Conecta con nosotros

Iván Cepeda

Con injerencia militar de EE. UU. “quieren llevarnos a conflicto armado transnacional”, advierte el senador Iván Cepeda

Avatar

Publicado

en

  • En debate de control político, el senador del Polo Democrático anunció acciones judiciales contra acuerdo con Washington que autoriza el tránsito y permanencia de tropas estadounidenses en Colombia.
  • Denunció que en los manuales vigentes de esta brigada “se menciona en forma explícita la función de asesorar milicias no gubernamentales y socios irregulares”.
  • Recordó como la presencia militar de EE. UU., sumada a la de la CIA y la DEA, ha desencadenado métodos criminales que han sido factores clave en la violación masiva de los derechos humanos.
  • Cepeda llamó ´bestia desbocada y furiosa´ a la extrema derecha estadounidense y colombiana, y dijo que “hoy responde a su declinación política e inevitable colapso, alineándose internacionalmente con dirigentes y fuerzas decadentes con vocación belicista”.

Bogotá, D.C., 10 de junio de 2020. El senador Iván Cepeda, del Polo Democrático, advirtió hoy en un debate de control político, los riesgos que trae para Colombia la presencia militar de Estados Unidos y denunció la tradición de “violar todos los procedimientos previstos en la Carta Política para generar controles preventivos a cualquier ultraje a nuestra soberanía”.

Anunció que congresistas de la oposición acudirán a la vía judicial para “dejar sin efectos el acuerdo con el gobierno de los Estados Unidos mediante el cual se autorizó el tránsito y permanencia de tropas extranjeras en el territorio nacional”.

Asimismo, indicó que el Senado de la República tiene una competencia inderogable o ineludible para debatir, antes y no después, la presencia en el territorio de tropas extranjeras sea por tránsito, permanencia o estacionamiento.

Cepeda expuso los tres métodos criminales que ha traído la intervención militar de Estados Unidos, con la masiva violación de derechos humanos y crímenes de lesa humanidad.

“A las Fuerzas Militares de Estados Unidos, a la CIA y a la DEA les debemos haber estimulado y legalizado la conformación de grupos paramilitares, la práctica de tejer alianzas con organizaciones del narcotráfico y del paramilitarismo con el pretexto de combatir otros grupos ilegales, y de traer a Colombia toda clase de compañías privadas de contratistas que pueden desempeñar el rol de mercenarios”, puntualizó.

Precisamente, se refirió también al carácter del grupo de militares de Estados Unidos que llegó al país. Aseguró que se trata de una brigada de élite, que “antes se ha desplegado en Afganistán, Europa y África, con tristes consecuencias como veremos. Esta será la primera vez que se despliega en América Latina”.

Denunció que en los manuales vigentes de esa brigada “se menciona en forma explícita la función de asesorar milicias no gubernamentales y socios irregulares”.

“Las invasiones militares estadounidenses -dijo- no suelen presentarse como una acción súbita, sino gradual”. Recordó lo sucedido en Vietnam o en Afganistán, en donde se combinaron fuerzas regulares, terrestres y navales, con grupos irregulares locales o de mercenarios internacionales. “Ese es el escenario que con la perversa complicidad de nuestro gobierno estamos viendo surgir ante nuestros ojos. Podemos terminar como Siria o como Libia: un estado destruido que se ha convertido en un yacimiento de las multinacionales del petróleo”, advirtió.

Recordó que, en febrero de este año, el general Mark Milley (el oficial de más alto nivel del Pentágono, jefe del Estado Mayor del Ejército) testificó ante el Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes sobre la labor de la Brigada de Asistencia de la Fuerza de Seguridad. En esa comparecencia, sostuvo que la función esencial de esa brigada es brindar asesoramiento en la lucha antiterrorista y prepararse para una posible confrontación con una gran potencia mundial, como China o Rusia.

Existe hoy el riesgo creciente de que vayamos a una confrontación armada de carácter internacional, que involucre la participación de fuerzas militares de potencias mundiales” advirtió Cepeda.

A lo largo de su exposición, el senador del Polo Democrático también recordó cómo ha sido la intervención militar estadounidense en Colombia. Se refirió a acuerdos “como el Plan Colombia o como el que en 2009 intentó habilitar bases militares para el uso de las tropas estadounidenses”.

Cepeda manifestó que “la extrema derecha colombiana corrompe sectores del Ejército, busca poner la justicia al servicio de sus fines o si es necesario mutilarla para mantener su impunidad, justifica con desvergüenza la entrega de la soberanía nacional a cambio del respaldo a sus propósitos, y sobre todo persiste en su obsesiva y frustrada acción destructiva del proceso de paz”.

Agregó que “se alinean internacionalmente con dirigentes y fuerzas decadentes como ellos mismos. Sus pares son el sector hispano de extrema derecha en Washington que ha vendido caros sus votos a la campaña de reelección de Trump en los distritos que influye en La Florida”.

Durante su intervención dijo que “ambos sectores ultraconservadores comparten la vocación belicista que puede comprometer la estabilidad de la región, y que hoy responde a su declinación política e inevitable colapso: se comportan como una bestia desbocada y furiosa”.

Finalmente calificó de “dependencia sin límite” a las élites colombianas “subordinadas a la servidumbre internacional”, y reiteró que “quieren llevarnos a un conflicto armado transnacional”, haciendo referencia a acciones que se han ido gestando contra el Gobierno de Nicolás Maduro desde territorio colombiano en alianza con Estados Unidos.

Los peligros de la presencia militar de EE. UU para la paz

Al respecto, Cepeda llamó la atención sobre el asesinato de más de 600 líderes sociales y 199 excombatientes en medio del gran esfuerzo “por lograr afianzar una paz estable y duradera”. Fue enfático en indicar que “no permitiremos que ese esfuerzo sea destruido por los enemigos de la paz nacionales y extranjeros que quieren llevarnos a un conflicto armado transnacional de consecuencias imprevisibles para encubrir su debacle política y lograr triunfos electorales”.

Iván Cepeda anunció que presentará dos acciones de tutela, la primera para hacer valer el derecho de senadores y senadoras de la oposición “a intervenir en la decisión de la presencia intervencionista de las tropas estadounidenses en nuestro territorio que viola nuestra soberanía”. La segunda será presentada en compañía de asociaciones sociales y campesinas, la cual busca proteger, “el derecho de las comunidades a la implementación de los Planes de Desarrollo con Enfoque Territorial y del Acuerdo de Paz”.

Agregó que la presencia extranjera es altamente hostil, “pues está diseñada para causar un grave daño al proceso de implementación del Acuerdo de Paz”. Y advirtió que se crearon en el 2018 las llamadas ‘zonas futuro’ “para debilitar la implementación de los Planes de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET), fruto del Acuerdo de Paz, que tienen componente social y no militar.

“El territorio de las zonas futuro está localizado íntegramente en los territorios PDET”. Y la brigada estadounidense hará presencia en tres zonas estratégicas, donde desarrollará “operaciones militares mezcladas con fumigaciones aéreas de glifosato, y tratamiento violento de la protesta subsiguiente; un modelo que vienen ensayando sucesivos gobiernos desde la década de 1960 con reiterados fracasos”, señaló Cepeda.

Por eso, concluye el senador, “pensar que esta misión militar ayudará -como lo proclama el comunicado de la Embajada de Estados Unidos- a la estabilidad, a la paz e incluso a la protección de la vida de líderes sociales es totalmente inverosímil”.

Lea aquí la intervención completa del senador Iván Cepeda “La verdad sobre la presencia de tropas de Estados Unidos en Colombia”

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER