Conecta con nosotros

Nacionales

De mal en peor: Colombia, en último lugar en nuevos resultados de pruebas Pisa y cinismo de Mineducación busca justificar resultado

El Tiempo  

Los estudiantes colombianos obtuvieron el peor puntaje en evaluación sobre educación financiera. Cinismo del gobierno busca justificar vergonzoso resultado.

Colombia se volvió a rajar en las pruebas internacionales de educación del Programa de Evaluación Internacional de Estudiantes (Pisa), que hace la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) y que evalúa los desempeños académicos de los escolares de quince años en diferentes países.

Esta vez, en educación financiera,

Publicado

en

El Tiempo  

Los estudiantes colombianos obtuvieron el peor puntaje en evaluación sobre educación financiera. Cinismo del gobierno busca justificar vergonzoso resultado.

Colombia se volvió a rajar en las pruebas internacionales de educación del Programa de Evaluación Internacional de Estudiantes (Pisa), que hace la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) y que evalúa los desempeños académicos de los escolares de quince años en diferentes países.

Esta vez, en educación financiera,

los estudiantes de colegio de Colombia obtuvieron un promedio de 379 puntos, lo que los situó en el último lugar de la tabla de los países evaluados.

El primero fue Shanghái, que obtuvo 603 puntos. También se destacaron los alumnos de Flandes (Bélgica), con 541 puntos; Estonia (529), Australia (526), Nueva Zelanda (520), República Checa (513), Polonia (510) y Letonia (501).

Se vieron relegados a los últimos puestos de ese listado, por otra parte, Italia (466), Eslovaquia (470), Israel (476), Croacia (480) y España (484), mientras que el rendimiento de Eslovenia (485), Francia (486), Rusia (486) y EE. UU. (492) se acercó a la media global.

En esta ocasión, el programa Pisa, que evaluó a unos 29.000 alumnos de 18 países, analizó los conocimientos de asuntos como la gestión de cuentas y tarjetas bancarias, la planificación de sus finanzas, la comprensión de los riesgos, intereses o impuestos, y de sus derechos y deberes como consumidores.

El análisis, elaborado con la colaboración del banco español BBVA, revela que solo el 3,8 por ciento de los estudiantes evaluados demostró un nivel de excelencia, y que apenas uno de cada diez pudo resolver las preguntas más difíciles, que implicaban por ejemplo el costo de una transacción o calcular el balance de una cuenta.

El 15,3 por ciento de media que no llegó a un nivel básico demostró que, como mucho, era capaz de reconocer el uso de documentos financieros habituales, como una factura, y de tomar decisiones sencillas sobre gasto cotidiano.

El informe destacó que un mejor resultado de un país en materia financiera no se asocia de forma directa, pese a lo que pudiera parecer, a los mejores resultados en matemáticas y a lectura en otros informes Pisa, pero sí está vinculado al entorno socio-económico.

El estudiante de un ambiente bueno o privilegiado obtuvo, de media, 41 puntos más que otro con menos posibilidades, mientras que, en general, los estudiantes nativos del país en cuestión aventajaban a los inmigrantes con un estatus similar.

Hombres y mujeres anotaron una puntuación parecida, a diferencia de lo que sucede entre los adultos, pero se registró mayor número de chicos en el nivel de rendimiento superior.

El informe señaló que más del 70 por ciento de los adolescentes de la comunidad flamenca de Bélgica, Estonia, Francia, Nueva Zelanda y Eslovenia poseían una cuenta corriente, frente a menos del 30 por ciento de Israel, Colombia o Polonia, y constató que en 9 de los 13 países de la Ocde el resultado fue mejor en aquellos con una.

El respectivo Producto Interior Bruto (PIB) per cápita, en cambio, solo está detrás del 16 por ciento de la variación entre los resultados de un país y otro. Y, por último, el organismo vio una relación directa entre la nota registrada y el interés del alumno hacia el aprendizaje y su perseverancia: La diferencia entre quienes aseguraron que les gustaba resolver problemas complejos y aquellos que no, se situó, según la Ocde, en 31 puntos.

María Fernanda Campo, ministra de Educación, aseguró que el resultado de los colombianos en educación financiera no extraña, toda vez que en el país nunca se ha impartido este tipo de educación.

Campo agregó que el Gobierno, consciente de esta situación, lanzó la semana pasada el Programa Nacional de Educación Económica y Financiera, con el que busca formar a los estudiantes colombianos desde el grado cero al grado once en competencias que, de acuerdo con la Ministra, “permitan a los estudiantes dar lectura del entorno económico y tomar decisiones, inteligentes, autónomas y responsables”.

El piloto de ese programa arrancará durante el segundo semestre de este año y se espera que en 2015 empiece su aplicación formal con estudiantes de primaria. Más adelante, en 2016, el ministerio de Educación llevará a los estudiantes bachilleres esta cátedra, de cuya evaluacion se encargará el Banco de la República.

Malos resultados: constante en los estudiantes colombianos

En el 2012, la Ocde analizó el rendimiento de 510 mil estudiantes de 15 años (9.073 de ellos nacionales), en matemáticas, lenguaje y ciencia en 65 naciones. Los resultados de estas pruebas fueron publicados en diciembre de 2013 y Colombia ocupó el puesto 62, diez lugares menos con respecto a las pruebas del 2009.

En aquel momento, el país obtuvo 376 puntos en matemáticas, 403 en lenguaje y 399 en ciencia, en contraste con el 2009, cuando logró 381 puntos en matemáticas, 402 en ciencias y 413 en lectura.

Más adelante, en abril de este año, fueron publicados los resultados del módulo de las pruebas Pisa que evaluaba la capacidad de los estudiantes para resolver de forma creativa problemas de la vida cotidiana, y en el que el país quedó en el último lugar. (Lea también: Colombia quedaría de última si se hiciera un Mundial de educación),

Las últimas posiciones de la lista fueron completados por Bulgaria, Uruguay, Montenegro, Emiratos Árabes Unidos y Malasia, mientras que los primeros lugares fueron para los jóvenes de Singapur, Corea del Sur, Japón, China, Canadá, Australia, Finlandia, Reino Unido y Estonia.

De acuerdo con el informe de la Ocde, los jóvenes latinoamericanos “solo podrían resolver problemas muy simples en situaciones conocidas, utilizando el ensayo y el error para elegir la mejor alternativa de un grupo de opciones predeterminadas”. (Lea también: Qué hay que cambiar para que nuestra educación esté entre las mejores)

Para César Ferrari, profesor titular de la facultad de Economía de la Universidad Javeriana, la preocupación sobre los resultados es mayor toda vez que se enmarcan en esta serie de resultados adversos. Según él, el aspecto financiero no puede ser analizado de manera aislada.

“Tiene una muy estrecha relación con los resultados publicados anteriormente, sobre todo con el de resolución creativa de problemas, en el que los colombianos quedaron últimos, puesto que el conocimiento específico sobre temas financieros está muy estrechamente relacionado con la habilidad para resolver problemas generales”, explica Ferrari, doctorado en Economía de la Universidad de Boston.

Ferrari considera que esto se debe a un problema estructural de la educación colombiana, en la que, según él, “solamente se les enseña a los estudiantes a ser eruditos, a conocer y a replicar la información de forma memorística sin que haya mayor preocupación por la aplicación práctica del conocimiento”.

El Tiempo, Bogotá.

 

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER