Conecta con nosotros

Nacionales

Aclaración de la web del Polo Democrático sobre Dejusticia e informe sobre justicia ecuatoriana

Coordinación de contenidos portal Polo Democrático Alternativo  

A raíz de la nota publicada en esta web del Polo Democrático Alternativo el pasado 8 de septiembre sobre el centro de pensamiento  Dejusticia, que dirige el abogado Rodrigo Uprimny Yepes en el sentido de que terminó salpicado en la denuncia sobre actividades mercenarias pagadas por la transnacional petrolera Chevron que viene desarrollando una sucia campaña contra el gobierno del presidente Rafael Correa, por ser esta ONG colombiana coautora del informe “La independencia judicial en la reforma de la justicia ecuatoriana”, el portal periodístico colombiano La Silla Vacía hizo una vehemente defensa sobre los alcances del mismo, y se fue lanza en ristre contra esta colectividad de izquierda.

Publicado

en

Coordinación de contenidos portal Polo Democrático Alternativo  

A raíz de la nota publicada en esta web del Polo Democrático Alternativo el pasado 8 de septiembre sobre el centro de pensamiento  Dejusticia, que dirige el abogado Rodrigo Uprimny Yepes en el sentido de que terminó salpicado en la denuncia sobre actividades mercenarias pagadas por la transnacional petrolera Chevron que viene desarrollando una sucia campaña contra el gobierno del presidente Rafael Correa, por ser esta ONG colombiana coautora del informe “La independencia judicial en la reforma de la justicia ecuatoriana”, el portal periodístico colombiano La Silla Vacía hizo una vehemente defensa sobre los alcances del mismo, y se fue lanza en ristre contra esta colectividad de izquierda.

En efecto, el debate se dio porque desde que se presentó públicamente dicho informe que busca deslegitimar al Estado ecuatoriano, señalando que el poder judicial está cooptado por el gobierno de Correa y en consecuencia en este país andino no hay independencia de poderes, el presidente del Consejo de la Judicatura de Ecuador, Gustavo Jalkh no solo invitó al director de la “investigación”, el abogado peruano Luis Pásara, a un debate público para que sustentara sus argumentos sino que lo exhortó además a que dijera de dónde provenía la financiación del mencionado estudio.

Desde un principio se sabía que el informe elaborado por la Fundación para el Debido Proceso (DPLF por sus siglas en inglés) junto al Centro de Estudios de Derecho, Justicia y Sociedad (Dejusticia) de Colombia, y el Instituto de Defensa Legal (IDL) de Perú, fue financiado por una de las tantas organizaciones académicas o de investigación de Washington. Y es conocido de sobra que el gobierno de Estados Unidos y sus instituciones no gubernamentales, generalmente financiadas con recursos ya sea del Estado norteamericano o de las grandes corporaciones u organizaciones que realizan cabildeo, “no dan un almuerzo gratis”.

La Agencia de Noticias Andes de Ecuador, que el portal La Silla Vacía descalifica por ser pública, difundió un informe periodístico en el que se revela los estrechos vínculos del abogado Pésara con el ultraconservador y neoliberal Centro Wilson con sede en Washington.

“Luis Pásara pertenece al Centro Wilson y lo que he encontrado es un nexo preocupante entre este centro y Chevron (…) En el mismo edificio está la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo (USAID),  de acuerdo a la misma página web del edificio, también está el Departamento de Comercio de Estados Unidos, la Asociación de Energía a la cual pertenece Chevron y el Centro Wilson, entonces hay este nexo físico entre todas estas dependencias el gobierno de Estados Unidos, compañías y la supuesta academia”, señala el investigador colombiano Ricardo Restrepo, en su reporte que publica la Agencia Andes.

Cabe anotar que Pásara es senior fellow en DPLF, y su informe sobre la justicia en el Ecuador fue realizado conjuntamente con el abogado y sociólogo colombiano César Rodríguez Garavito, investigador de Dejusticia.

La versión de La Silla Vacía

Aunque la coordinación general de la web del Polo Democrático Alternativo no comparte el contenido de la nota que sobre el tema publicó La Silla Vacía, en aras de la rigurosidad y honestidad periodísticas reproducimos uno de sus apartes, habida cuenta el prestigio de Dejusticia y la amplia experiencia académica de su director Rodrigo Uprimny, y de su investigador César Rodríguez Garavito.

Cabe anotar que la Oficina de Comunicaciones del Polo Democrático Alternativo llamó telefónicamente a Uprimny antes de publicar la nota periodística en la que se reproduce la versión de Agencia Andes, con el propósito de contrastar las dos visiones, pero infortunadamente su asistente personal nos informó que el director de Dejusticia se encontraba fuera del país.

Igualmente es preciso reconocer la honestidad profesional de la directora del portal La Silla Vacía, Juanita León, autora de la nota titulada “El doble rasero del Polo y su pelea con Uprimny”, al informar a sus lectores que Open Society Foundation, del controvertido financista húngaro-norteamericano George Soros, contribuye al sostenimiento económico de este importante portal periodístico de análisis e información de la política en Colombia.

Al controvertir la nota periodística del Polo Democrático sobre Dejusticia, Juanita León equipara al cuestionado gobierno del expresidente Álvaro Uribe Vélez con el de Rafael Correa en Ecuador, como si cabría comparación. Afortunadamente en Ecuador en los siete años de la administración de Correa no ha habido “chuzadas”, ni persecución sistemática a los dirigentes de oposición (aunque la derecha afirma lo contrario); ni falsos positivos; o relaciones basadas en corrupción con el órgano legislativo; ni presencia mafiosa en las instituciones del Estado; ni despilfarros penales para favorecer a terratenientes (como en el caso Agro Ingreso Seguro); ni gabelas y favorecimientos tributarios a las transnacionales y al capital especulativo; ni ataques o violación a la soberanía de los países vecinos.

En los casos que León trae a colación para sustentar el “autoritarismo” de Correa y su persecución a sus adversarios políticos, a los medios de comunicación y a los dirigentes sociales no les da el contexto adecuado y simplemente se limita a repetir lo que la gran prensa tanto ecuatoriana como latinoamericana reitera para afectar la imagen del mandatario que despacha en el Palacio de Carondelet.

En concreto sobre la nota publicada por la web del Polo Democrático, La Silla Vacía afirma:

“El artículo no prueba que Chevron haya pagado directamente a Uprimny o a Cesar Rodríguez Garavito, quien participó en la investigación por parte de Dejusticia. Tampoco que Chevron haya pagado directamente el estudio. Pero llegan a esa conclusión por una enrevesada cadena de conexiones.

Pásara fue fellow del Centro Wilson de 2011 a 2012 como lo han sido decenas de intelectuales de izquierda. Sin ir más lejos, Daniel García-Peña, el ex secretario General del Polo, fue uno de ellos. Pero no es funcionario del centro.

En todo caso, el Centro Wilson no financió el estudio. Lo hizo la Fundación Tinker, ong gringa que trabaja en temas de acceso a la justicia en el mundo entero. También tuvo el apoyo de la Open Society Foundation (que financia a La Silla y a organizaciones que promueven sociedades abiertas, muchas de ellas de izquierda)”.

 

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER