Conecta con nosotros

Nacionales

Ecos del congreso de la CUT

Por Juan Carlos Hurtado F. / Semanario Voz  

La reunión abre la oportunidad a una reforma de estatutos que adecue la central a nuevas realidades en el ámbito laboral, una mayor democratización y la sintonice con las movilizaciones en apoyo a la salida negociada a la guerra.

“Con la reelección del Gobierno de Santos se prevé la continuidad en la aplicación de las medidas económicas y sociales neoliberales, iniciadas desde 1990 con la apertura económica y seguidas con los depredadores tratados de libre comercio (TLC), especialmente los firmados con EEUU, la UE y la Alianza del Pacífico,

Publicado

en

Por Juan Carlos Hurtado F. / Semanario Voz  

La reunión abre la oportunidad a una reforma de estatutos que adecue la central a nuevas realidades en el ámbito laboral, una mayor democratización y la sintonice con las movilizaciones en apoyo a la salida negociada a la guerra.

“Con la reelección del Gobierno de Santos se prevé la continuidad en la aplicación de las medidas económicas y sociales neoliberales, iniciadas desde 1990 con la apertura económica y seguidas con los depredadores tratados de libre comercio (TLC), especialmente los firmados con EEUU, la UE y la Alianza del Pacífico,

que han profundizado la pérdida de soberanía económica y la entrega de nuestros recursos, mercados, sectores productivos nacionales y mano de obra abaratada a los intereses de las grandes transnacionales y al parasitario capital financiero”.

“El propósito de la paz por la vía del diálogo y de una solución política negociada al conflicto armado que hoy intentan concretar el gobierno nacional y la guerrilla de las FARC-EP en La Habana y que se espera sea extendida a un similar proceso con el ELN y el EPL, es muy importante para los trabajadores y el pueblo. Por ello la CUT ratifica su respaldo a dicho proceso y espera que sea refrendado respetando el interés de la nación”.

“Como un tema que vincula a la nación entera, la CUT acoge el clamor para que se concrete cuanto antes un cese al fuego y se otorguen garantías a todo el pueblo para que sea protagonista en la construcción de una Colombia con plenas libertades, soberanía, derechos e igualdad”.

“Es necesario que las corrientes alternativas, democráticas y progresistas se constituyan en una opción de gobierno distinta a las militaristas y a las que entrañan el modelo neoliberal y la barbarie”, dice en uno de sus apartes la declaración política del Sexto Congreso de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), realizado entre el 24 y el 26 de septiembre en Santa Marta.

Contra el modelo

El evento al que asistieron 1.200 delegados oficiales, fraternales e invitados nacionales y extranjeros, fue el escenario donde se dieron debates sobre la problemática económica en el ámbito internacional y del país, su afectación en los ámbitos laborales, la manera de enfrentar el modelo por parte de la CUT y su dirección, la necesidad de la paz y una reforma estatutaria de la central, entre otros temas.

Acerca del actual gobierno la CUT concluyó: “El presidente Santos completa 25 años de estar aplicando el neoliberalismo desde los diferentes gobiernos en cuyos gabinetes ha participado y no hará más que profundizar la política económica que acuñó en su anterior mandato. Más tratados de libre comercio como el de la Alianza Pacífico y nuevamente el tratado con Corea, que rematará la ya precaria existencia de la producción nacional, tanto industrial como agropecuaria, resentida por los más de 14 TLC ya firmados, los cuales llevan implícita la garantía a las multinacionales de empleo barato y precario para el incremento de sus ganancias”.

Balances

VOZ consultó con Alfonso Velásquez, quien expresó satisfacción con la declaración política aunque criticó que no se hubieran tenido en cuenta propuestas hechas en los seminarios realizados en varias regiones en temas como reforma de estatutos, declaración de principios, plataforma de lucha y plan de acción. También reprochó la exclusión de más de 500 sindicatos y el no haber permitido recibir los informes de la Comisión de Control Fiscal ni la de Ética ni la presentación de informes de actividades de los actuales integrantes de la dirección. Además de ignorar la sentencia que mostró hasta la saciedad el dirigente Ómar Romero frente al fraude y corrupción en las elecciones del año anterior y en los meses posteriores a su posesión.

Según Alberto Vanegas, del ejecutivo nacional de la CUT, el congreso se dio en medio de una alta expectativa y tensión, por el debate que antecedió a su realización, los duros cuestionamientos a algunos miembros del comité ejecutivo y el escepticismo, manifestado por las bases, quienes tienen una valoración bajísima del papel que representa la central hoy frente a la arremetida del gran capital.

Por su parte, Humberto Polo, también integrante del ejecutivo, destacó el panel de paz con justicia social, en el que participaron el secretario general del Partido Comunista Colombiano, Jaime Caycedo Turriago; el senador Antonio Navarro Wolf; el politólogo Alejo Vargas y por el ejecutivo de la central Domingo Tovar. En este delinearon la importancia de que la CUT ubicara este tema de interés nacional al centro de las decisiones políticas que debía tomar el VI Congreso, como en efecto sucedió.

“El desarrollo del Congreso permitió vislumbrar las grandes dificultades por las que atraviesa la central, ante la falta de liderazgo de quienes hoy presiden el ejecutivo, reflejando de esta forma la necesidad de hacer un replanteamiento al interior del mismo, con el fin de que los resultados arrojados por el VI Congreso tengan su desarrollo y no se queden en letra muerta. Igualmente, se destacó que en la central siguen existiendo solo dos tendencias políticas con algunos matices: la corriente clasista y la socialdemocracia, esta última con el control de la dirección de la CUT”, expresó Humberto Polo.

Según Alberto Vanegas, la comisión que debatió la reforma de estatutos, estructura organizativa y sistema electoral, estuvo desafortunada al no lograr consenso en una metodología que permitiera haber avanzado; lo cual originó la propuesta de realizar un congreso extraordinario en el término de un año, para definir los tres temas fundamentales que encierra ese eje temático.

Congreso de jóvenes

Por su parte, Marcel Guarnizo, delegado fraternal por el Colectivo de Jóvenes Trabajadores, señaló que dentro de las conclusiones haya quedado la realización del segundo congreso de jóvenes trabajadores de la CUT, que será la oportunidad para discutir sobre derechos y garantías laborales, sindicales y sobre cómo desarrollar una política de renovación.

“Es necesario que la CUT adecue su estructura sindical para la vinculación de estos trabajadores que por la inestabilidad laboral no encuentran como opción la organización sindical. También para que los jóvenes lleguen a cargos de dirección. Por eso debe haber una reforma de estatutos.

“El balance final del congreso es altamente positivo para la CUT, el empoderamiento de los delegados oficiales quienes tenían la responsabilidad de garantizar la plena democracia sindical se cumplió en buena parte, al haber tomado decisiones con sus votos sin dejarse manipular por el caudillismo hegemónico que está hoy al frente de la dirección de la central; igualmente, porque se le ha dado un respiro a la crisis; al posponer el debate y las definiciones sobre la reforma de estatutos, estructura organizativa y sistema electoral a un año, cuando se estará realizando el congreso extraordinario, manteniendo el debate abierto, lo que fortalece la central”, concluyó Vanegas.

Para el ejecutivo Humberto Polo, “habrá que esperar si existe la voluntad política para hacer que la CUT navegue sobre las trascendentales decisiones que ha tomado el congreso o por el contrario se hará de las mismas letra muerta, hundiéndola en el profundo mar del olvido.

El colectivo pluralista en el cual convergen las diferentes tendencias del sindicalismo clasista seguirá su lucha incansable por su fortalecimiento en el marco de su plataforma de lucha y principios fundacionales, por una central clasista y democrática”.

Semanario Voz, Bogotá.

 

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER