Conecta con nosotros

Titulares

Ante la negativa del gobierno y Ecopetrol de adelantar el PMRB. Roberto Schmalbach

Desde que se conoció el proyecto de modernización de la refinería de Barrancabermeja en los primeros años del presente siglo y ante la necesidad de actualizar a los más altos estándares el principal complejo petroquímico del país, siempre expresamos que dicho proyecto debería realizarse sin someterlo al va y ven económico y político de una administración que lo hiciera irrealizable. Por eso demandamos en muchos de los debates de control político realizados por la Asamblea Departamental e intervenciones en el Congreso de la República el cierre financiero que garantizará la ejecución del PMRB. Ecopetrol ni el gobierno jamás respondieron a esta exigencia, sin la cual ningún proyecto se puede realizar.

Publicado

en

Desde que se conoció el proyecto de modernización de la refinería de Barrancabermeja en los primeros años del presente siglo y ante la necesidad de actualizar a los más altos estándares el principal complejo petroquímico del país, siempre expresamos que dicho proyecto debería realizarse sin someterlo al va y ven económico y político de una administración que lo hiciera irrealizable. Por eso demandamos en muchos de los debates de control político realizados por la Asamblea Departamental e intervenciones en el Congreso de la República el cierre financiero que garantizará la ejecución del PMRB. Ecopetrol ni el gobierno jamás respondieron a esta exigencia, sin la cual ningún proyecto se puede realizar.

A todo el país en general y a Barrancabermeja en particular se le informó que el PMRB era un proyecto de interés nacional, porque esta modernización traía beneficios a la economía, el medio ambiente, el comercio, la producción, el empleo y a la propia soberanía nacional como quiera que se reducían importaciones de combustibles y se mejoraba la oferta de materias primas petroquímicas a la industria nacional.

La abrupta suspensión del PMRB en el segundo mandato del presidente Juan Manuel Santos,  dejó que la modernización de la refinería fuera de interés nacional para convertirse  en comodín de los sobrecostos de Reficar, en cuyo escándalo están comprometidos desde ministros, miembros de la Junta directiva de Ecopetrol con altos ejecutivos de multinacionales y la propia empresa estatal de este y el anterior gobierno.

Barrancabermeja es la ciudad que más ha sufrido las consecuencias de la suspensión del PMRB. Todos los sectores económicos, sociales, comunitarios y la administración pública están afectados de manera grave, la crisis se manifiestas en todos sus indicadores, de aumento de la pobreza, el desempleo, la delincuencia y el deterioro de la calidad de vida de la población.

El gobierno Nacional no ha permitido que la ciudad encuentre posibles alternativas para afrontar la crisis. Cuando los sectores económicos, sociales, políticos, eclesiásticos y comunales solicitaron la declaratoria de una emergencia económica, social y ambiental, esta fue negada sin fórmula de juicio por su gabinete en plenos.

Y ahora cuando el presidente vino a la ciudad a anunciar con su vicepresidente Vargas Lleras un programa de viviendas, antes que este renunciara para lanzar su propia campaña presidencial, Juan Manuel Santos nuevamente dice que el “PMRB es importante, que se va a revisar su realización de forma modular y se va examinar cómo se planea el flujo de caja de la empresa”. Queda claro que este gobierno escogió a Barrancabermeja como la ciudad para practicar su patología morbosa a distorsionar la realidad.

Solo faltaron un par de días para probar que Santos mintió como lo ha hecho con esta ciudad desde antes. El 22 de marzo el presidente de Ecopetrol Juan Carlos Echeverry, le dijo al Alcalde de Barrancabermeja, a Eduardo Días Presidente del Comité de Gremios de la ciudad y a Pilar Contreras Directora Ejecutiva de la Cámara de Comercio que en los próximos tres años no se hará el Proyecto de Modernización de la refinería de Barrancabermeja, porque la empresa tiene otras prioridades en exploración y producción y hacia allá se destinan los recursos que dispone hoy Ecopetrol.

De igual forma Ecopetrol emitió este fin de semana un comunicado señalando que en los últimos años la empresa “ha invertido más de 4.000  millones de dólares para contar con una refinería moderna, segura, y actualizada tecnológicamente”. Y “reitera que seguirá invirtiendo en modernización, mantenimiento y actualización de la refinería de forma ordenada y bajo condiciones de racionalidad financiera que no afecte la solidez de la empresa”.

De otra parte dice que “en 2017 la refinería de Barrancabermeja invertirá 530 mil millones de pesos, los cuales tendrán un considerable impacto en la economía local”.

El comunicado está dirigido a aplacar la indignación que ha generado en la ciudadanía el mal trato del gobierno de Santos con esta ciudad. Más que despejar la incertidumbre, el comunicado lo que hace es afirmar que la refinería ya está modernizada con la actualización que se hizo en la inversiones citadas, que lo qué se necesita es su mantenimiento y uno que otro aditamento moderno que permita los retos financieros que impone una sería disciplina de capital de la empresa.

Por eso el comunicado concluye llamando a que la gente a que se quede contemplando el sombrío panorama que está desoldando la ciudad mientras ve humear la obsolescencia de la refinería.

Desde la Asamblea Departamental en condición de diputado de Barrancabermeja me uno a las voces y acciones de rechazo y manifestaciones de protesta ciudadana de los gremios, la alcaldía municipal, los sindicatos, las organizaciones sociales, eclesiásticas, políticas y comunitarias. Desde el lugar que me toque ahí estaré cumpliendo el compromiso de la defensa de la ciudad y la soberanía nacional que representa una empresa estatal como lo es Ecopetrol.

 

ROBERTO SCHMALBACH CRUZ

Diputado Asamblea de Santander 

Polo Democrático Alternativo

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER