Conecta con nosotros

Nacional

Por un modelo nacionalista, desarrollista, democrático y participativo

Por Diego Otero Prada  

Quiero poner en su conocimiento una decisión política que he tomado: Aceptar ser candidato para el senado en la lista del Polo Democrático como liberal de izquierda. Cuento para ello con el apoyo de la dirección nacional del Polo, de su candidata presidencial Clara López y del comando

Publicado

en

Por Diego Otero Prada  

Quiero poner en su conocimiento una decisión política que he tomado: Aceptar ser candidato para el senado en la lista del Polo Democrático como liberal de izquierda. Cuento para ello con el apoyo de la dirección nacional del Polo, de su candidata presidencial Clara López y del comando departamental en Santander. He comenzado la campaña en Santander, he creado comités de campaña y he logrado reunir un buen número de liberales, independientes y militantes del Polo.

Sé que es una decisión difícil y muchos pensarán que utópica, pero la vida tiene riesgos y hay   ocasiones en que hay que asumirlos. Pienso que puedo dar mucho  para buscar un país distinto y contribuir a luchar contra las clases dominantes tradicionales colombianas y contribuir por tener un modelo económico-social alternativo.

No hay ninguna organización de izquierda perfecta, el papel nuestro es el de ayudar a que se vaya construyendo  una alternativa seria. Es muy fácil criticar, lo difícil es participar en la práctica a que se construya un partido, movimiento o frente  que se enfrente y gane a las clases dominantes. El criticar a la izquierda, que es, en muchas ocasiones, el papel que asumen los que se creen de izquierda lleva a que sigan gobernando los de siempre.

Quiero contribuir a que se dé el modelo alternativo, por eso acepté ser candidato al senado por el Polo, que está en un proceso de renovación y de reorganización a todo nivel, lo cual me consta.

Los invito todos a que formen parte de este proceso, apoyándome al senado, como  ala liberal de izquierda, rebelde,  en el Polo que está abierto a todos. Estamos trabajando para constituir un Frente Amplio con fuerzas diferentes progresistas, sin sectarismos.
Los que consideren que pueden apoyarme, les agradeceré. Solo les ofrezco que trabajaré por un  nuevo país en que todos se sientan que son realmente ciudadanos que participan en las decisiones que los afectan, por un sistema democrático, nacionalista, participativo, incluyente, que defiende la producción nacional (anti neoliberal) y que apoya la integración Latinoamericana.

MODELO DEPREDADOR

Colombia enfrenta múltiples problemas por las fallas de un modelo que no produce suficiente riqueza, y la que existe no se  reparte equitativamente  sino que  se  concentra en una elite, que representa menos del 1% de las personas. Estamos ante la presencia de un modelo depredador de los recursos, de un Estado cooptado  por minorías ineficientes y corruptas, de unas instituciones que no funcionan adecuadamente y que favorecen a intereses opuestos a los de la mayoría de la población. Esto no puede seguir así, si queremos un país próspero donde los ciudadanos sientan  que  el Estado les responde a sus necesidades e inquietudes.

CAMBIO DE MODELO

Se requiere de un cambio de modelo.  no podemos estar satisfechos con uno que da lugar aun  crecimiento anual promedio del pib de solamente  4,3%, desempleo superior a 10%, subempleo de 45%, informalidad de 50%, altos niveles de pobreza, distribución de ingresos según el coeficiente gini (entre más cerca de 1,0 más desigual) de 0,55, de la tierra de 0,85, del capital de 0,80, baja eficiencia, desindustrialización, des agricultarización, desastre ambiental, altas tasas de homicidios y de delitos, asesinatos de sindicalistas, periodistas, y ciudadanos de todo tipo, 5 millones de desplazados, más 5 millones  de hectáreas despojadas a los campesinos,  miles  de secuestros,  politiquería y clientelismo,  papel del dinero y las armas en las elecciones, corrupción generalizada, amenazas de los tratados de libre comercio-tlc al desarrollo,  un país no soberano dependiente y dócil a los estados unidos, y así podría seguirse.

Tenemos que partir de la realidad si queremos cambiarla. nuestro capitalismo no es el mejor. Necesitamos crecer a más de 6% en el nuevo modelo, de lo contrario no saldremos  de nuestros problemas de empleo, pobreza y desigualdad. a la tasa actual de 4,3% de crecimiento del PIB se necesitan  27 años para duplicar el ingreso per cápita, a 6% 17 años y a 8%, once años.

El país no puede  seguir con una economía centrada  en las exportaciones minero energéticas, o sea, en un modelo extractivista, rentista, y basado principalmente en inversión extranjera con altos subsidios injustificados.

Se requiere un modelo diferente al actual, neoliberal,  de privatización y de mercantilización de todo (servicios públicos, salud, educación, pensiones), de desregulación  del sector financiero, de libre movimiento  de capitales  sin ninguna restricción y  control,  de flexibilización del trabajo y de una política de salarios bajos, de comercio  libre, de Estado mínimo, de desnacionalización de la educación, de las firmas de ingeniería y de empresas industriales, de la idea que el mercado lo resuelve todo,  que  el estado es el problema, de ventajas exageradas para la inversión extranjera, de reglas fiscales y porcentajes sobre la deuda como proporción del PIB sin sustentos ni teóricos ni empíricos para bloquear al estado, de un banco central independiente que solo piensa en controlar la inflación.

Hay que ir  a un modelo que en su conjunto promueva la competitividad y disminuya la pobreza y la desigualdad, modelo que debe impulsar los sectores productivos como la industria (o sea tener política industrial) y la agricultura y que desarrolle servicios de alta tecnología, no el actual sector de servicios  basado en la informalidad y baja eficiencia.

En este nuevo modelo el estado debe regresar a un papel en que verdaderamente promueva el crecimiento y resuelva los problemas de pobreza y de la pésima distribución de los ingresos, la tierra  y el capital que el mercado no ha resuelto. no entendemos por esto un  estado hipertrofiado, sino el necesario  para apoyar al sector privado. Por ejemplo, dar  asistencia técnica agrícola gratuita  que hoy no existe.

Defendemos un Estado fuerte, intervencionista, eficiente, incluyente, es decir, decidido a defender lo social, promotor con el sector privado del crecimiento.  Un Estado que no puede ser  tomado por los  políticos, un estado de los mejores, un estado para todos.
No estamos contra la inversión extranjera. la aceptamos pero queremos que contribuya al desarrollo del país, que de lugar a transferencia de  tecnología y a  la mayor utilización de  trabajo,  bienes y servicios locales. Que la inversión extranjera llegue a la industria y a proyectos agropecuarios.

EL SECTOR MINERO-ENERGÉTICO

No se trata de  abandonar el sector energético minero, pero este debe enmarcarse dentro de una estrategia de desarrollo que de lugar  a encadenamientos hacia adelante y hacia atrás, respetando el medio ambiente y tributando, especialmente el  minero, lo que debe ser justo para el dueño de los recursos.

y hablando de competitividad, los costos energéticos hay que reducirlos, para lo cual hay razones desde un punto de vista económico. Tenemos combustibles y precios de la energía eléctrica de los más caros del mundo, en un país rico en recursos energéticos.
El futuro energético tiene que ir hacia  el desarrollo de las fuentes nuevas y renovables y la eficiencia energética. le hemos dejado las decisiones al mercado  y casi nada hemos logrado. este es un excelente nuevo sector industrial que hay que promover.

MODERNIZAR EL CAPITALISMO COLOMMBIANO

A la vez  que hay que impulsar sectores intensivos en capital y alta tecnología hay que invertir en sectores intensivos en mano de obra como caminos, acueductos y vivienda rural que incrementan la productividad, alivian la pobreza y mejoran la distribución de ingresos.
El capitalismo colombiano tiene muchas fallas. No hicimos la revolución agraria. Todavía hay formas premodernas en el campo, los terratenientes son un facto de poder y atraso. La paz y el desarrollo colombiano  pasan por la revolución agraria integral que hace siglos hicieron en Inglaterra, Francia y E.U, y en el siglo XX México, Bolivia, Japón, China, Taiwán y Corea del Sur.

Hay que modernizar el capitalismo colombiano hacerlo más humano, democrático, social, participativo, sustentable e incluyente. Un modelo que de lugar a más riqueza pero que esta se reparta equitativamente. Y este modelo no es el actual.

Un Estado con una justicia  que no esté corrompida y penetrada por la politiquería, instituciones  que funcionen y normas claras que  se cumplan.

Un banco  central que se preocupe por el empleo, que esté más en consonancia con las políticas del gobierno.

Un sistema tributario eficiente y justo, a través del cual se redistribuya la riqueza para combatir la pobreza y la desigualdad de ingresos con educación, salud y vivienda.

Después del plan de desarrollo pin del período  1978-1982 se olvidó de la infraestructura, un sector que hay que trabajar continuamente que está relacionado directamente con el crecimiento y la productividad.

Los países que han salido adelante han invertido fuertemente en educación y ciencia y tecnología. Hay que suministrar educación gratuita en los establecimientos públicos para primaria, secundaria, tecnologías y  carreras profesionales. Apoyar la universidad pública. Financiar becas para estudiantes en universidades privadas. Promover las carreras técnicas.

Hay que dar un salto en ciencia y tecnología. Sí, todos los días se dice que hay que invertir en ciencia y tecnología, pero no se hace. Menos de 0,2% del pib se invierte en este campo cuando en  los países desarrollados se está por encima de 2,0%. Aquí el papel no es solo del estado sino también del sector privado y de las universidades.

LA INTEGRACIÓN LATINOAMERICANA

Defendemos la integración de Latinoamérica, en especial de Suramérica, un mercado de 350 millones de habitantes, rica en recursos de todo tipo. Debemos llegar a un continente sin fronteras, con  libre  movilidad de personas y capital.  Avanzar en la integración vial, eléctrica, petrolera, gasífera, empresarial, educativa, para crear un bloque fuerte en el mundo. Defendemos  la no  ingerencia en los asuntos internos de otros estados. No vamos a servir intereses extra regionales. Relaciones con todo el mundo bajo respeto mutuo. No seremos obstrucción de la integración latinoamericana. Dejemos de mirar solamente a la  estrella del norte. Dejemos el docilismo, seamos soberanos, miremos hacia Suramérica.

EL COMERCIO  INNTERNACIONAL

Hay que dar un compás a la firma de nuevos TLCs. Hay que parar esa locura de firmar tratados con todo el mundo. Preparémonos, integrémonos dentro de Suramérica.

El comercio internacional puede ser importante y una fuente de crecimiento del PIB pero no elimina la pobreza y la desigualdad. El modelo no puede centrarse en exportaciones mineras solamente, hay que pensar seriamente en la demanda interna como fuente de crecimiento.

La experiencia internacional muestra claramente que los países que han dependido de exportaciones de recursos naturales sufren de revaluación, desindustrialización y desagricultarización, aumento en desigualdad de ingresos, corrupción, problemas ambientales y conflictos sociales,  efectos que van contra un desarrollo económico equilibrado y la competitividad colombiana.

Desafortunadamente se firmó el TLC con E.U., es una realidad, ahora se trata de como defendernos para que no terminen de acabar con los sectores productivos. De ahí el cambio de modelo para tener políticas industrial, agropecuarias, de educación, ciencia y tecnología, de infraestructura y de defensa de los sectores afectados.

Hay que definir incentivos y castigos. no hay que tenerle miedo a la palabra subsidios que los economistas ortodoxos la volvieron una maldición. pero, por supuesto, hay que saberlo hacer. Estados Unidos, la Comunidad Económica Europea, Japón, China, Brasil y muchos otros países lo hacen, todo con el objetivo de crecer y desarrollarse.

Se podría decir, y de donde se  van a sacar los recursos para el plan que queremos. Los hay y si se logra la paz habrá muchos recursos. En 2012 se gastaron  más de 14.500 millones de dólares  para la guerra por el sector público, cerca de 4,4% del PIB, sin contar los gastos del sector privado y los daños a la infraestructura y otros pagos que hay que hacer por culpa del conflicto. Suponiendo un ejército más pequeño y una proporción del gasto militar de 1,5%  (muy cerca del promedio de Latinoamérica), se podría ahorrar anualmente, cerca de 9.557 millones de dólares. Si  el conflicto continúa, a este ritmo, el 10,0 % del valor del presupuesto nacional hay que dedicarlo  a la guerra.

Para tener una idea del despilfarro de recursos, de 2002 a 2012 el Estado ha gastado en conflicto interno más  120.000 millones de dólares. De ahí que la paz es la mejor política macroeconómica.

MEJORAS  EN LA COMPETITIVIDAD

  1. BAJAR COSTO DE LA ENERGÍA: PRECIOS, USO RACIONAL Y EFICIENCIA
  2. FUERTE INVERSIÓN EN CIENCIA Y TECNOLOGÍA
  3. FUERTE INVERSIÓN EN IINFRAESTRUCTURA : VIAL, FÉRREA, FLUVIAL, PUERTOS, AEROPUERTOSG
  4. FUERTE INVERSIÓN EN EDUCACIÓN EN TODOS LOS NIVELES
  5. CRÉDITO DE FOMENTO
  6. ASISTENCIA TÉCNICA
  7. SALUD DE CALIDAD
  8. INVESTIGACIÓN Y ASISTENCIA AGROPECUARIA
  9. POLÍTICA INDUSTRIAL
  10. ENERGÍA PARA EL CAMPO: GLP, ELECTRIFICACIÓN Y RENOVABLES
  11. SISTEMATIZACIÓN TOTAL
  12. ASOCIACIONES SECTORES PÚBLICO Y PRIVADO
  13. BANCOS DE DESARROLLO
  14. FORTALECER TÉCNICA, ADMINISTRATIVA Y FINACIERAMENTE A LOS PEQUEÑOS Y MEDIANOS EMPRESARIOS

POBREZA Y DESIGUALDAD DE INGRESOS

  1. CRECER PARA TENER MÁS EMPLEO QUE  DISMINUYE LA POBREZA
  2. FUERTE INVERSIÓN EN EDUCACIÓN, SALUD, VIVIENDA, DEPORTE Y CULTURA
  3. OBRAS INTENSIVAS EN EMPLEO  (VÍAS RURALES, ACUEDUCTOS RURALES, VIVIENDAS RURALES,..)
  4. SUBSIDIOS Y AYUDAS FINANCIERAS DIRECTAS-SISBEN
  5. REFORMA RURAL PARA MEJORAR LA DISTRIBUCIÓN DE LA TIERRA
  6. REFORMA TRIBUTARIA Y CONTROL: ELIMINAR ATAJOS, ATACAR PARAÍSOS FISCALES, PRECIOS DE TRANSFERENCIA Y MÁS RECURSOS DEL SECTOR ENERGÉTICO-MINERO
  7. REORIENTAR REGALÍAS PARA C+T E INVERSIÓN PRODUCTIVA

Bucaramanga, 15 de julio de 2013.

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER