protagónico del Estado, ni por la eliminación de la propiedad privada.

Reiteró su postura de apoyar resueltamente el proceso de paz y apostar por la salida negociada del conflicto noi solamente con la insurgencia de las Farc sino también con la del ELN.

Se mostró optimista por el futuro de su colectividad, pues “cuando el Polo hace las cosas bien puede crecer mucho más allá de las fuerzas que tradicionalmente nos han respaldado”, dijo.

Hizo énfasis en que la movilización social es el motor del Polo Democrático al tiempo que relievo el alcance del programa de esta colectividad, cuyos postulados defienden la democracia auténtica de la que carece Colombia, la producción nacional agraria e industrial y la soberanía.
 
Puntualizó que de este IV Congreso Nacional, los polistas ratificarán su oposición al gobierno de Santos; su gran diferencia con el ultraderechista Centro Democrático, y su decidido respaldo al proceso de paz.

Robledo al destacar el ambiente de unidad polista en este Congreso, afirmó que las tensiones y las controversias en cualquier organización son inevitables. Lo importante, agregó, es saberlas resolver internamente.

Exhortó a consolidar el proyecto político del Polo “sin ambigüedades y sin sectarismos”, como lo aconsejaba el maestro Carlos Gaviria Díaz.

“Se volvieron a quedar con los crespos hechos quienes supusieron que el Polo no iba a salir unido de su IV Congreso Nacional”, concluyó Robledo.