Conecta con nosotros

Internacionales

“La comunicación es el derecho que da la voz a todos los otros derechos”: Assange

Julian Assange, comentó que muchas naciones del mundo están siendo dominados por el poder liderizado por Estados Unidos que a través de sus instituciones, tratan de controlar la información de todo el planeta.

El fundador de WikiLeaks aseguró que actualmente en el mundo se crece una nueva alianza cultural que va a enfrentar las imposiciones de las grandes potencias. Aseguró que esta alianza está integrada en su mayoría por jóvenes y gobiernos progresistas.

Publicado

en

Julian Assange, comentó que muchas naciones del mundo están siendo dominados por el poder liderizado por Estados Unidos que a través de sus instituciones, tratan de controlar la información de todo el planeta.

El fundador de WikiLeaks aseguró que actualmente en el mundo se crece una nueva alianza cultural que va a enfrentar las imposiciones de las grandes potencias. Aseguró que esta alianza está integrada en su mayoría por jóvenes y gobiernos progresistas.

Estas declaraciones fueron ofrecidas por Assange en la última charla de la Cumbre para un Periodismo Responsable (Cupre), celebrada entre el 19 y 20 de junio en Guayaquil, Ecuador, en desarrollo de la cual aseveró que el mundo “está dominado por un centro de poder liderado por Estados Unidos, que cuenta con instituciones, como la Agencia Central de Inteligencia (CIA), que ha emprendido una batalla por controlar la información en todo el planeta”.

Para Assange, la gente joven es más susceptible a estas “corruptas instituciones” y por ello la están disciplinando. Asimismo, comentó que las corporaciones de espionaje interceptan en la actualidad una buena parte de las comunicaciones que desarrollan desde América Latina y en todo el mundo, para obtener información privilegiada y alcanzar objetivos económicos y comerciales.

De igual forma, afirmó que muchas empresas involucradas en ofrecer información, se han acercado mucho al poder, el cual -según sus palabras- debería ser vigilado.

Assange, se encuentra desde hace un año en la embajada ecuatoriana en Londres, a la espera de que el Gobierno británico le permita abandonar el Reino Unido, para poder gozar de un asilo político otorgado por Ecuador.

Se refirió  igualmente a la nueva “guerra” que se ha armado por el control de la información. El activista destacó que la disputa mediática es comparable con la lucha por el control del petróleo. “No entiendo cómo se entrega la misma información a todos y el resultado es diferente”, destacó Assange, con respecto al trato de las noticias. “También hay una guerra por la producción de la información. En ella participan empresas como el imperio Murdoch y CNN. Russia Today (RT), Telesur y Al-Jazeera están en el otro espectro de esta guerra de la información”.

Para Assange, la comunicación es el acto de ejercer el derecho más importante de la civilización. “Esta comunicación en la que estamos involucrados es una nueva construcción de la política internacional. El derecho a estar informados es subyacente en el ser humano. Quitarle esto al hombre es dejarlo sin absolutamente nada”.

El expositor resaltó además que “el derecho de la libertad de expresión es la voz de los otros derechos, ya sea el derecho a la vida, al estudio, a la salud. Ninguno de estos se puede comunicar sin este derecho subyacente”.

El fundador de WikiLeaks manifestó que “las potencias interceptan gran cantidad de comunicación”, con el objetivo de coartar la libertad de expresión de las personas. “Microsoft, Facebook, Google, Apple, todas estas empresas están en el negocio de la guerra por la información”, refirió Assange con respecto a que las redes sociales y grandes emporios de diversión conglomeran información de las personas y que esto es utilizado como una gigantesca base de datos. “Ustedes no son el cliente, son el producto”, dijo.

Acerca de las veces que le han coartado la libertad de expresión, habló de los convenios que tenía con diarios de gran credibilidad mundial, como el New York Times de Estados Unidos y el The Guardian de Inglaterra. “The New York Times se rehusó a publicar documentos de WikiLeaks y colaboró con la CIA, el Departamento de Estado y la Casa Blanca. El editor de este diario se negó a publicar los crímenes de guerra en Irak y la participación no ética del Departamento de Estado”, señaló.

El acuerdo que tenía WikiLeaks con el New York Times era que ellos tenían que publicar la información exacta, y el diario rompió el trato.

Con respecto al medio británico, éste omitió información que hubiera significado “algo negativo para algunas personas políticas”.

El australiano anunció que prepara un libro en el que cuenta varios ejemplos de censura que ha vivido.

 

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER