Conecta con nosotros

Titulares

“El mejor homenaje que le podemos hacer a Carlos Gaviria es comprometernos con la paz y con la estrategia de convergencia democrática”: Clara López

“En el voto por la paz coincidimos con Carlos Gaviria” y  “ahora tenemos que buscar coincidencia hacia algo muy importante: la estrategia de la convergencia democrática de los sectores alternativos con miras a propiciar cambios profundos en la vida política, social, cultural y económica del país”. Este fue uno de los ejes de la intervención de la presidenta del Polo Democrático Alternativo, Clara López Obregón, durante el acto solemne en memoria del maestro Carlos Gaviria Díaz, que se realizó el jueves 31 de marzo en la sede nacional de esta colectividad de izquierda, al cumplirse el primer año de su fallecimiento.

Publicado

en

“En el voto por la paz coincidimos con Carlos Gaviria” y  “ahora tenemos que buscar coincidencia hacia algo muy importante: la estrategia de la convergencia democrática de los sectores alternativos con miras a propiciar cambios profundos en la vida política, social, cultural y económica del país”. Este fue uno de los ejes de la intervención de la presidenta del Polo Democrático Alternativo, Clara López Obregón, durante el acto solemne en memoria del maestro Carlos Gaviria Díaz, que se realizó el jueves 31 de marzo en la sede nacional de esta colectividad de izquierda, al cumplirse el primer año de su fallecimiento.

Al destacar la impronta que dejó Gaviria Díaz en la academia, la magistratura y la actividad política, López Obregón, dijo que en las actuales circunstancias por las que atraviesa Colombia, este líder y referente histórico de la izquierda colombiana “estaría de acuerdo con la postura del Polo Democrático respecto de la necesidad de diferenciar entre el apoyo al proceso de paz y la crítica que levantamos permanentemente a la política social, económica y ambiental del Gobierno, como lo manifestamos unificadamente en el paro del pasado 17 de marzo en el que marchamos juntas todas las tendencias en unión de los trabajadores, estudiantes, organizaciones sindicales y sociales”.

El texto de la intervención de la dirigente política en el acto solemne en homenaje a Gaviria Díaz que le tributaron el Comité Ejecutivo Nacional y el Comité Distrital de Bogotá del Polo Democrático Alternativo, es el siguiente:

Rendirle homenaje a Carlos Gaviria como uno de los dirigentes más importantes que ha tenido la izquierda colombiana, siendo importante, no abarcaría el verdadero significado filosófico, jurídico y pedagógico que tuvo en la vida nacional. No olvidamos que antes de pasar a las actividades políticas abiertas y exitosas, Carlos Gaviria, desde la Corte Constitucional, jugó un papel decisivo en el desarrollo de una escuela de interpretación que recondujo la acción de tutela hacia el reconocimiento y amplificación de derechos que no estaban taxativos en las normas constitucionales y legales. El impacto libertario de sus sentencias sobre el libre desarrollo a la personalidad, el derecho a morir dignamente o a decidir la propia orientación sexual resuenan todavía en la proyección una sociedad que se había acostumbrado a la idea de que los derechos no tenían contenido real, ni los individuos “cartas de triunfo” frente a las mayorías.

Con esa actividad constitucional progresista, Carlos Gaviria mostró su talante de defensor y promotor del verdadero Estado social y democrático de derecho. Digamos, entonces, que Carlos Gaviria dejó una huella imborrable en su paso por la Corte Constitucional que los jóvenes particularmente la sienten así no conozcan su autoría cuando se visten, asumen actividades críticas y exigen ocupar su lugar en la sociedad.

Pero Carlos Gaviria no se quedó allí, dando sus aportes en el desarrollo positivo del derecho constitucional colombiano, sino que se lanzó a la arena política contribuyendo de manera decisiva a la formación de lo que hoy conocemos como el Polo Democrático Alternativo. Él venía del Frente Social y Político y fue pieza clave para lograr la fusión del PDI con ese frente otras importantes expresiones políticas alternativas de izquierda. Su desempeño fue tan positivo que en las elecciones en que fue candidato presidencial obtuvo la más alta votación que haya tenido la izquierda en nuestro país y con ello abrió el camino para lograr la constitución de un bloque de parlamentarios que está jugando un papel singular de defensa de los débiles y de análisis de la realidad del país que los coloca los lugares más destacados del Congreso Nacional.

Carlos Gaviria sin hacer cálculos personales llegó a expresar públicamente su pensamiento filosófico que se aparataba completamente de la profusa formación religiosa de la mayoría de su generación. Así fuera políticamente incorrecto, explicaba en qué consistía ser agnóstico y defendió la conceptualización del delito político que las mayorías quisieron desaparecer de nuestro ordenamiento constitucional. Y lo hizo con valor civil y entereza, sin pedirle permiso a nadie, mostrando el derecho que le asistía de ser un libre pensador de absoluta estirpe democrática y profundo compromiso ético.

Cómo nos hace de falta Carlos Gaviria. Cómo lo extrañamos en estos momentos en que en Colombia se vislumbra la posibilidad cierta de lograr la paz y de abrirle paso a la conformación de una nueva cultura de convivencia pacífica y democrática. Me pregunto: ¿Que hubiese sido de Colombia si hubiese llegado a la Presidencia el candidato de la ultraderecha quien había prometido levantarse de la mesa de negociaciones de La Habana y pasar su primera noche de Presidente retando a Nicaragua desde una fragata en el meridiano 82?

Hoy podemos decir que nuestra postura fue acertada. En el voto por la paz coincidimos con Carlos Gaviria quién en entrevista a El Espectador expresó su posición, polémica como tantas de las que expresó a lo largo de su vida, pero con la fuerza y la sencillez que le era habitual.

Ahora tenemos que buscar coincidencia entre nosotros para transitar el verdadero camino hacia algo muy importante que aprobó el IV Congreso del Polo: la estrategia de la convergencia democrática de los sectores alternativos con miras a propiciar cambios profundos en la vida política, social, cultural y económica del país lo cual no sería posible sin un proceso de paz exitoso.

Porque en ese terreno hay mucho que cambiar: además de la inaceptable desigualdad económica que coloca a Colombia como el país más inequitativo del continente más desigual del mundo, tenemos que limpiar las costumbres fraudulentas que se expresan en la compraventa abierta y notoria de votos dentro y fuera de la Registraduría Nacional del Estado Civil.

Para generar las condiciones de fortaleza necesaria para semejante empresa, el Polo no puede acudir a la convergencia democrática al destajo, fraccionado y disperso en sus distintas tendencias, sino como el partido que soñó Gaviria: sólido y unificado detrás de una política en materia de paz, convergencia y de consolidación organizativa que es nuestro deber construir de manera colectiva, fraterna y generosa.

Estoy segura que en este momento Carlos Gaviria estaría de acuerdo con la postura del Polo Democrático respecto de la necesidad de diferenciar entre el apoyo al proceso de paz y la crítica que levantamos permanentemente a la política social, económica y ambiental del Gobierno, como lo manifestamos unificadamente en el paro del pasado 17 de marzo en el que marchamos juntas todas las tendencias en unión de los trabajadores, estudiantes, organizaciones sindicales y sociales.

El mejor homenaje que le podemos hacer a Carlos Gaviria es comprometernos la unidad del Polo Democrático Alternativo. Pongámonos de pie y hagamos el compromiso de trabajar por esos postulados de unidad y convergencia que tanto defendió Carlos Gaviria Díaz.

VIVA CARLOS GAVIRIA
VIVA EL POLO
VIVA COLOMBIA.

Sede Nacional Polo Democrático Alternativo, Bogotá, 31 de marzo de 2016.

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER