Conecta con nosotros

Internacionales

Brasil propone nuevo debate sobre desarrollo en América del Sur: “no basta con atenuar las desigualdades con gasto social”

El Telégrafo  

Entrevista con Roberto Mangabeira Unger, ministro jefe de Asuntos Estratégicos de la Presidencia del Brasil, quien visitó recientemente al Ecuador para proponerle al gobierno del presidente Rafael Correa un nuevo debate sobre  los alcances del desarrollo en la región.

Brasil propone a países vecinos una nueva estrategia de desarrollo en América del Sur. La iniciativa es abierta a gobiernos de distintas perspectivas ideológicas, sin sectarismos.

Publicado

en

El Telégrafo  

Entrevista con Roberto Mangabeira Unger, ministro jefe de Asuntos Estratégicos de la Presidencia del Brasil, quien visitó recientemente al Ecuador para proponerle al gobierno del presidente Rafael Correa un nuevo debate sobre  los alcances del desarrollo en la región.

Brasil propone a países vecinos una nueva estrategia de desarrollo en América del Sur. La iniciativa es abierta a gobiernos de distintas perspectivas ideológicas, sin sectarismos.

Por ello destaca que es necesario “refundar la economía de mercado con base en la democratización de capacitaciones y de oportunidades”.

Para explicar la propuesta, el ministro jefe de Asuntos Estratégicos de la Presidencia del Brasil, Roberto Mangabeira Unger, ha realizado visitas oficiales a Chile, Paraguay y Ecuador.

El Telégrafo conversó con el filósofo y político brasileño, autor de una veintena de libros sobre teoría social, pensamiento jurídico y económico, alternativas políticas y filosofía. Su obra expone y desarrolla los ideales de una sociedad más libre y menos rígida y jerárquica.

Su agenda en  Quito fue doble: por un lado, profundizar una discusión con Ecuador sobre el modelo de desarrollo para Sudamérica y por otro lado, encontrar iniciativas tangibles que este país andino y Brasil puedan en el futuro compartir, entre ellas, el desarrollo sostenible de la Amazonía.  

¿Qué agenda comprende su visita a Ecuador?

Proponer al Gobierno de Ecuador y a todos sus ciudadanos un nuevo debate sobre el desarrollo en América del Sur. Estamos convencidos de que la base más profunda de unión sudamericana debe ser una gran convergencia en estrategias y desarrollo.

¿Convergencia de estrategias de desarrollo para que sean acogidas solo por países progresistas de Sudamérica o por quiénes más?

Por todos. No debe ser excluyente, debe ser amplio, que permita una participación de países y gobiernos  con vocabularios ideológicos diferentes.

La idea de reinventar y refundar la economía de mercado con base en democratización de capacitaciones y oportunidades, debe ser abierta a países y gobiernos de diferentes perspectivas ideológicas. No es una iniciativa sectaria que reúna un grupo de países contra otros, lo vemos como una iniciativa capaz de atravesar barreras ideológicas.

Es necesario construir una nueva estrategia de desarrollo basada en capacitaciones educativas y oportunidades de producción, con un productivismo incluyente y una gran diferenciación entre democratizar la economía del lado de la demanda, como lo hicimos hasta ahora en Brasil, pero también  democratizar la oferta.

La democratización del lado de la oferta es ir a innovaciones institucionales; la democratización del lado de la demanda se puede hacer solo con dinero.

¿Cómo se construye esa nueva agenda de desarrollo?

La estamos construyendo por ejes. Uno de ellos es el proyecto para cualificar la educación pública para construir en conjunto, por ejemplo,  un nuevo modelo de escuela técnica secundaria, basada en capacitaciones prácticas, flexibles, exigidas por tecnologías actuales.

Se buscará una georientación radical del paradigma curricular y pedagógico para construir una enseñanza analítica.

Otro se relaciona con las iniciativas destinadas a estimular empresas medias de vanguardia, para asegurar, por ejemplo, que el vanguardismo de la economía del conocimiento no quede confinado a sectores avanzados no vinculados a otros sectores de la economía.

¿Qué otro eje abarca?

Lo que llamamos un productivismo incluyente, un conjunto de iniciativas destinadas a cualificar la producción, pero al mismo tiempo a democratizar las oportunidades productivas.

Ahora el esfuerzo es coordinar el acceso a capital, a tecnología, a prácticas avanzadas y a mercados mundiales para fomentar el emprendimiento de vanguardia.

Es el inicio de una reinvención de la economía de mercado.

La premisa es que no va a regular el mercado y no basta con atenuar las desigualdades generadas en el mercado por medio de gasto social, sino que es necesario democratizar el mercado, innovando en las instituciones económicas.

Nosotros entendemos que no podemos organizar un productivismo socialmente progresista e incluyente tolerando, por ejemplo, una precarización creciente de la fuerza de trabajo.

También está el tema de la confusión en el debate ambiental.

¿Cuál es el objetivo, hacia dónde apunta?

Innovar en la organización institucional de la economía de mercado. Crear una economía en la que las prácticas productivas avanzadas se puedan diseminar por grandes áreas del sistema de la producción y no ser privilegio de élites o de pequeñas minorías en los sectores intensivos en capital.

Proponemos crear un nuevo paradigma de política regional, construida desde abajo hacia arriba, y no solamente de arriba hacia abajo.

El Telégrafo, Ecuador.

 

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER