Conecta con nosotros

Nacionales

Sargento del Ejército, propietario del negocio donde se ejecutaba “Operación Andrómeda”, impulsa el voto en blanco

¿Inteligencia militar está comprometida en el impulso al voto en blanco que, como se sabe, en el sistema electoral colombiano terminaría favoreciendo a las camarillas politiqueras del bipartidismo tradicional en menoscabo de los sectores políticos alternativos? El interrogante surge al conocer que Juan Carlos Mejía, líder del autodenominado Movimiento Pirata Colombiano y promotor del voto en blanco, es además de sargento del Ejército, uno de los dueños del negocio que funcionaba como fachada del centro de espionaje de la Operación Andrómeda.

Publicado

en

¿Inteligencia militar está comprometida en el impulso al voto en blanco que, como se sabe, en el sistema electoral colombiano terminaría favoreciendo a las camarillas politiqueras del bipartidismo tradicional en menoscabo de los sectores políticos alternativos? El interrogante surge al conocer que Juan Carlos Mejía, líder del autodenominado Movimiento Pirata Colombiano y promotor del voto en blanco, es además de sargento del Ejército, uno de los dueños del negocio que funcionaba como fachada del centro de espionaje de la Operación Andrómeda.

Mejía que en el allanamiento realizado por la Fiscalía al negocio fachada denominado  Buggly en el sector de Galerías de Bogotá el pasado 25 de enero, dijo que es oriundo de Santander aunque tiene acento paisa, aparece como uno de los más fervorosos promotores del voto en blanco.

Cabe anotar que la Operación Andrómeda, la estratagema de inteligencia militar apoyada con recursos norteamericanos de la Office of Regional Affairs (nombre subrepticio de la CIA), tuvo origen en Medellín dentro de la estructura organizacional del Movimiento Pirata Colombiano, una grupúsculo político casi clandestino que guarda estrecha similitud con los “principios” del llamado Uribe Centro Democrático, nicho banderizo de extrema derecha que inscribió como cabeza de lista al Senado de la República al cuestionado expresidente Álvaro Uribe Vélez.

Todas estas circunstancias generan una serie de interrogantes sobre el trasfondo político y los oscuros intereses que se mueve en torno de la iniciativa del voto en blanco que lejos de ser una expresión de inconformidad, beneficia el statu quo y las tradicionales y corruptas camarillas políticas.

 

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER