Conecta con nosotros

Nacionales

Los mensajes de voz de “Caliche” al testigo Juan Guillermo Monsalve en caso Uribe

El Espectador revela los contenidos fundamentales de los mensajes del comerciante que Carlos Eduardo López Callejas envió al testigo Juan Guillermo Monsalve, como intermediario para que Monsalve accediera a retractarse de sus señalamientos a los hermanos Uribe Vélez.

Publicado

en

El Espectador revela los contenidos fundamentales de los mensajes del comerciante que Carlos Eduardo López Callejas envió al testigo Juan Guillermo Monsalve, como intermediario para que Monsalve accediera a retractarse de sus señalamientos a los hermanos Uribe Vélez.

 

Por Catalina Vargas Vergara

El Espectador revela los contenidos fundamentales de los mensajes del comerciante que Carlos Eduardo López Callejas envió al testigo Juan Guillermo Monsalve, como intermediario para que Monsalve accediera a retractarse de sus señalamientos a los hermanos Uribe Vélez.
“Venga le digo, señor, ¿qué fue lo que pasó?”. Con esta frase empieza la secuencia de mensajes de voz, a través de Whatsapp, que, durante varios días, el comerciante Carlos Eduardo López, conocido como Caliche, envió a Juan Guillermo Monsalve, testigo que dice saber de los nexos de Santiago Uribe Vélez con el grupo de Los 12 Apóstoles. El mismo personaje por el cual la Corte Suprema de Justicia ordenó investigar al expresidente Álvaro Uribe.

El nombre de Carlos Eduardo López salió a relucir el pasado 24 de julio, a raíz de la decisión de la Corte Suprema, y en esencia se le señala como la persona que contactó a Juan Guillermo Monsalve en la cárcel La Picota, para tratar de convencerlo de que se retractara de sus señalamientos contra los hermanos Uribe Vélez. En medio de esos mensajes de voz, salió a relucir también el representante del Centro Democrático Álvaro Prada, hoy también investigado por la Corte Suprema.

El Espectador conoció los 32 mensajes de voz que López envió a Monsalve. Inicialmente López le manifestó que era muy amigo del presidente del Centro Democrático en el Huila, quien supuestamente le dijo que tratara de hablar con Monsalve para ver la manera de que hiciera un video de retractación. El representante Álvaro Hernán Prada ha negado esta conversación, y ha dicho que quien le ofreció la retractación fue Caliche, por su supuesta cercanía con Monsalve.

No obstante, en los primeros mensajes, López Callejas insistió en su diálogo con Prada, incluso atribuyéndole frases o enlaces con un personaje mayor a quien llama “el viejo”, de quien dijo que lo escuchó decir que sí podía hablar con Monsalve para que le mandara un video diciendo que ese hp (Iván Cepeda) le estaba prometiendo cosas que no puede cumplir. Al parecer, para tratar de convencerlo, López le insistió a Monsalve que su contacto era muy allegado a Uribe.

Por eso, una y otra vez le dijo textualmente: “hable con ese señor Prada”. Y luego agregó: “me están cogiendo de emisario, pues de emisario voy. Y de parte del viejo voy porque yo estoy es con usted cucho, si me entiende, porque a la hora del té el otro no le resuelve ni puta mierda”. Carlos Eduardo López, según un informe del diario El Tiempo, manifestó que le ha entregado muchos bandidos al Ejército y por eso aparece en sus redes posando en fotos con uniformes camuflados.

Después de varios mensajes de voz insistiendo en el enlace del presidente del Centro Democrático en el Huila y aceptando que está obrando como intermediario, López Callejas le dijo a Monsalve: “usted ¿qué piensa si de pronto me subo para Bogotá y me entrevisto directamente con ese abogado de él, que es el doctor Granados? Esos están a lo que yo les diga, o cuando se los diga, señor”, tratando de convencerlo de su cercanía al círculo de Uribe.

Ante los reparos de Monsalve, su interlocutor le comentó: “pues yo no sé, cucho, todo el mundo le promete a usted cosas, pero yo no lo veo afuera, pasan los años y usted ahí, chupando candado”. Después le dijo que esperara porque iba manejando e iba a consultar a su patrón. Luego le aclaró que el viejo tenía que presentar unas pruebas y era bueno que diera la declaración, “diciendo que el hombre le ofreció prebendas, que nunca le cumplió, a cambio de enredarlo a él”.

Minutos después, literalmente, observó: “bueno, eso fue en pocas palabras lo que acabo de hablar con ese señor Prada (…) que, por favor, si les podía ayudar con esa declaración, que ellos le garantizan, le prometen y le cumplen”. Y más adelante, insistiendo con la retractación señaló: “lo necesitan pal’ viernes (…), un documento donde digan que se van a comprometer a meterle todos los abogados del mundo para ayudarlo a usted, para después pasarlo a la JEP”.

Después de insistirle, López Callejas le expresó en tono de interrogante: “¿Entonces qué, cucho? Usted me ordena y yo me arrastro. ¿Qué hago con esos hijueputas? Usted me dice cómo es la vuelta”. Y de inmediato, tras insistirle que la línea es directamente con el viejo, sin intermediarios, le dijo en un mensaje de voz: “de ahí pa’ allá, todo es ganancia pa’ usted (…) usted metido en ese hueco y lo que le digo es que usted tiene que salir lo más pronto posible”.

Tiempo después, López le envió otro mensaje a Monsalve diciéndole: “pues ahí llegaron esos viejos y me dijeron lo mismo, que se comprometen. Sino que están todos cagados. Ese señor Prada esta cagado de miedo y me dijo que me ayudaba, que me cumplía, pero todo por escrito”. Y luego expresó: “y ya tengo un plan B, también. Tengo plan A y plan B pa’ lo de la JEP. Por aquí me reuní con otra gente y ya parece que esto es un hecho. Yo necesito es que usted me diga”.

En el último de los mensajes de voz, horas antes de que estallara el escándalo por los anuncios de la Corte Suprema de investigación contra el expresidente Uribe y citación a declaración a un sinnúmero de personajes, Carlos Eduardo López manifestó: “Qué, mi viejo, ¿Cómo vamos? Por ahí llamaron otra vez, han estado llamando, ¿Qué les digo?”. López Callejas, conocido como Caliche, fue citado por la Corte Suprema de Justicia para que explique sus mensajes.

Como se sabe, el magistrado José Luis Barceló, que firmó la apertura de investigación contra el senador Uribe, anunció que el expediente fue remitido a la Sala Especial de Primera Instancia, recién creada. Su anuncio se dio casi al tiempo que se armó otro escándalo, al conocerse que las interceptaciones al expresidente se habían dado por un suceso “imprevisto e inevitable”, pues en medio de una investigación contra un congresista, apareció el número de Uribe.

El pasado lunes, el relator especial sobre la independencia sobre los magistrados y abogados de las Naciones Unidas, Diego García-Sayán, envió una comunicación a la Cancillería para solicitar información sobre el caso que se adelanta en la Corte Suprema respecto a los congresistas Álvaro Hernán Prada y Álvaro Uribe Vélez, con el propósito de garantizar la independencia del poder judicial en Colombia. En la comunicación pidió una respuesta antes de 60 días.

Para escuchar los 32 mensajes de voz enviados vía Whatsapp por Caliche, haga click aquí

Tomado de https://www.elespectador.com

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER