Conecta con nosotros

Nacionales

Otra condena a excongresista por parapolítica

Dentro de los procesos de la parapolítica, la Corte Suprema de Justicia consideró que el exrepresentante a la Cámara  por el Partido Conservador, Luis Fernando Almario Rojas, sostuvo vínculos con Carlos Mario Jiménez, alias “Macaco” y el Bloque Central Bolívar.

Almario fue condenado a diez años de prisión por vínculos con el Bloque Caquetá de las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá y el Frente Sur Andaquíes del Bloque Central Bolívar entre los años 2001 y 2006.  La sentencia está sustentada en los delitos de concierto para delinquir y promoción de grupos armados al margen de la ley que se le probaron al exdirigente político del departamento del Caquetá.

Publicado

en

Dentro de los procesos de la parapolítica, la Corte Suprema de Justicia consideró que el exrepresentante a la Cámara  por el Partido Conservador, Luis Fernando Almario Rojas, sostuvo vínculos con Carlos Mario Jiménez, alias “Macaco” y el Bloque Central Bolívar.

Almario fue condenado a diez años de prisión por vínculos con el Bloque Caquetá de las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá y el Frente Sur Andaquíes del Bloque Central Bolívar entre los años 2001 y 2006.  La sentencia está sustentada en los delitos de concierto para delinquir y promoción de grupos armados al margen de la ley que se le probaron al exdirigente político del departamento del Caquetá.

Según la Corte Suprema de Justicia, el exrepresentante Almario se benefició políticamente de los paramilitares para llegar al Congreso. Fueron varios los testigos en contra de Almario Rojas, entre ellos José Germán Senna Pico, alias “Nico”, y Carlos Fernando Mateus, alias “Paquita”, los que advirtieron el apoyo político, electoral y militar que le dio el Bloque Central Bolívar.

Asimismo, fue señalado de sostener reuniones con el comandante paramilitar Carlos Mario Jiménez, alias “Macaco”. “Quedó demostrada la asociación para delinquir en la cual incurrió el dirigente político en la promoción de las autodefensas, que se dio de las contraprestaciones pactadas en sus reuniones con integrantes de las mismas y que se tradujeron en la alianza delictiva”, sostuvo la Corte Suprema de Justicia.

Almario Rojas fue enviado a prisión en junio de 2013, cinco años después de haber renunciado al Congreso. Ahora tendrá que cumplir la sentencia a 120 meses de cárcel y una multa de 11.000 salarios mínimos.

No obstante la condena, este excongresista vinculado con los paramilitares sigue teniendo influencia política en su región, pues su hermana Nelly Almario es la registradora departamental en el Caquetá.

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER