Conecta con nosotros

Nacionales

Alcalde Peñalosa “exitoso” vendedor de buses de Transmilenio en comercial promocional de Volvo

Por Fernando Arellano Ortiz  

Es entendible desde todo punto de vista que el alcalde Enrique Peñalosa Londoño, uno de los representantes más conspicuos y ortodoxos del modelo neoliberal en Colombia, busque torpedear por todos los medios a su alcance el megaproyecto del Metro para Bogotá, habida cuenta de que por medio están sus negocios e intereses personales.

Peñalosa, quien impulsó durante su primera alcaldía (1998-2000) el sistema de Transmilenio que en menos de un lustro de funcionamiento colapsó social y económicamente tanto para los usuarios como para la capital colombiana debido a su alto costo tarifario, de un lado, y de otro, por las onerosas erogaciones que ha tenido que asumir el Distrito por la reparación prácticamente de casi la totalidad de la primera fase que comprendió la Avenida Caracas y la autopista norte, ha sacado réditos, ¡y en qué forma!, de este que fue uno de sus proyectos bandera.

Publicado

en

Por Fernando Arellano Ortiz  

Es entendible desde todo punto de vista que el alcalde Enrique Peñalosa Londoño, uno de los representantes más conspicuos y ortodoxos del modelo neoliberal en Colombia, busque torpedear por todos los medios a su alcance el megaproyecto del Metro para Bogotá, habida cuenta de que por medio están sus negocios e intereses personales.

Peñalosa, quien impulsó durante su primera alcaldía (1998-2000) el sistema de Transmilenio que en menos de un lustro de funcionamiento colapsó social y económicamente tanto para los usuarios como para la capital colombiana debido a su alto costo tarifario, de un lado, y de otro, por las onerosas erogaciones que ha tenido que asumir el Distrito por la reparación prácticamente de casi la totalidad de la primera fase que comprendió la Avenida Caracas y la autopista norte, ha sacado réditos, ¡y en qué forma!, de este que fue uno de sus proyectos bandera.

En efecto, el conspicuo alcalde neoliberal que durante su primera gestión al frente de la ciudad se caracterizó por haberla concebido como una gran mercancía, ha sido un impulsor de ventas de la Volvo Car Corporation, una de las principales empresas proveedoras de los articulados de Transmilenio. Así se puede observar en uno de los videos promocionales de este conglomerado automotriz sueco.

Aunque en el mundo del gran capital transnacional nada es gratis y todo es recompensado, Peñalosa se ufana de disfrazar los intereses privados como si fuesen públicos y por eso se opone con vehemencia a la ejecución del proyecto del Metro para Bogotá, pues defiende un gran negocio privado como el del sistema Transmilenio que él impulsó, no obstante que como lo han señalado consultores económicos como Eduardo Sarmiento Palacio, el mismo ha constituido un fracaso porque su tarifa es una de las más caras de transporte público en América Latina. Y porque, además, el Distrito Capital ha tenido que reponer en casi su totalidad las losas de la Fase I a un costo que superan los 120 mil millones de pesos, por efectos del relleno fluido proporcionado por la firma Cemex, con la cual Peñalosa también tiene excelentes nexos.

Lo curioso es que Peñalosa se rasga las vestiduras y como buen fariseo, habla de transparencia, de honestidad y con falacias trata de defender el negocio que dejó implementado en su primera administración y que tantos réditos les está dando a algunas empresas internacionales del sector automotriz y a un selecto grupo de transportadores que monopolizan los corredores del sistema Transmilenio. Sin embargo, no dice absolutamente nada respecto de que en su Plan de Desarrollo “Por la Bogotá que queremos”, se recomendaba la ejecución del Metro como parte fundamental para la solución del problema de movilidad de la ciudad.

En el siguiente video, Peñalosa al servicio de la Volvo promociona los articulados:

 

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER