Conecta con nosotros

Nacional

Mermeladitis

Por Eudoro Álvarez  

Indigna a las gentes de bien, cansadas de los malos gobiernos en Colombia, el Meta y los municipios de nuestra geografía, el transcurrir de la campaña electoral para elegir Congreso y luego Presidente de la República. A propósito, con qué autoridad habla de la “mermeladitis” aguda del santismo,

Publicado

en

Por Eudoro Álvarez  

Indigna a las gentes de bien, cansadas de los malos gobiernos en Colombia, el Meta y los municipios de nuestra geografía, el transcurrir de la campaña electoral para elegir Congreso y luego Presidente de la República. A propósito, con qué autoridad habla de la “mermeladitis” aguda del santismo, Uribe, quien la usufructuó hasta el abuso?
 

La desvergüenza extendida; el presidente repartiendo “mermelada” venteada; el gobernador con candidato propio en las parlamentarias y los alcaldes dedicados a elegir sus patrones, mientras el desgobierno campea.
 

Suben el precio de los combustibles hasta los más altos niveles mundiales; las casas gratis, de Santos y Vargas Lleras, vistas solo en titulares de prensa; los secretarios de despacho, sí, los de la gobernación, de campaña con candidato a bordo; la ley de garantías violada con antelación, pues los aspirantes “taquearon” de recomendados las nóminas oficiales; de esto no se salvan ni las instituciones autónomas, en donde florecen las OPS, todo en refuerzo de la “democracia”.
 

Mientras el presidente impulsa su política económica central, Los TLC, los arroceros, maiceros y soyeros se arruinan; los cultivadores de frijol están amenazados por el mismo fenómeno; con razón el Santos es acusado de traición a la patria. Eso, sí, los candidatos que apoyan al mandatario, prometen salvarlo.
 

Entre tanto, los aspirantes no dicen ni pío; ellos hablan a través de la mermelada y el billete compra-conciencias; nadie explica la ofensiva proliferación de publicidad política, desmedida, si se compara con los salarios que devengarán los parlamentarios; solo el asalto al erario explica el gigantesco gasto.
 

Invitan a votar por candidatos maquillados cuyo compromiso es con programas que golpearán la gente. ¿Cómo decidirán reformas a la salud si su adeudo es con las EPS? ¿Cómo zanjarán la reversión de Pacific Rubiales si sus campañas las aceita la multinacional? ¿Cómo votarán la reforma de la educación superior si son funcionarios de las universidades privadas? ¿Cómo opinarán contra los abusos de las prestadoras de servicios públicos si los impulsan los dueños de esas empresas? ¿Cómo frenan el mal servicio de las telefónicas si éstas les subsidian sus empeños electorales? ¿Cómo protegerán a los trabajadores de la tercerización si los explotadores les “aceitan” su maquinaria?
 

Hay un denominador común de los candidatos de la Unidad Nacional, la fracción conservadora y el Centro Democrático: el programa que aplicará el “nuevo” gobierno, de triunfar cualquiera de esas opciones; no habrá ningún cambio y por el contrario se acentuarán las medidas que agobian a la mayoría de colombianos. “No podemos votar mal el 9 de marzo y aspirar a que nos gobiernen bien el día siguiente”.

10 de febrero de 2014.

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER