Conecta con nosotros

Titulares

Representante Wilson Arias agradece al pueblo vallecaucano su respaldo en las urnas y afirma que la lucha continúa

El representante a la Cámara por el Polo Democrático Alternativo del Valle, Wilson Arias Castillo analiza el contexto de corrupción en las últimas elecciones de Congreso en la siguiente declaración pública:

En medio de graves denuncias de fraude, en proceso de cuestionados escrutinios que aún hoy nos niegan una curul en la Cámara de Representantes, agradecemos el masivo apoyo de la ciudadanía en las pasadas elecciones.

Con algo más del 97% de avance del preconteo de la Registraduría, nuestro proyecto conseguía 24.168 votos (de un total de 48.852 que obtenía el Polo) en las elecciones del pasado 9 de marzo.

Publicado

en

El representante a la Cámara por el Polo Democrático Alternativo del Valle, Wilson Arias Castillo analiza el contexto de corrupción en las últimas elecciones de Congreso en la siguiente declaración pública:

En medio de graves denuncias de fraude, en proceso de cuestionados escrutinios que aún hoy nos niegan una curul en la Cámara de Representantes, agradecemos el masivo apoyo de la ciudadanía en las pasadas elecciones.

Con algo más del 97% de avance del preconteo de la Registraduría, nuestro proyecto conseguía 24.168 votos (de un total de 48.852 que obtenía el Polo) en las elecciones del pasado 9 de marzo.

Esta cifra no solo representa un aumento de cerca del 30% respecto a la votación obtenida en las elecciones legislativas de 2010, sino una de las mayores votaciones individuales del Departamento, especialmente en la ciudad de Cali donde somos la segunda votación más alta.

Pero las particularidades del sistema electoral colombiano, esta alta votación, muy superior incluso a la obtenida por algunos candidatos que alcanzaron curul en el Senado, no es suficiente aún para lograr nuestro objetivo. Todo porque nuestro partido, el Polo Democrático, no alcanzaría con ella la cifra repartidora en el Valle, necesaria para lograr representación en la Cámara por el Departamento. Sin que concluyan los escrutinios, es superado hoy con un estrecho margen por el Movimiento Político MIRA. Lo contrario ocurrió con la circunscripción al Senado, que arroja un excelente resultado a nuestro Partido, otorgándole 5 curules, entre ellas las del vallecaucano Alexander López Maya.

Como una de las explicaciones del fenómeno en el Valle cuenta el diseño clientelar de la política colombiana; la diseminada práctica de la coacción y compra del voto, de “líderes” y de funcionarios; la precariedad del sistema electoral y su toma por los grandes capitales, circunstancia que en el Valle se dispara debido a la escalada puja entre capitales mafiosos y “legales”, que desbordan los circuitos financieros de las campañas, volatiza sus costos y “aceitan” la casi totalidad de la estructura social vallecuacana.

Otra de las explicaciones inmediatas de nuestro resultado electoral, surge de la división de la izquierda colombiana, hoy fragmentada en al menos tres facciones. Nuestros esfuerzos para vincular otras fuerzas y presentar una lista más robusta a las elecciones por el Valle, lamentablemente fueron estériles. Algunas de nuestras iniciativas no obtuvieron respuesta. Pero mantuvimos una lista integrada por luchadores sociales de diferentes sectores: campesinos, estudiantes, corteros de caña, artistas, entre otros. No obstante, la división de la izquierda no es la única explicación de que no alcancemos por ahora una curul. También han jugado otros factores: el voto en blanco, el matoneo mediático y evidentemente, el enorme fraude del que hablan en el Valle distintos sectores.

Un grupo de ciudadanos, algunos con buenas intenciones, otros francamente no, impulsaron el voto en blanco para las elecciones legislativas como una forma de protesta ante el desprestigio del Congreso y de la política en general. En el Valle específicamente, obtuvieron cerca de 71 mil votos, más del 7% de los votos válidos. Como siempre lo dijimos, el voto en blanco solo favoreció a las maquinarias y los partidos tradicionales, porque solo puede disputar el voto de opinión, al que le apostamos en buena medida las candidaturas alternativas e independientes. Mientras tanto, no logró “descabezar” a ninguno de los caciques tradicionales o a sus estructuras, ni en el Valle ni en otras regiones del país.

Algunos medios masivos de comunicación también estuvieron en contra nuestra, con constantes arremetidas a nuestra campaña popular. Principalmente, el Periódico El País y el Noticiero 90 minutos, que además de los permanentes ataques, sesgaba cualquier información, incluso aquella que nos otorgaba la primera posición en intención de voto con otro candidato, en sus propias encuestas.

Para completar, como hecho protuberante, el grave fraude denunciado por diferentes sectores políticos en el Departamento. Nos referimos a situaciones como la que se presenta en Buenaventura, donde hay una disputa entre dos candidatos del Partido Liberal, con acusaciones sobre votos que aparecen de la nada a favor del candidato de la administración municipal (también la Gobernación y las Alcaldías de Cali y Yumbo, jugaron dura y burdamente por sus propios candidatos, valga decirlo). Y hoy se han documentado sistemáticos falsos reportes en formularios y alteración de actas, y una inusitada y tendenciosa declaratoria de votos nulos que con frecuencia eran votos nuestros anulados sin razón.

Por ahora los escrutinios de la Registraduría no nos favorecen. Pero, pese a todo lo anterior, consideramos que la pérdida de la curul, en tales condiciones, no es una derrota absoluta. ¿Cómo hablar de derrota total, cuando demostramos que se puede hacer política desde formas y métodos limpios, de clave popular, desde la opinión y la construcción de una ciudadanía informada, y que esas máximas obtengan tan copioso apoyo electoral? Maticemos la tristeza con la alegría y satisfacción del deber cumplido, con el despliegue enorme de nuestro equipo y el apoyo ciudadano a este ejercicio colectivo que representó Wilson Arias a la Cámara. Indignémonos contra esta democracia restringida que plaga de injusticia a nuestra patria y continuemos luchando todos los días para cambiarla, esa es nuestra obligación y en ello seguimos comprometidos, con o sin curul en el Congreso.

No conseguimos el objetivo… por ahora.
Seguimos vigilantes del escrutinio en la Registraduría.
Mil gracias a todos, en su respaldo encontramos vivo el sueño de cambio.
 

WILSON ARIAS CASTILLO
Representante a la Cámara
Polo Democrático Alternativo.

 

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER