Conecta con nosotros

Nacional

Hay algo que no cuadra

Por Juan Manuel López Caballero  

Es evidente que no cuadra la percepción del país con lo que presentan y reivindican las autoridades. No de otra manera se explican las protestas que espontáneamente surgen de casi todos los sectores. Porque se debe enfatizar que es una manifestación nacida de las bases y no solo

Publicado

en

Por Juan Manuel López Caballero  

Es evidente que no cuadra la percepción del país con lo que presentan y reivindican las autoridades. No de otra manera se explican las protestas que espontáneamente surgen de casi todos los sectores. Porque se debe enfatizar que es una manifestación nacida de las bases y no solo

del agro (fuera de cafeteros, paperos, arroceros, cacaoteros, lecheros, etc. están mineros, transportadores, sector salud, etc.).

Sin embargo las autoridades siguen en alguna forma repitiendo la idea de que ‘el país va mal pero la economía va bien’. Esto es obvio que no puede ser cierto, porque sería un antimorón (como subir para abajo), pero si lo puede ser una de sus partes. En este caso fácil es saber cuál, cuando se tienen pendientes y fracasados los intentos de reformas a la Justicia, a la Educación, a la Salud; o resultados (más bien falta de…) como los de Colpensiones; o promesas de futuro ante la poca  realización de algo en el presente, como en infraestructura de carreteras; o se mantienen los peores indicadores del continente en aspectos tan sensibles y trascendentales como la desigualdad o el desempleo.

Pero eso hace necesario entender dónde la otra parte la de ‘la economía va bien’ está errada.

Y es que el descuadre en ésta no solo existe sino es igual de protuberante.

Y no solo entre lo que se dice y la realidad, sino en el contenido económico. Por ejemplo “la prioridad que tiene para el gobierno la política agraria” no corresponde al análisis de José Darío Salazar –que como expresidente del Directorio Conservador y en consecuencia de la ‘Unidad Nacional’ debe estar informado- muestra el caso del agro que es el hoy más afectado, y destaca las siguientes disminuciones en el proyecto de presupuesto para 2014 presentado por el Gobierno al Congreso: en inversión en Ministerio de Agricultura 32.54%; en el ICA 37%; en INCODER 55%; en Acuicultura y Pesca 21%; en restitución de tierras 17%.

La divulgación por parte de Mauricio Vargas sobre el déficit del recaudo de 11 billones en el primer semestre también tiene algún fundamento, aunque parece tener algo del ‘síndrome de la chiva’ y el gobierno no lo comparte. Lo real es que al desfase que sí se reconoce de más de 3 billones debe sumársele las adiciones ya aprobadas por otro tanto, y las que con motivo de estos paros (v. Gr. el PIC cafetero) ahora se multiplican. Como los ingresos por ‘impuesto de guerra’ también se terminan, lo que estos cubrían se trasladan a cargo del presupuesto general y el crecimiento esperado inicialmente de 4.8% fue bajado al 4.3% y hoy se estima que puede quedar entre el 3.5% y el 4%, y tendiendo al límite bajo. Y aunque aún no se sabe las repercusiones que puede tener la pérdida en el primer semestre de 1.600 millones de dólares (otros 3 billones de pesos) del Banco de la República en los ingresos del Estado, sí son un resultado nunca imaginado y un indicador de algo más grave que una simple partida contable. Desfase en el recaudo o en el presupuesto, no se sabe qué pasa o qué es peor (o si son ambos).

Esto por supuesto repercute en las proyecciones del año entrante, tanto porque ese desfase no está contemplado como un pasivo a cubrir, como porque la dinámica del crecimiento de la economía lejos de tender hacia el alza (como se presenta en el proyecto) tiende hacia la baja, es decir que con las expectativas de ingresos por aumento del PIB seguramente sucederá lo mismo que en el 2013.

Y medidas como las de la venta de ISAGEN por supuesto tienen por único propósito buscar en alguna forma el ‘cuadre’ (posiblemente liberando partidas del presupuesto general destinadas a infraestructura y cargándolas a esa venta), pero parece que la ley no permite tales improvisaciones.

Tan erradas eran las aseveraciones de que nuestra economía estaba blindada contra cualquier eventualidad como falso es el panorama que hoy se nos presenta. Como lo diría la lógica más elemental “el país va mal, entre otras, porque la economía va mal”… lo grave es que ese ‘entre otras’ puede tener más relevancia que lo económico…

26 de agosto de 2013.

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER