Conecta con nosotros

Titulares

La educación es un derecho, no una mercancía: senador Senén Niño en réplica a la ministra Gina Parody

“Es un adefesio admitir que sólo unos cuantos tienen derecho a la educación”, afirmó el senador del Polo Democrático Alternativo, Senén Niño Avendaño, en respuesta a la titular del ramo, Gina Parody, durante una sesión de la Comisión Sexta del Senado realizada en días pasados en la ciudad de Barranquilla.

En su intervención, el congresista Niño Avendaño llamó la atención en primer lugar a la Ministra por sus declaraciones al asegurar que en Colombia ciertamente sólo unos cuantos tienen derecho a la educación.

Publicado

en

“Es un adefesio admitir que sólo unos cuantos tienen derecho a la educación”, afirmó el senador del Polo Democrático Alternativo, Senén Niño Avendaño, en respuesta a la titular del ramo, Gina Parody, durante una sesión de la Comisión Sexta del Senado realizada en días pasados en la ciudad de Barranquilla.

En su intervención, el congresista Niño Avendaño llamó la atención en primer lugar a la Ministra por sus declaraciones al asegurar que en Colombia ciertamente sólo unos cuantos tienen derecho a la educación.

“No es posible que una Ministra de Educación aseveré que hay unos colombianos que tienen más derecho a la educación que otros. No es posible que diga que quienes ocupan los mejores rangos en la calificación de las pruebas Saber son los estudiantes que tienen derecho a la educación superior con unas becas crédito. Esto creo que no le corresponde decirlo a una Ministra de Educación de ningún País de este planeta”, señaló en forma categórica el senador del Polo.

Igualmente el legislador afirmó que Colombia está muy lejos de cumplir con los Objetivos del Milenio de la ONU en términos de cobertura y calidad. Hizo un recuento de las injusticias y equivocaciones que desde la Constitución se han venido ejerciendo para la educación; no sólo superior, sino también las desigualdades en la educación escolar.

“La Constitución Política de Colombia –dijo- impide que la educación sea gratuita. Es un adefesio, admitirlo en un evento de esta categoría. No podemos seguir esperando que el Gobierno entienda que el tamaño de clase no tiene relación con la calidad. 40 o 50 niños por curso golpean la calidad de la educación. Ya sé que la Ministra me va a decir que los grandes estudios de la OCDE nos demuestran que el tamaño del curso no tiene relación con la calidad. Sin embargo, es raro que los países que hacen parte de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, considerado el aparato publicitario del neoliberalismo) como Estados Unidos, tienen como promedio por debajo de 20 niños por cada curso; este es un tema que hay que revisar”.

Así mismo, mencionó que por más de cincuenta años se ha venido atropellando la labor del maestro: sin reconocimiento económico y social; desacreditando su trabajo y de forma directa, desmejorando la calidad de la Educación.
“Doce años después el Gobierno, le da la razón a FECODE admitiendo que hay que invertir en la Educación para mejorar la calidad, por fin le están reconociendo lo que hace muchos años los maestros venimos reclamando, y es el tema de la financiación”, recalcó Niño Avendaño.

Destacó igualmente la necesidad de encontrar tanto en lo jurídico, político y tributario una solución a la financiación, una financiación real: acercándose a una educación pública para todos los colombianos. La educación es un derecho, no es una mercancía o un negocio para beneficio de unos pocos; mientras la mayoría se quedan sin oportunidades, precisó.

“¿Será que las transnacionales minero-energéticas, las transnacionales telefónicas, y en general la banca colombiana, que tienen grandes utilidades, reconocen que tienen una deuda con los colombianos? ¿Por qué en la propuesta tributaria para estas grandes empresas, no hay un gravamen que sea destinado para la financiación de la educación en Colombia?, fueron los interrogantes que formuló durante su intervención el senador del Polo.

Aproximadamente, 630.000 bachilleres salen al año, de ellos sólo 160 mil  ingresan a una universidad y el resto se quedan sin posibilidades de una educación superior.  Por eso el congresista Niño Avendaño se quejó de que Colombia lleve doce con la misma política y modelo educativo sin renovación, sin avances y sin posibilidades de una educación integral, gratuita y de calidad.

 

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER