Conecta con nosotros

Titulares

El presupuesto que el Polo Democrático sí votó 

El concejal Celio Nieves Herrera del Polo Democrático Alternativo como ponente de la iniciativa presentada por la Administración Peñalosa expresó que el presupuesto distrital para el año 2018 debe estar orientado  al avance  de  lo social y en defensa del ambiente; contrario al propósito del gobierno que sustenta su presupuesto en beneficio de una movilidad al servicio de los grandes constructores y empresarios. 

Publicado

en

El concejal Celio Nieves Herrera del Polo Democrático Alternativo como ponente de la iniciativa presentada por la Administración Peñalosa expresó que el presupuesto distrital para el año 2018 debe estar orientado  al avance  de  lo social y en defensa del ambiente; contrario al propósito del gobierno que sustenta su presupuesto en beneficio de una movilidad al servicio de los grandes constructores y empresarios. 

Las solicitudes del Cabildante se  enfocan en realizar modificaciones que permitan fortalecer presupuestalmente sectores que de acuerdo con sus problemáticas presentan una pobre asignación en materia de recursos y que con respecto a las metas se quedan cortos para lograr un impacto real, principalmente en los sectores más vulnerables de la Capital de la República.  

Para el caso del Sector Educación, Nieves Herrera propone entre otros, aumentar $ 31.000 millones con el fin de ampliar en 12.000 cupos el preescolar y entregar 68.000 kit escolares a los niños, niñas y jóvenes de los colegios públicos distritales.  Al mismo tiempo otra de las grandes apuestas para 2018 debe ser la ampliación de la cobertura en educación superior haciendo uso de las instalaciones de los más de 50 mega colegios construidos en los últimos gobiernos con el objetivo de desarrollar programas académicos que tienen la Universidad Distrital y otras instituciones públicas  de educación superior, dando cumplimiento al Acuerdo 678 de 2017 “Por el cual se modifica parcialmente el acuerdo 384 de 2009 y se dictan otras disposiciones”, para lo cual  se propuso aumentar el presupuesto en $ 10.000 millones. Por otro lado, se solicitó adicionar para la Universidad Distrital Francisco José de Caldas $30.000 millones que permitirían continuar con el mejoramiento y ampliación no solo de la sede Porvenir ubicada en la localidad de Bosa sino en otras localidades garantizando la ampliación de la cobertura en educación superior.  

El sector Ambiente, es uno de los más rezagados en materia de recursos para el próximo año con una participación total del presupuesto de 1,3 %. Siendo un tema tan importante para la ciudad en primer lugar, se sugiere redistribuir en otros proyectos $ 35.000 millones que la Administración Peñalosa propone para la construcción de un sendero panorámico en los cerros orientales, pues dicho proyecto generaría fragmentación atentando contra uno de los valores ambientales más importantes que posee la ciudad e incumpliendo con lo autorizado por el fallo del Consejo de Estado y por el Plan de Manejo Ambiental de la Reserva de los Cerros. Sumado a esto, se solicita incrementar en $7.500 millones el proyecto que busca recuperar y conservar los 15 Humedales declarados, pues su estado actual demuestra que la inversión en estos ecosistemas no ha sido suficiente.

Igualmente, se propone la creación de un nuevo proyecto que permita Implementar acciones del Plan de Manejo Ambiental de la Reserva Forestal “Thomas van der Hammen” apropiando los recursos que no han sido ejecutados por parte de la Secretaría Distrital de Ambiente por un monto de $89.233 millones.

En cuanto al Plan de Manejo de Vertimientos, incrementar  en $ 3.000 millones los cuales permiten garantizar la asistencia técnica a los 1.174 establecimientos que prestan servicios veterinarios y vierten al alcantarillado sustancias altamente tóxicas, desfavoreciendo la descontaminación del Río Bogotá. 

La Administración Distrital, se encuentra en mora de dar cumplimiento a las solicitudes de la Sentencia del Consejo de Estado sobre el cumplimiento del Plan de Manejo de la franja de Adecuación de los Cerros Orientales que tiene por objeto brindar a la ciudadanía un nuevo espacio público de calidad y equipamientos nuevos, así como la rehabilitación y conectividad de la Estructura Ecológica Principal entre la Reserva Forestal protectora de los Cerros Orientales y la región. Se solicitaron recursos por $ 8.000 millones principalmente para la adquisición de predios priorizados, y la puesta en marcha de una zona de aprovechamiento ecológico conformada por parques y senderos.

Es casi imposible pensar en mitigación y adaptación al cambio climático, sin tener en cuenta la imperiosa necesidad de suplir el déficit de árboles que existe en la capital, ya que tenemos 1 árbol por cada 6,6 habitantes, pese a la recomendación de la Organización Mundial de la Salud que es de 1 árbol por cada 3 habitantes.  Por ello, se propone adicionar recursos al presupuesto en $3.000 millones dando cumplimiento al Acuerdo 453 de 2010 “Por medio del cual se dictan lineamientos para ampliar la cobertura arbórea en parques y zonas verdes de equipamientos urbanos públicos”

De otro lado, es importante tener en cuenta que el Instituto Distrital de Gestión de Riesgos y Cambio Climático – IDIGER – debe reasentar definitivamente a 286 familias localizadas en zonas de alto riesgo no mitigable, además, este proyecto incluye la construcción de obras de mitigación y adecuación, el fortalecimiento de capacidades para la gestión del riesgo y el cambio climático, debido a la variación de (-35,9%) en materia de recursos para el  2018, se solicitó incrementar los recursos asignados en $4.464 millones.

Igualmente, en cuanto al presupuesto de inversión del Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal -IDPYBA – se solicitó aumentar la asignación presupuestal para el proyecto de Gestión Integral de la fauna doméstica y silvestre en $6.000 millones, los cuales se destinarían a la transformación del Centro de Zoonosis a Centro de Bienestar Animal dentro del cual se establecerá el primer hospital público veterinario de Bogotá.

Para el caso de Integración Social, Nieves Herrera expresa que para el proyecto sobre el fenómeno de habitabilidad en calle se pretende atender el mismo número de personas atendidas en 2017 pero con menos recursos. Es decir, a más de 10.000 personas en Centros de Atención Transitoria para la Inclusión Social así como también  por medio de la estrategia en calle.  Razón por la cual se insiste en  adicionar $7.000 millones para continuar atendiendo de manera integral a esta población. 

Con respecto al grupo poblacional  de personas  con discapacidad  hoy viven más de  240.000 en la ciudad.  De acuerdo con esto  las metas del Plan de Desarrollo se quedan cortas  pues tan solo se acogerán 3.289 personas lo que traduce 1,3% del total de la población. En este sentido, se deben fortalecer con recursos los procesos de inclusión y la atención integral por ello se solicita adicionar para el presupuesto de 2018 $10.000 millones.

Teniendo en cuenta que la tasa de desempleo juvenil en Bogotá aumentó en 2017 alcanzando un 18.7%, la Administración Distrital debe priorizar procesos de vinculación laboral a jóvenes, principalmente en condiciones de vulnerabilidad. Para el logro de dicho objetivo se sugiere  adicionar al presupuesto de 2018 $ 2.000 millones los cuales contribuirían a aumentar las oportunidades para el grupo poblacional de jóvenes capitalinos. 

Uno de los sectores que más preocupa al Cabildante es Desarrollo Económico pues cuenta con una pobre participación del total del presupuesto para 2018, de apenas 0,5%. Teniendo en cuenta que este debe fortalecer el desarrollo de la ciudad los recursos son insuficientes para temas tan importantes como  “trabajo decente a la ciudad” pues las metas en materia de vinculación laboral son escasas y la tasa de desempleo según el DANE a Septiembre fue de 10.4%. Por otro lado, se debe garantizar la generación de ingresos a importantes grupos poblacionales como personas con discapacidad sus cuidadores (as) y jóvenes de todas las localidades que están en edad de trabajar. De acuerdo con esto, la ponencia  recomienda aumentar la apropiación en  $10.000 millones los cuales permitirían mejorar la política de trabajo en Bogotá. 

En contraste con esto y teniendo en cuenta que el 75% del área de la ciudad es rural, la disminución de recursos para 2018 en (-51%) desincentiva los procesos productivos de la actividad agropecuaria. En este sentido es apremiante la garantía de productividad como parte fundamental de la cadena de abastecimiento en el proceso de seguridad alimentaria. Por ello, se propone un incremento de $4.000 millones.

Como parte importante de la economía de la ciudad las actividades de trabajo informal deben ser una prioridad para el próximo año, por esto se sugiere aumentar los recursos para este proyecto en $1.000 millones  ya que son más de 50.000 ciudadanos quienes ejercen actividades informales como fuente de recursos para el sustento familiar por lo tanto se requiere que el impacto de los programas de formación e inclusión tengan mayor  cobertura. 

Por otra parte el sector Mujeres, presenta preocupantes  cifras en materia de violencia (sexual, psicológica, doméstica, económica, laboral, etc.), se encuentra totalmente rezagado en cuanto a recursos para 2018 con una participación del presupuesto total de 0,2%; por esta razón, las metas contempladas en el Plan de Desarrollo deben ser replanteadas y tener un soporte económico que permita financiar todos los proyectos que este sector tiene  para garantizar la atención integral de las mujeres en Bogotá. Por este motivo, se ha solicitado a la Administración Distrital que para 2018 se realice un incremento de $25.000 millones al presupuesto de inversión del sector. 

Sobre el Sector Cultura, el concejal  aclara que desde la administración anterior se dispusieron recursos por un monto de aproximadamente $15.000 millones  que financiarían la nueva sede de la “Orquesta Filarmónica de Bogotá” compromiso que se adquirió en el Plan de Desarrollo “Bogotá mejor para Todos”, el cual en lo corrido de estos dos años se ha incumplido. Se hace necesario que el Gobierno Distrital devuelva los recursos para la construcción de  la sede propia de las Orquesta Filarmónica de Bogotá, que sumandos a $30.000 millones solicitados ayudarían a la  adquisición del predio y construcción de dicha sede. 

En cuanto al Instituto Distrital de las Artes y el proyecto de prácticas artísticas incluyentes, descentralizadas y al servicio de la comunidad se encuentra una reducción en materia presupuestal de (-12,3%) para el año 2018. Teniendo en cuenta que algunos componentes esenciales de este proyecto se relacionan con la promoción de la lectura y la escritura, además de la promoción de la participación y el control social, se propone un incremento de $3.000 millones.

En materia de Salud, Nieves Herrera propone adicionar al presupuesto programado del proyecto “Atención Integral en Salud”  $50.000 millones teniendo en cuenta que presenta una disminución del (-23%), situación que afecta el cumplimiento del propósito fundamental que consiste en erradicar la desnutrición en menores de cinco años, reducir al 0,9 la tasa de mortalidad por tuberculosis, y avanzar en la ejecución de acciones de promoción y prevención en salud las cuales permitirían ganar en salud y prevenir enfermedades. 

Para el sector Hábitat, se deben mantener los recursos apropiados en 2017 aumentando $5.000 millones para el proyecto de “Reasentamiento en Zonas de Alto Riesgo”, esto teniendo en cuenta, que según datos del Plan de Desarrollo, en Bogotá hay 8233 familias en riesgo identificadas por fenómenos de remoción en masa e inundación, de las cuales, casi la mitad corresponden al rezago del programa de reasentamiento de la última década. 2.908 de estas familias se encuentran recomendadas mediante concepto técnico al programa de reasentamiento, y requieren la atención urgente por parte de la Administración Distrital.

Con respecto al “Mejoramiento de Barrios”, aproximadamente el 21% del suelo urbano de la ciudad ha sido urbanizado de manera informal. Estos asentamientos se caracterizan por condiciones agudas de pobreza de las familias y presentan problemas de accesibilidad y conexión. Adicionalmente se observa déficit de espacio público y equipamientos para la prestación de los servicios sociales. Por esto, antes que  reducir  en (-15,1%), los recursos  que financian estos temas se deben mantener  los recursos que se apropiaron para 2017 con el fin de continuar la ejecución de las metas que aún no se cumplen en esta materia, en consecuencia, se propuso adicionar en $3.000 millones. 

Otra de las grandes propuestas del cabildante fue la creación de un nuevo proyecto sobre el “Modelo alternativo sostenible para el manejo de los residuos sólidos” con el fin de iniciar  los estudios para la creación de un modelo alternativo sostenible en el manejo de los residuos sólidos urbanos y rurales que permita el aprovechamiento total de los mismos y propender por la clausura y la sustitución del Relleno Sanitario Doña Juana en el mediano plazo, por tal razón se solicitan recursos por un monto de $5.000 millones.

Se propuso adicionar recursos por $10.000 millones con el fin de dar cumplimiento al Acuerdo 655 de 2016, “Por el cual se establece el uso de fuentes no convencionales de energía  – FNCE – en el Distrito Capital”, con el que se debe dar inicio a  reemplazar y/o modificar progresivamente el alumbrado público (postes de luz) de Bogotá por luminarias basadas en tecnologías renovables como energía eólica y/o solar, las cuales son más económicas y sustentables con el medio ambiente y harían frente a la creciente demanda de energía, en el empeño de contribuir a la realización de este proyecto y de contribuir con la mitigación de los efectos del cambio climático.

En materia de movilidad Nieves Herrera, afirma que esto debe trascender  el tema de Transmilenio y Metro, se debe fortalecer la movilidad de los bogotanos en las localidades. En este sentido se propone incrementar en $55.000 millones  con el fin de fortalecer las Redes Ambientales Peatonales Seguros – RAPS y  garantizar una movilidad digna para los ciudadanos que habitan en zonas de difícil accesibilidad en los barrios de localidades como Ciudad, Bolívar, Rafael Uribe Uribe, San Cristóbal y Usaquén a través de la construcción de escaleras eléctricas y la adecuación de vías exclusivas para el uso de bicicletas, acompañado de  la demarcación de 1.000 cebras y/o pasos peatonales seguros.

En cuanto a la conservación de vías y calles completas para la ciudad, la ponencia realizada por el cabildante ha solicitado $ 100.000 millones, teniendo en cuenta que el 49% de la malla vial intermedia y local se encuentra en mal estado, y que la movilización de los ciudadanos está restringida por el deterioro actual de la misma y por falta de recursos para invertir en actividades encaminadas a su  mantenimiento y conservación.

Por último, y como una manera de mejorar las condiciones de vida de las familias bogotanas a través de la liberación de recursos que atienden la canasta familiar  se debe dar inicio a la implementación del Acuerdo 615 de 2015, “Por el cual se crea la tarifa estudiantil en el Sistema Integrado de Transporte Público – SITP del Distrito Capital”, que beneficiará aproximadamente a 340.000 estudiantes de los estratos  1, 2 y 3. En este sentido, se solicita un monto total de $140.923 millones para la vigencia 2018 lo que representa apenas el  0.7% del presupuesto total para el próximo año. 

En el mismo sentido, se solicita a la Administración Distrital restituir el  beneficio  del subsidio para el transporte público a las personas con discapacidad, que fue disminuido a través del Decreto 131 de 2017, por lo cual se solicita aumentar los recursos del diferencial tarifario en  $43.141 millones, pues este es un derecho adquirido que debe ser respetado por los gobiernos de turno. 

Finalmente, el Concejal Celio Nieves Herrera afirma que el reto para el año 2018 por parte de la Administración Distrital debería ser invertir recursos con miras a aumentar el Gasto Público Social que para 2015 fue de 70,6% y para los años 2016 y 2017 ha sido 68,1% y 63,3% respectivamente, lo cual refleja una disminución de 7,3 puntos porcentuales frente a 2015. En contraste con lo anterior la inversión social es clave en la incidencia del indicador de pobreza que para 2016 fue 11,6 % aumentando la brecha de desigualdad. Por ello, el Gasto Público Social se debe fortalecer con miras al mejoramiento de las condiciones de vida de los bogotanos.  

 

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER