Conecta con nosotros

Titulares

Denuncia del excongresista Wilson Arias: Forest First, la nueva extranjera que concentra baldíos en la altillanura colombiana

Dentro de las graves denuncias que viene haciendo el exrepresentante a la Cámara por el Polo Democrático Alternativo, Wilson Arias Castillo sobre la concentración ilegal de baldíos, aparece la multinacional Forest First que opera en la altillanura colombiana.

Este y siete casos más, documentados por Arias Castillo, serán incorporados por la Contraloría General de la República como insumo de la Actuación Especial que prepara para octubre.

Publicado

en

Dentro de las graves denuncias que viene haciendo el exrepresentante a la Cámara por el Polo Democrático Alternativo, Wilson Arias Castillo sobre la concentración ilegal de baldíos, aparece la multinacional Forest First que opera en la altillanura colombiana.

Este y siete casos más, documentados por Arias Castillo, serán incorporados por la Contraloría General de la República como insumo de la Actuación Especial que prepara para octubre.

De acuerdo con la denuncia del excongresista del Polo, la multinacional Forest First (“Forestal de la Orinoquia”) ha desarrollado nuevas modalidades de acaparamiento de baldíos en la altillanura colombiana. Mediante la creación de varias Fiducias con propietarios “menores” y  su acumulación a través de contratos de usufructo con la “Fiduciaria Forest First”, la corporación habría concentrado al menos 20 mil hectáreas de tierras baldías. Según la página web de la compañía, las tierras se destinarían para uso comercial (70%) y para una discutible “conservación” forestal (30%), que a la postre también constituye uno de los más promisorios  negocios internacionales.

Sobre la concentración del uso de tierras se ha consolidado ya una severa crítica por numerosos especialistas, que la relacionan con la historia de violencia en el campo colombiano. Pero además, en el caso de la altillanura, ésta parece ser la antesala de la concentración de la propiedad: primero se ocupa y luego se compra. Tal es el caso de otra compañía colombiana: la “Reforestadora Guacamayas”, que ha constituido primero fiducias y posteriormente suscribe contratos de usufructo en pedios que después son comprados por la empresa concentradora. Este modus operandi recuerda el utilizado recientemente por el Ingenio Rio Paila, que otorgaba créditos a nuevos compradores para suscribir contratos de arrendamiento, concentrar su uso y posteriormente adquirirlos directamente a través de un Holding conformado en Europa.

Los casos han sido denunciados en informe presentado a la Contraloría General de la República por el excongresista Wilson Arias. En él se documentan además oros casos, como los de Maria Catalina Raffo Palau y Carlos Arturo Llano Henao, en cuyas adquisiciones también se registran enormes similitudes con el “procedimiento Rio Paila”, también del Valle del Cauca, como el nuevo caso denunciado. Idéntico procedimiento utilizó la multinacional Cargill, para hacerse a tierras con antecedente de baldío en la misma zona, con asesoría del bufete Brigard & Urrutia.  

El completo informe de Arias a la Contraloría, documenta en total ocho nuevos casos de acumulación ilegal de tierras en la Altillanura, que suman más de 40 mil hectáreas. Por su parte, el organismo de control ha señalado que incorporará el documento como insumo de la Actuación Especial que prepara para el mes de octubre.

Aquí el PDF de la sustentada denuncia del excongresista Arias ante la Contraloría General de la República

 

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER